Publicado el

Ya no vuelan cometas en los Cerros del Viento, de Eduardo Guibelalde del Castillo

Siempre me han gustado mucho las historias de conspiraciones. Me atraen las tramas en las que los meros ciudadanos parecemos vacas mirando al tren mientras en las altas esferas políticas se ríen de nosotros por manejar información que jamás llegaremos ni a intuir. La llegada del hombre a la luna, las vacunas, las desavenencias políticas, Corea del Norte, el 11-S, la muerte de Bin Laden. Hay cientos de historias que hacen que el ciudadano medio empiece a dudar de todo. La bandera se movía, las vacunas deben llevar algo más de lo que dicen, están todos compinchados, lo de Corea…

Lee la reseña completa