Publicado el

Fin

fin

Fin, de David Monteagudo

fin
De jóvenes, un grupo de antiguos amigos gustaba de divertirse y pasar algunos fines de semana en un refugio de montaña. Una bonita noche, mientras disfrutaban a la intemperie del lienzo estrellado, se prometieron volver a encontrarse en ese lugar 25 años más tarde, pasase lo que pasase. Transcurrido ese tiempo, ninguno mantiene el contacto con los otros y no se hubieran acordado de la promesa de no ser por Maribel, la más responsable del grupo.

Es mucho tiempo el que ha pasado desde la última vez que se vieron (prácticamente la mitad de sus vidas) y ni son lo que eran, ni lo que pretendían ser. Es por eso por lo que al principio la mayoría se muestra reacio a cumplir con tan antigua cita, pero tras el titubeo inicial acaban reuniéndose todos en el refugio. Todos menos Andrés, un chico reservado y devoto al que gastaron una broma de muy mal gusto y que acabó provocando la disolución del grupo.

La verdadera trama de la historia empieza la noche de su reencuentro. Es ya de madrugada y los protagonistas charlan animadamente después de la cena. Es entonces cuando la luz se va y cualquier objeto electrónico (móviles, relojes digitales, linternas…) deja de funcionar. Sin embargo, la claridad fuera del refugio es extraordinaria: las estrellas iluminan con más fuerza de la que ninguno de ellos es capaz de recordar. El grupo, las nueve personas (incluyendo las parejas de aquéllos que la tienen), pasan la noche como pueden, entre asustados y divertidos, sin sospechar siquiera, al menos por el momento, que están viviendo el principio del fin, el mismo fin que da título a la obra.


A partir de ese momento, si no antes, el lector se sumerge en una lectura voraz y obsesiva, de esas que no te dejan separarte del libro ni para comer. Porque aunque Monteagudo lo narra todo con la mayor naturalidad y como si todo lo que acontece fuese algo cotidiano, lo cierto es que se intuye en el texto un no sé qué que atrapa; se intuye, se siente y, sobre todo, se teme. Y es precisamente este halo misterioso lo que da lugar a la intriga y a las ganas, a la necesidad, de seguir leyendo más y más hasta la última página.

La novela avanza para mostrarnos la situación en la que se encuentran los personajes: un mundo extrañamente apocalíptico y desértico en el que deben luchar por sobrevivir. Este argumento cada vez menos original, literariamente hablando, es la razón por la que Fin tiende a compararse con títulos como La carretera, La piel fría o Diez negritos. Pero lo cierto es que tales historias sólo comparten algunos ingredientes, y la de ésta tiene los suficientes propios para valerse por sí misma.

Es el caso de los personajes, que tienen tanta o más importancia que el argumento de base. En su afán y desespero por sobrevivir, éstos se nos presentan desprovistos de fachadas superficiales; los vemos tal cual son, con sus defectos, sus debilidades y sus fobias, aún siendo un narrador omnisciente quien cuenta la historia. Para ello el autor hace uso continuo de unos diálogos magníficos, cercanos como la vida misma. La caracterización de los personajes es tan creíble que resulta difícil no identificarse con alguno de ellos o, si no eso, sí asemejarlos con algún conocido nuestro.

El libro es, en definitiva, el análisis psicológico de un puñado de gente normal puesta a prueba en un contexto catastrófico. Se nos muestra cómo en situaciones extremas somos capaces de creer en lo increíble, de hacer lo impensable y de llevar al límite sentimientos como la amistad, el amor, el miedo, el odio, la envidia y, ante todo, la soledad.

¿El fallo? El final. O quizá no, porque ya se sabe que para gustos, los colores. Y de éste hay numerosas opiniones. Animaos a leer el libro y descubrir cuál es la vuestra. Sea cual sea, habrá valido la pena. Seguro.


Ya es de noche. Las estrellas se han adueñado del cielo con su brillo furioso. La tierra está en sombra: no alumbra, no da luz el vago resplandor que irradia del poniente, allí donde el sol se ha ocultado hace más de una hora; no es más que un aura, una dorada fosforescencia que apaga algunas estrellas y recorta en silueta negra, misteriosa, el perfil de las montañas.

Judit Rodríguez ( judit@librosyliteratura.es )

13 comentarios en “Fin

  1. Que buena pinta tiene este libro Judith!!!
    Espero hacerme con él, y ver si de verdad es tan bueno como lo pintáis, que seguro que sí!!!

    Saludos

  2. Tiene cierto aire a novela de Stephen King, ¡no? También me recuerda, por el argumento, a esa película de Buñuel, El ágel exterminador… Parece bastante apetecible

  3. Pues en un arrebato y después de leer otra reseña en la blogosfera me lo compré el pasado miércoles, así que pronto caerá. Además me sirve para el reto de lectura al que estoy apuntada. Será mi libro con 3 caracteres. Tiene muy buena pinta. Ya te contaré.
    Saludos

  4. César, tiene buena pinta y cumple con las expectativas, ¡así que puedes comprarlo y leerlo tranquilo!

    Miguel, a días de hoy aún no he leído nada de Stephen King (nunca me ha llamado la atención), así que no sé hasta qué punto pueden asemejarse. Y la película de Buñuel… bueno, tampoco la he visto, pero acabo de leer su argumento y entiendo por qué ha podido recordártela, ambas se basan en lo mismo: un grupo de personas obligadas a sobrevivir en una situación sin explicación. Claro que, en “Fin” la acción se desarrolla en el exterior, mientras que en “El ángel exterminador” se da en el interior de una casa, de un salón, ¿no? En este sentido a mí me recuerda más a Diez negritos, de Agatha Christie… En cualquier caso, Miguel, como digo en la reseña, “Fin” tiene sus propios méritos para valerse por sí misma. Te la recomiendo 😉

    Bookworm, ¿qué es eso de un libro con tres caracteres?

    Espero que, si leéis el libro, os paséis por aquí y comentéis. Estaría bien discutir algunos enigmas de la novela…

    ¡Gracias a los tres por vuestros comentarios!
    Un saludo

  5. pues tiene muy buena pinta la verdad y en cuanto a lo del libro de tres caracteres se refiere al reto 2010 de Meribelgica, un reto con caracteres, se trata de sumar al final del año 365 caracteres, de una forma especial, en fin si te pasas por el blog de bookworm seguro que lo tienes explicado en alguna entrada, yo para el de tres caracteres tengo otro pero me ha llamado mucho la atencion, mirare de encontrarlo a buen precio

  6. Ay Judit, que reseña!
    Esto no está bien…dejen de apilarme posibles lecturas, mi agendita está llena de post-its con títulos…y mi biblioteca tiene muchos esperando!
    Definitivamente, me atrae mucho la idea de una situación catastrófica y la reacción del ser humano frente a esto.

  7. Muchas gracias por explicar un poco el tema del Reto Carmina.
    Ayer no estuve en todo el día, así que acabo de enterarme de que Judit no conocía esta especie de juego.

    Judit, aquí te dejo la entrada de mi blog para que sepas un poquito más y si te animas para que te apuntes:
    http://bitacorademislecturas.blogspot.com/2010/02/reto-2010-un-reto-con-caracter.html

    Saludos

  8. Carmina, Bookworm, ¡gracias por explicarme el Reto 2010 de caracteres! Es curioso, como ese otro que he visto por ahí de colores… Pero no creo que me anime, prefiero elegir mis próximas lecturas fíjandome más en lo que pueda contener que no en el número de letras de su título, jejeje. Porque al principio del año vale, pero hacia el final debe ser un poco complicado, ¿no?

    Rose, con lo rápido que lees, ¡no creo que sea para ti un gran problema ir anotando títulos en tu agenda! Es más, ¡tendríamos que recomendarte más a menudo! 😉

    Un saludo, chicas. Gracias por comentar.

  9. Que sepas que aunque te apuntaras ahora al reto, puedes incluir cualquier título que lleves leído desde que comenzó el año y se adapte a cada grupo de caracteres. En mi caso no me influye eso de leer por exigencia de caracteres. No he comprado un solo libro para este reto a propósito, para todos tenía más de una opción en casa y sin leer así que salvo alguno nuevo que me apetecía como es el caso de FIN y poco más, este Reto (a mí en concreto) me está sirviendo para desempolvar libros que llevaban tiempo esperando su turno.

  10. Acabo de terminar el libro y, es cierto, ¡vaya chasco el final! Después de mantener el interés mediante ágiles pasajes dialogados y, sobre todo, la incertidumbre… acaba, sin más. Me decepciona este final.

  11. Vaya Chasco el final!!!! no me lo puedo creer!!! No es una novela policíaca, no es un thiller, no necesita otro final, el final es lo mejor del libro! te enfrenta a ti mismo.

  12. No puede ser que se atreva a dejar el final así. Eso me parece muy cómodo por su parte. Puede parecer que va de misterioso y que lo deja a tu criterio e imaginación, pero la realidad es que NO TENÍA LA MÁS REMOTA IDEA DE CÓMO TERMINAR EL LIBRO!!!!

    Por mi parte, el libro es bueno. Te va enganchando a medida que avanzas y quieres saber más, qué pasa en el próximo capítulo…? Pero al llegar a las última páginas ya empiezas a temer que el autor habrá tomado la salida más cómoda…. Cualquier final me hubiera satisfecho, porque cuando leo una historia me gusta saber cómo termina, aunque me decepcione!!! Pero cualquiera puede escribir una historia e imaginar en ella miles de enigmas si luego no busca cómo resolverlos. El buen escritor siempre tiene un final.

  13. Ahora que se ha estrenado la película, la cual tiene un tráiler que me ha llamado la atención, me ha encantado saber que está basada en un libro que, seguro, es mejor que la película (casi siempre es así, ¿verdad?). Gracias por tu reseña, Judit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *