Publicado el

Ávidas pretensiones

Ávidas pretensiones, de Fernando Aramburu

Avidas pretensionesTítulo: Ávidas pretensiones
Autor: Fernando Aramburu
Editorial: Seix Barral
Páginas: 416
Premio Biblioteca Breve (2014)

No va a ser fácil escribir esta reseña del último libro de Fernando Aramburu, nada fácil. Espero que mis amigos y amigas poetas se hayan reído, yo desde luego sí, pero también no, quiero decir que en nada me ha defraudado lo que él mismo anunció cuando dijo que desde un principio se planteó varios propósitos: escribir una novela desenfadada, en tono provocador, y contada por un gamberro que no se toma en serio ni siquiera el idioma en el que escribe… Y eso ha hecho.

Tampoco será fácil contarles de qué va este libro, “Ávidas pretensiones”, que por cierto ha sido el ganador del Premio Biblioteca Breve de la editorial “Seix Barral” (2014), pero allá voy.

Sí, como decía es un libro contando por un gamberro, pero por un gamberro que tiene claro a donde nos quiere llevar, un tipo de sátira que me ha recordado el estilo del mejor Eduardo Mendoza, ya saben, el de años atrás.

El autor nos hará partícipes de unas jornadas poéticas en Morilla del Pinar, que por mucho que ustedes anden buscando no encontrará en el mapa, pero yo les aseguro que está en España, y allí, en un convento regido por un grupo de monjas, se reunirá lo más selecto del gremio poético español, o eso es lo que ellos creen, naturalmente, pues ya saben eso de que no hay poeta que no entienda porqué otros u otras y no el o ella, no están en esa antología que con su ausencia ha quedado indudablemente coja… Así somos (Vean que me incluyo para que ningún poetastro resentido me tire los trastos a la cabeza).

– Susana ¿Has hablado en masculino?
– Naturalmente, hasta este autor que vive en Alemania desde hace mil veranos, se ha dado cuenta de lo poco que “rascan” las mujeres en el panorama actual de la poesía española, y del resto de la cultura, of course! (lo digo en inglés que el alemán no lo domino aún)

Así es Fernando Aramburu, tan lejos y a la vez tan cerca… El autor mete en un convento a un grupo de poetas venidos de diversos lugares de nuestra gran España, una gran mayoría de varones y una minoría de mujeres. Unos, Académicos partidarios de poesía-belleza para culturetas; otros, guerrilleros metidos, según los anteriores a juntar palabras. Todos, en definitiva, participan, con el ego subidito en unas jornadas de juerga, sexo y de todo lo que puedan sacar de unos días a cuenta de una subvención… Y algo de poesía.

Y la vida de estas gentes que no son lo que parecen, que te ríes, pero en ocasiones, como en la vida real, dan mucha pena y ganas de llorar …

¿Puede con este reducido grupo de poetas hacer un símil de cómo pinta en la actualidad nuestro país?, pues podría ser, podría ser, pero eso sí, si hablamos de la actualidad habrá que restar de todo esto la parte subvencionada y añadir el 21% de IVA.

Susana Hernández

Otros libros recomendados

4 comentarios en “Ávidas pretensiones

  1. Me hace gracia, Susana: la fauna de ego subidito en un Congreso para reunir poetas en un pueblo que no aparece ni en el mapa; las subvenciones; las dicusiones sobre las dos diferentes formas de proyectar en la composición poética, y luego toda esa fiesta. Jornadas de poesìa: poesía y juergas, que ya por lo que dices no se sabe qué actividad es la principal y cuál la accesoria, jeje.

    1. Una locura de libro y un despropósito de historia que sirve para reflejar un poco la variedad del modo “SER HUMANO” jejejej Y de egos, claro!!! mucho ego

  2. Susana querida:
    Tuve primero que buscar el significado de Gamberro. Mi presidente es uno 🙁 ayyyyy. Antier precisamente inventó dos estados ( México está dividido en 31 estados y el distrito federal. Habló del estado de Lagos de Moreno -cuando Lagos de Moreno se encuentra dentro del estado de Jalisco- y del estado de León -y León es la capital del estado de Guanajuato-). O sea, no conoce ni el territorio sobre el que gobierna. Cada que abre la boca queda en ridículo ayyyy.
    Pero me salgo del tema: lo anoto en mi libreta del plan infinito (te sigo, te sigo, aunque no se cuando te alcance o si alguna vez pueda hacerlo). Espero que en el verano me de tiempo de conocerlo 😉

    Un beso,
    Ale.

    1. Es tan difícil seguirnos que tenemos que perseguirnos!! Ya ves, no había regresado para contestar a tu comentario. PERDÓN!!! Que como ya estamos casi en Semana Santa y tú eres buena gente seguro que me has perdonado ya.

      Lo de tu presidente… Pues ya lo siento, que te voy a decir yo, que “En todas partes cuecen habas y en la mía a calderadas” jajajaj Te recuerdo que en mi país gobierna Rajoy!
      Un abrazote fuerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *