Publicado el

Numancia

Numancia, de José Luis Corral

Numancia, de José Luis Corral

Numancia, de José Luis Corral

Comparto mi vida con un hombre nacido en el “alto llano numantino”, así que reconozco que he sido profundamente intoxicada en mis sentimientos hacía determinadas lecturas y momentos históricos. Un poeta: Bueno… pues ya lo han visto, Machado. Un momento histórico: La resistencia de NUMANCIA porque me parece fascinante y muy literario.

He visitado las ruinas de Numancia en varias ocasiones, la primera vez fue durante un mes de Agosto de hace muchos años, el calor sofocante, la ausencia de arbolado y el amontonamiento de piedras sin mucho sentido para mí, no me dijeron mucho. Pero he regresado en diversas ocasiones, y cada vez he podido ir admirando el gran trabajo que se ha realizado para recuperar este espacio histórico. La última vez lo visitamos con mi hija, y he de decir que esta vez si nos ofrecieron, sobre el terreno, toda una lección de historia que no olvidaremos.

He tenido el placer de estar en varios encuentros y conferencias con José Luis Corral, que como todos ya saben, es un gran profesor y experto medievalista; y me gusta escucharle, porque no hace falta que seas un estudioso de la historia para apreciar su forma de contarla. A mí, que no soy una gran conocedora de la historia, me gustan las novelas escritas, como en este caso, por quien sé que no va a alterar mucho lo que podríamos llamar “rigor histórico”, así que leo… Y me lo creo.

Ahora sí puedo empezar a contaros algo de esta parte de nuestra historia y de la lectura del libro de José Luis Corral: NUMANCIA.

normalNumancia nos narra unos hechos ocurridos en una zona de la Península Ibérica situada en el cerro de La Muela de Garray, entre los valles de los ríos Duero y Merdancho, en la actual provincia de Soria. Y nos moveremos entre el 154 a.C. y el 133 a.C. dentro de la conocida como Segunda Guerra Celtibérica.

Nuestro protagonista será un joven celtíbero, Aracos, de la tribu de los belos y natural de la ciudad de Contrebia Belaisca. (muy interesante ver los mapas que nos ofrecen en el libro para poder ir situándonos). Y como el joven era el tercer hijo de una familia humilde, su padre le aconseja que se enrole en el ejército romano para hacer fortuna y posteriormente poder comprar tierras y una casa y así tener su propia familia. Aracos conocerá a un noble romano, Marco Tulio, que está comenzando su carrera política y militar. El celtíbero le salva la vida y entre ellos se forjará una profunda amistad, combaten juntos en la Tercera Guerra Púnica y en la destrucción de Cartago, y junto a su amigo viajará a Roma.

1214331112_extras_portadilla_0
(Recreación de viviendas en Numancia)
Nada más os contaré, pues si ya de por sí el problema de estas novelas históricases precisamente el de que conocemos el final y no hay lugar a la sorpresa, espero que al menos el devenir de estos personajes os parezca interesante.No podemos perder de vista que en esta novelatrata de mostrarnos un momento en la historia, una sociedad en su conjunto, un hecho concreto, y una recreación de los lugares por los que nos lleva, por lo que no precisa de unos personajes perfectamente definidos ni de una profundidad exquisita, y en cuanto a la narrativa, creo que podríamos decir que es como el propio autor: Muy rápida, clara y directa en su exposición.Lo que más agradezco de este autor-historiador en sus libros es que en ningún momento intenta adoctrinar al lector, nos muestra la historia como fue, sin muchos adornos que la acompañen o la envuelvan, esta historia en concreto ya tiene bastante miga de por sí para no tener la necesidad de adornarla.Mucho hay que agradecer a José Luis Corral, pues su aparición en el mundo literario fuese un auténtico revulsivo de la novela histórica en nuestro país.

Todos, en algún momento de nuestra vida, hemos usado alguna expresión relativa a ese momento histórico, “ha resistido como un numantino”. Pues bien, con este libro lo visualizaremos y lo comprenderemos, y podremos ser conscientes de esta parte de nuestra historia. Porque así somos, un país de numantinos; perdedores, sí, pero lo hacemos tras haber dejado lo mejor de cada uno en la lucha; y siempre hemos perdido con cierta dignidad; bueno… casi siempre.

Susana Hernández

4 comentarios en “Numancia

  1. Me encantan tus reseñas. Son magnéticas (no soy escritora, así que disculparás que no se me ocurra otro adjetivo :P)
    Un placer leer, sobre todo la introducción, que haces que consigas que a uno le interese la historia de Numancia. Desde luego que lo voy a apuntar, y si algún día me voy a Soria, antes leeré este libro.
    Gracias.

  2. Gracias Icíar!

    Magnéticas es un adjetivo precioso para una reseña; y bueno algo de escritora si que tienes (jejeje); en cuanto a las reseñas, creo que hay muchas formas de hacerlas, en mi caso está claro que lo hago de forma poco profesional (jejeje), más desde el corazón que desde la razón, como cuando le cuentas a un amigo porqué quieres que lea un libro. Ese, en definitiva, es mi deseo, animar a la gente a que lea, a que escuche lo que los libros le dicen…

    Un abrazo amiga!

  3. Sobre la novela “Numancia” de José Luis Corral he de decir que es un buen ejemplo de cómo se puede escribir una novela histórica sin tener mucha idea de aquello de lo que se escribe, debido a sus muchos errores de tipo histórico,
    y que me hace recordar una frase de Platón: “el que sabe hace, el que no, enseña.”

  4. Hola Jorge!

    Yo no estoy muy puesta en historia, así que seguramente si hay errores de bulto no los he reconocido; te diré que a mí, por ejemplo, me da igual que una centuria esté compuesta por ochenta o por cien hombres, creo que eso no importa mucho a este relato que lo que pretende es novelar, a través de unos personajes, lo que pudo ser el acoso y derribo del pueblo numantino y la forma de vida de algunos Iberos. Pero entiendo que haya muchas personas que sean grandes conocedoras de la época que se molesten con este tipo de errores, si los hay, en la documentación.

    Muchas gracias por tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *