Publicado el

Antonio Machado. Los días azules, de Cecília Hill y Josep Salvia

De un trozo de papel arrugado salieron las últimas palabras en verso que escribió Antonio Machado: “Estos días azules y este sol de la infancia”. Ese trozo de papel estaba ahí, en el bolsillo de su gabán y lo encontró su hermano José poco después de la muerte del poeta. El cielo azul al que aludía Antonio era aquel que le acompañaba en las tardes primaverales componiendo para Leonor, o puede que fuera el que inspiraba sus versos en sus largos paseos cerca de los limoneros. Lejos, muy lejos de aquel lugar y de su país de origen, exiliado en…

Lee la reseña completa