Publicado el

Un lugar incierto

Un lugar incierto

Un lugar incierto, de Fred Vargas

Un lugar incierto

Entre mis muchos defectos, uno de los más importantes es mi desorden. El caos que reina en mi vida abarca a casi todas las facetas posibles, libros incluidos, como no podría ser de otra forma. Además de almacenar novelas y más novelas en cualquier recoveco de mi reducida habitación, provocando pavor en mis familiares, también tengo el defecto de leerme sagas literarias sin orden alguno.

Los tres libros que he leído de Arnaldur Indridason han sido desordenadas, por lo que me las he visto y deseado para entender las evoluciones de los personajes principales de sus novelas, cosa que hubiera resultado más sencilla si lo hubiera hecho en el orden en el que fueron publicadas. Con Fred Vargas, empecé con buen pie, leyéndome la primera historia del comisario Adamsberg, “El hombre de los círculos azules”. Sin saber qué orden ocupaba “Un lugar incierto” en la bibliografía de la autora, me lancé a su lectura. Una vez terminado, descubro que ésta que hoy os presento es la última novela de la autora publicada en España.

Conociendo el principio y el final de la autora, se puede observar una gran mejoría en sus novelas, tanto en la elaboración de los personajes como en el desarrollo de las tramas. En “El hombre de los círculos azules”, todo era muy enrevesado, intimista, un camino pedregoso…. sin embargo, “Un lugar incierto” supone para el lector una historia más madura, mejor trabajada y con mucho más disfrute.

 

Jean Baptiste Adamsberg, nuestro “prota”, para el que no lo conozca, es un comisario de uno de los distritos de Paris. El hombre es difícil de tratar, y sus métodos no se acercan mucho a la ortodoxia policial. Él y su mano derecha, Danglard, acuden a un simposio de la policía europea en Londres, y allí descubren que un ser anónimo ha dejado diecisiete zapatos junto al cementerio de Highate, ¡con los pies dentro! A su regreso a Francia, un macabro asesinato se ve conectado con el incidente londinense, y con un misterioso pueblo de la Serbia profunda donde Adamsberg intentará encontrar respuestas.

En esta ocasión Fred Vargas propone la resolución de un asesinato con un interés extraordinario. El viaje a Serbia de Adamsberg le da un aroma especial a la historia, que va atrapando al lector poco a poco, con mucho más orden que en su primera novela. El punto que diferencia a Vargas de otros autores de novela negra (al menos, de los que yo conozco…) es la importancia que tiene en el libro los personajes secundarios. Adamsberg (personaje que cada vez me gusta más) no sería nada sin sus ayudantes, así como éstos no serían nada sin su jefe. La autora da mucha importancia a todos los miembros de la comisaría, que aportan su toque de color a una novela, haciéndola lo más coral posible.

La trama, pese a enganchar, tiene muchas ramificaciones. Las pesquisas del comisario van ampliando el campo de investigación, lo que en ocasiones producirá en el lector una sensación de pérdida. Fred Vargas mantiene el suspense durante toda la novela, dando al lector poco a poco pistas sobre el caso, regalando unas últimas 60-70 páginas de auténtico disfrute, digna de las mejores novelas del género.

La única pega, más que apuntársela en el debe de Fred Vargas, habría que apuntarlo en el de un servidor. Como os contaba al principio, si tuviera la “decencia” de leerme los libros en orden, no me sentiría perdido cuando en “Un lugar incierto” se hace referencia a novelas anteriores. Aún así, cualquiera que lea esta novela sin haber conocido antes a la autora, no tendrá impedimento para disfrutar de una historia muy bien contada.

LO MEJOR: La evolución de la autora en su forma de escribir

LO PEOR: La historia en ocasiones se ramifica demasiado y el lector se puede llegar a perder

César Malagón cesar@librosyliteratura.es

Otros libros recomendados

4 comentarios en “Un lugar incierto

  1. Fred Vargas es a la novela negra lo que Ferràn Adrià a la cocina: alguien que deconstruye para volver a construir, huyendo de tópicos y convencionalismos. Y ambos solo para paladares que sepan apreciar este esfuerzo creativo.
    Lee más: tienes la suerte de que aún te quedan.
    Saludos.

  2. Parec enomás que hay que estar atentos para leer este libro, para no perdernos; no está mal, teniendo en cuenta que de eso se trata, de investigar, ordenar y sacar conclusiones; ese es el trabajo del comisario; y qué loco que seas desordenado pero te gusten este tipo de historias en las que hay que ordenar el caos! ^^ Saludos!

  3. Yo lo único que he leído de Fred Vargas es “La tercera virgen” y la verdad es que no sé que lugar ocupa dentro de las novelas dedicadas al comisario Adamsberg. Aunque hace referencias a novelas anteriores, no me perdí y la disfruté muchísimo, por lo que me gustaría leer el resto. Saludos

  4. Relatos Magar: Es cierto que puedes leer la saga sin un orden concreto, pero para mí el especial atractivo que tienen sus novelas es como se van desarrollando los personajes secundarios que acompañan a Adamsberg en la comisaria, y hay veces que me hago algo de lío con sus situaciones, por culpa de no seguir el orden.
    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *