Categorías
Betsy Cornwell Kakao books Libros de Fantasía Libros de literatura anglosajona: literatura inglesa y americana Libros de Poesía Literatura infantil y juvenil Novelas Reseña

El Circo de la Rosa, de Betsy Cornwell

El Circo de la Rosa

Hace poco me enamoré de una editorial. No suele ocurrirme, casi siempre me enamoro de una portada, de una sinopsis o de un detalle, pero en este caso he caído en los brazos de una editorial que no conocía y cuyo nombre me endulzó el corazón y la mente: Kakao books.

Rico, ¿no? Aparte de por su sabroso nombre, esta editorial me sedujo por sus diseños de cubierta, llenos de vida y color, y por su perspectiva de género y LGBTI+. Sin duda una editorial actual, libre y abierta que nos trae historias con personajes jóvenes que nos representan a todos, no solo a unos pocos. Una editorial con las cosas claras y el chocolate espeso. Nunca mejor dicho, ¿verdad?

Y precisamente de la mano de Kakao books viene el libro que hoy os traigo: El Circo de la Rosa, de Betsy Cornwell. Un retelling del cuento Blancanieves y Rojaflor, de los hermanos Grimm. ¡Imposible resistirme con lo que me gustan a mí los retellings

No obstante, ¿cuántas veces habéis encontrado una versión de este cuento? Yo no recuerdo ninguna. De La Bella y la Bestia o de La Sirenita las que queráis, pero de Blancanieves y Rojaflor nada de nada. Más motivo para darle una oportunidad a esta novela. 

En ella tenemos a Nívea y Flama, dos hermanastras mellizas. Sí, como lo habéis leído, hermanastras. Cada una de diferente padre pero de la misma madre, una mujer barbuda. Con ese comienzo la historia ya nos deja claro que va a ser peculiar y distinta, pero ante todo original.

Ambas jóvenes son como la noche y el día, o puede que como la nieve y el fuego. Cada una con su personalidad y su vínculo con el circo: Flama es un animal del espectáculo, y Nívea prefiere estar entre bambalinas, detrás de los ojos curiosos.

Sin embargo, las dos juntas tendrán que superar los obstáculos que hallarán en su duro camino, sacando la cara y mostrando orgullo por su forma de vida. Dos jóvenes mujeres que se dejarán la piel ante la actitud opresiva de los extremistas religiosos.

Después de invitaros a esta función, os diré que lo que más me ha gustado de esta historia es la cantidad de personajes que tenemos el gusto de conocer. Personajes sorprendentes, unidos, todos como una familia. Y eso es lo bonito, lo que vale, lo que hace que nos concienciemos y podamos entender que una familia se puede componer por una mujer barbuda, un payaso, una forzuda, un regidor y dos niñas idénticas pero diferentes por dentro y por fuera.

Además, esas mismas diferencias entre las mellizas también se reflejan a través de sus voces en cada capítulo, pues Nívea nos alcanza en prosa y Flama en verso. ¿Se puede ser más original? Yo creo que no. ¡Menuda experiencia nos regala Betsy Cornwell! Esa mezcla de prosa y verso consigue que el lector vuele y llegue al final en un abrir y cerrar de ojos.

Yo, sinceramente, me he sentido muy a gusto con esta lectura y con sus protagonistas. Tal vez la conexión con Nívea ha sido más fuerte, pues su forma de ser, de comprender las cosas y el camino elegido se corresponden más conmigo. Pero aun así, la autora también ha conseguido acercarme a Flama y a sus sentimientos.

Dos chicas únicas y espléndidas que deben afrontar la maldad y la ignorancia de las mentes rancias y cerradas que buscan la destrucción de lo que se sale de sus casillas cuadriculadas.

Quizás la única pega que le puedo poner es que hay interrogantes que nos pueden llegar a descolocar durante la novela y que hasta el final del libro no se resuelven. Sin embargo, eso tiene su parte buena, ya que nos empujan a seguir adelante para aclarar nuestras ideas, sorprendernos, emocionarnos y comprender el significado de muchas cosas de la trama.

En definitiva, con un estilo hermoso y una pluma intensa y radical, Betsy Cornwell ha creado una ambientación tentadora y memorable al montar este Circo de la Rosa. Un circo que es una versión singular y steampunk de Blancanieves y Rojaflor. Un circo que es un hogar como cualquier otro, repleto de amor y satisfacción, de trabajo y descanso, de sueños y despertares. Un circo donde una chica y un oso pueden ser almas gemelas, donde otra chica y un hada pueden enamorarse perdidamente, donde la magia puede convertir los sueños en realidad sin importar lo que opinen los demás. 

Por eso, entrad en el circo que abre sus puertas a todo el mundo, que lucha contra los intolerantes, contra el fanatismo religioso y que huye del odio al diferente. ¡Quedaos bajo la carpa para disfrutar del espectáculo sin prejuicios!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *