Publicado el

El umbral de la eternidad

el umbral de la eternidad

El umbral de la eternidad, de Ken Follet

El umbral de la eternidadTítulo: El umbral de la eternidad
Autor: Ken Follett
Editorial: Plaza y Janés
Páginas: 1.152
ISBN: 9788401342196

Terminé, se acabaron las más de mil páginas que me han llevado al final de esta trilogía de Follet que me han paseado por toda la historia de Europa, aunque ahora, en este último libro EEUU ha tenido mucho más protagonismo, ha estado mucho más presente, así como en parte Asia, ya que la Guerra de Vietnam también ha tenido sus páginas en este libro. El total de esta trilogía conocida como The Century (El Siglo), han sido 3.136 páginas, La caída de los gigantes, El invierno del mundo y este último titulado El umbral de la eternidad, han hecho las delicias de todos los amantes del estilo “Follet” ¿Se puede decir Folletianos? Queda raro, sí, muy raro.

Seguimos de la mano de las cinco familias a las que ya conocíamos; en esta ocasión ya de la mano de los Peshkov, Dewar, Von Ulrich y los Dvorkin, nietos, todos ellos, de aquellas familias rusa, inglesa, estadounidense, ruso-estadounidense y la alemana, que en esta ocasión veremos vivir separada por ese terrible muro que desde 1961 dividiría Berlín. Quizás por haber reseñado estos libros en mí quedaron ya fijadas las estirpes familiares, pero sé que muchos han tenido que refrescar la memoria, pues la distancia entre unos libros y otros, y los cambios y mezclas de las familias, algo les han despistado al principio.

Follet inicia en la historia adentrándonos de lleno en la Guerra Fría. La división de Alemania, Bahía de Cochinos, el ascenso y caída de Jruschov, los derechos civiles en EEUU, Bahía de Cochinos, la Guerra de Vietnam, el caso Watergate, la llegada de Gorbachov, así como la caída del Muro de Berlín en 2008, y naturalmente en todos y dada uno de estos hechos estará presente un miembro, al menos, de cada una de nuestras ya conocidas familias.

En esta ocasión, y teniendo en cuenta que yo soy una gran seguidora de este escritor, me ha costado terminarlo; es posible que esta parte de la historia, mucho más conocida por mí, no me estuviese aportando mucho, y las vidas de estas familias están tan en primer plano que no me han resultado muy creíbles.

No obstante lo anterior, una vez leídos los otros dos libros es comprensible que nadie quiera perderse, ni yo lo pretendo, qué es lo que pasa con todos ellos en este tramo final de la historia. Comentando el otro día el libro con varias amigas hablábamos de algo que seguro que también todos vosotros vais a notar; el hecho de que todos los personajes principales estén tan cerca de la toma de decisiones hace que muchos de los acontecimientos los veamos pasar a través de diálogos, lo que hace que aparentemente vaya a ser muy ligero pero con eso lo que ha conseguido es darle densidad a los diálogos, y eso está muy bien, pero quizá ese ha sido también el motivo por el que ha descuidado un poco la ambientación, esa capacidad que siempre ha tenido por transmitirnos todo de forma tan visual.

En este libro descubriremos una parte muy interesante de Follet, su amor y pasión por la música, concretamente por la guitarra que es el instrumento que él mismo toca con su banda Damn Right I’ve got the Blues, instrumento al que en esta ocasión la hace protagonista a lo largo de toda la historia.

Susana Hernández

Otros libros recomendados

6 comentarios en “El umbral de la eternidad

  1. Estamos leyendo El umbral de la eternidad y nos está gustando… Somos ‘folletianos’ desde mucho antes de que Los pilares de la tierra se convirtiera en un éxito de ventas pero también, quizá por ello, muy críticos con sus novelas. Como bien dices, es inevitable que, leídos los dos libros anteriores, uno quiera ponerle la guinda a la trilogía. Por el momento nos está gustando: entretenida, ágil, con muchos detalles curiosos que descubren perspectivas distintas sobre hechos mucho más próximos y, por eso, más conocidos. Es interesante el tratamiento de la crisis de los misiles entre EEUU y la antigua URSS pero, al menos por ahora, estamos echando de menos más peso del Berlín dividido. En cualquier caso, y aunque les pese a los puristas que niegan la existencia del género de novela histórica, o a los que condenan la calidad de Follet por el hecho de ser un super-ventas, ésta es una buena manera de aproximarse a la Historia.

    1. Cierto que yo también he notado la falta de “más Berlín”!! Y estoy completamente de acuerdo contigo en que Follet ha sido uno de los grandes autores que han acercado a miles de personas no sólo a la historia, sino a la propia lectura, y eso siempre habrá que agradecérselo.

      Muchísimas gracias por tu comentario!

  2. Sí, sí, eso de folletiano queda casi como ¡un insulto!! jajaja. Pero es que es así, no puedes construir el adjetivo de otra forma (creo, jeje)
    Me imagino lo que quieres decir. Ya sabes que leí los dos primeros, pero aún no me apetece coger este tercero, y mira que no te creas que no me vendría bien algunos detales históricos de los que enumeras, pero también me da mucha pereza los personajes, al menos, por ahora.
    ¡Más de 1.000 páginas, esta vez! sus fans tienen que estar de lo más felices.

    1. Pues claro que sí! Anímate ya sabes que da un poco de pereza pero luego se hace ameno y sobre todo, como tu dices, terminas un poco más sabia jajajja Siempre hay algo en todas estas historias reales que te sorprende, por lo menos a mí.

      Besicos !

  3. Ls dos primeras partes me gustaron, estoy deseando empezar la tercera

    1. Pues espero que también te guste, Alex!!

      Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *