Publicado el

Fuego en la montaña, de Edward Abbey

Fuego en la montaña

Si tuviese que quedarme con un único lugar en el que pasar el resto de mis días (que, por cierto, espero que sean muchos), sin duda elegiría la pequeña aldea en la que nació mi abuelo. Apenas cuenta con una decena de casas, está metida entre montañas y son varios los kilómetros que la separan de la carretera nacional. Esto, unido a la mala cobertura que sigue habiendo en casi cualquier punto del pueblo, fomenta que los días que uno pasa en él sean de completa desconexión. Allí tenemos una casa modesta pero sumamente acogedora, en la que he pasado…

Lee la reseña completa