Publicado el

Launas, de Sarah Hepola

Lagunas

En el colegio mayor en el que estuve viviendo unos años mientras iba a la universidad teníamos entre los amigos una pequeña tradición todos los domingos: a eso de las cuatro de la tarde, cuando nos asegurábamos de que todos habíamos amanecido y de que teníamos más o menos controlada la resaca, nos juntábamos en una habitación y empezábamos a compartir información de la noche anterior. Había veces, las menos, que el encuentro solo servía para comentar alguna anécdota graciosa desde la perspectiva de cada uno, pero en la mayoría de las ocasiones de lo que se trataba era de…

Lee la reseña completa