Publicado el

Freddie y yo

freddie y yo

Freddie y yo

freddie y yo

Este cómic, o debería decir este pedazo de cómic (300 paginacas), me ha traído recuerdos e identificarme con algunas de sus viñetas. Aunque su título es Freddie y yo, habría sido más apropiado que fuera Queen y yo.

Como el protagonista del cómic, Queen fue el primer grupo de música de mi vida. Fue en BUP cuando me los descubrieron. Creo que hay, o había, un momento en cualquier persona en el que pasa de no tener preocupación ninguna por la música, a tener una fiebre devoradora de música. Por lo menos ese fue mi caso, a los quince años o así. Como decía, antes de Queen no hubo nada en mi vida. Un buen día me pasaron una cinta, no había aún cedés, y me gustó tanto que pedí más. La putada fue que me hice fan de un grupo cuyo cantante había fallecido recientemente. Aún así seguí acumulando material y recuerdo como una feliz coincidencia que en una clase de inglés nos pusieron de listening The show must go on

No recuerdo cuanto duró mi fiebre Queen, pero fue larga. Después vinieron más grupos, pero Queen siempre tendrá un hueco en la minicadena.  Ahora huyo de los temas más conocidos, que ya me cansan, y disfruto de los primeros discos, de temas como Death on two legs (dedicada a un manager cabrón que tuvieron), ´39, Bring back that Leroy Brown, Tie your mother down, The lap of the gods, Killer Queen, Love of my life… Vamos, lo dicho, los primeros discos, sobre todo el A night at the opera.

La realidad musical actual es bien distinta. Ahora los grupos que mueven a los adolescentes, (las adolescentes mojabragas sobre todo) son flores de un día que en un par de meses escriben su biografía y tienen su imagen incrustada en cuadernos, mochilas y ropa interior. Esta generación no ha vivido la música como la anterior. Ya no hay rock. Ahora solo hay pop cantado por grupos one hit wonder. Puede que esté equivocado, pero es mi impresión.

En fin, que parezco el abuelo contando batallitas.

Freddie y yo recoge la vida del autor, Mike Dawson, desde principios de los 80, cuando cuenta con diez años hasta la actualidad entrelazando los hechos de su vida con la discografía de Queen. Es la historia de un chico normal que va al colegio, que tiene una hermana fanática de los Wham con la que rivaliza musicalmente, un hermano mayor que le suministra las cintas, y unos cambios que afrontar cuando se tienen que mudar de Inglaterra a Estados Unidos (de un lugar donde el grupo musical es casi una religión a otro donde solo se les conoce por Another one bites the dust…)

Freddie y yo es la autobiografía de un chico normal que hace de Queen el eje central de su vida llegando a ser una obsesión. En la clase de arte su proyecto es hacer el cómic de Bohemian Rhapsody, en el coche con sus amigos siempre suenan ellos, en su casa siempre está pendiente del nuevo videoclip de turno…puede recordar cada hecho relevante de su vida ligándolo a una canción de Queen.

Hay un capítulo especialmente emotivo, que supongo que a mí me podría haber afectado igual (igual no, posiblemente menos) que al autor, y es la muerte de Freddie. Son unas viñetas estremecedoras y muy impactantes.

Mike va creciendo, se hace adulto, tiene novias, empieza a currar y aunque sigue fiel a Queen entran otras músicas en su vida. Unas serán mejor recibidas que otras pero la fiebre ya baja. Entramos ahora en un cómic más normal, menos original. El trabajo, y la vida sobre todo, son una corriente que lo arrastran y Queen ya no es el motor, el eje de su vida. Seguirá estando ahí, siempre presente, pero ya no tan palpablemente, no tan visible.

Un punto a favor de este cómic son las situaciones imaginarias que el autor vive tanto con Queen como las que imagina que suceden entre los miembros de Wham.

Finalmente, el chico que no pudo ver ninguna actuación en vivo del grupo porque justo el año que vuelven a los escenarios se mudan, puede ir al musical We will rock you con su madre…No es lo mismo, claro, pero es algo que no puede dejar pasar ahora que puede.

Freddie y yo ha gustado y disgustado a los fans a partes iguales. Aún así yo lo recomiendo a ambos. Los que no conocen nada del grupo apuntarán canciones que buscarán en la red para bajárselas. Los que lo conocen, sobre todo si nacieron en los 70, podrán comparar sus vidas con las de Mike.

En cualquier caso, a mí, como fan no obsesionado,me ha entretenido bastante, y eso es lo que al final cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *