Publicado el

La tierra que pisamos, de Jesús Carrasco

la-tierra-que-pisamos

título: La tierra que pisamos
Autor: Jesús Carrasco
Editorial: Seix barral
Páginas: 272
ISBN: 9788432227332

Leí Intemperie en su día, despacio, como la historia merecía, y pensé que Jesús Carrasco había extraído todo lo que se le puede pedir a la tierra en una novela, la tierra en referencia con el terruño, ya saben, esa en la que nacemos y cuyo polvo se incrusta poco a poco en nuestra alma y pasa, para bien o para mal, a formar parte de nosotros mismos.

Luego está “La tierra que pisamos”, aquella con la que nos vamos fundiendo por el camino de la vida, y a esa es a la que ahora nos lleva en esta durísima historia.

Una ucronía, como se la ha denominado, o novela histórica de ficción que pudo ser real, nadie nunca sabrá si la historia es como se cuenta o como se cree que fue, en realidad ¿quien cuenta algo con absoluto realismo y objetividad? No ya la respuesta sería absolutamente negativa respecto de la novela histórica, sino que no es real ni en los libros históricos documentados… Ir más allá sería invadir el terreno de la filosofía, complicarme la vida y meterme en terreno resbaladizo 😉

Una novela que nos sitúa en los inicios del siglo XX, si bien veremos diferentes momentos históricos que se van entrelazando y ahondan en la relación hombre-guerra-tierra. Dice el autor que la novela nació de una manera prosaica, cuando estaba trabajando en un huerto que tenía con los amigos, añade que “tuve la sensación de buscar qué significa la tierra para el hombre, qué satisfacciones puede dar, cómo desde hace unos decenios esta relación se ha roto porque la vida está cambiando”

El autor realiza, como en la alta cocina moderna, una decostrucción del personaje principal, Leva, para volver a reconstruirlo ante los ojos del lector. Cómo me ha sorprendido el personaje de Eva, la coprotagonista, me causa ternura porque es el reflejo más claro de lo que somos realmente, viviendo bajo un opresor vigilante y observadores de aquellos desamparados de toda dignidad, lo más cercano no-ser humano…

El autor conserva el cuidado lenguaje de su primer libro, la estética lírica está, pero no prevalece, le gana terreno la historia, la extraña y dolorosa historia. Porque un hombre no puede ser solo carne trasportada en un camión… Un libro que como el anterior sirve para la meditación aunque no tanto para compartir experiencias; pues hay cosas que pasan con su lectura como provocar sentimientos en el alma que son difícilmente trasportables al mundo de las palabras, incluso para hacer esta reseña he tenido que utilizar palabras meditadas, pensadas, no han salido de forma voluntaria, porque no todo lo que el hombre quiere expresar es posible hacerlo. Es necesario protegernos el alma del exterior, de ese Imperio que siempre está vigilante, incluso de nosotros mismos.

Yo, que nunca he tenido patria ni bandera, en el sentido del terruño que al inicio les decía que hablaba Intemperie, amo, y así me dice el alma que debe ser, la tierra que mancha mis suelas, aquella con la que un día me funda y pase a formar parte de un alma ajena… La vida es circular.

Susana Hernández

Otros libros recomendados

4 comentarios en “La tierra que pisamos, de Jesús Carrasco

  1. Me ha encantado tu reseña y sobre todo lo que dices de Eva: me causa ternura porque es el reflejo más claro de lo que somos realmente, viviendo bajo un opresor vigilante y observadores de aquellos desamparados de toda dignidad, lo más cercano no-ser humano… –
    Es un libro duro que a mi me ha recordado las imagenes tan actuales que nos llegan de los refugiados a las puertas de esta Europa nuestra.

    1. Si hay algo que me gusta es poder compartir las impresiones de este tipo de libros con quienes, como tú, ya lo habéis leído y aportáis vuestra experiencia lectora que seguro que anima a otros a acercarse a estas obras tan especiales.

      Un fuerte abrazo, Esther!

  2. A mí también me ha encantado esta reseña, me parece que este libro seguro que me podría gustar. Muy interesante me parece que esté en ella la búsqueda de la relación hombre-guerra-tierra, y que fuese inspirado en la idea de: “buscar qué significa la tierra para el hombre, qué satisfacciones puede dar, cómo desde hace unos decenios esta relación se ha roto porque la vida está cambiando”.
    De verdad.

    1. ¿La vida está cambiando? Fíjate en lo que dice Esther, y que tanto me ha gustado, un libro que le trae a la mente imágenes actuales, de hoy, de Europa, otra vez, cuando, pensábamos que nada podía arrastrar a Europa a otra guerra llegó el horror de los Balcanes, y ahora el infierno que viven los refugiados … La tierra, la guerra. Me gustan los libros circulares por que son como la vida misma.

      Sí, seguro que te gustará

      Un besicos !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *