Hija de Esparta

Reseña del libro “Hija de Esparta”, de Claire M. Andrews

Hija de Esparta

El Olimpo está en peligro. Nueve objetos de poder han sido robados y un joven héroe tendrá que emprender un viaje lleno de peligros para lograr devolver los poderes a los dioses griegos y así restablecer el orden. 

Si la premisa del libro que hoy os traigo fuera exactamente así, podríamos estar hablando de una historia sin más, de un héroe al más puro estilo Hércules, Teseo o Aquiles. Pero no. ¿Y si en lugar de un héroe tuviéramos una heroína? Pocas veces, por no decir ninguna, hemos encontrado un mito griego donde el protagonista sea ella, una chica, una heroína fuerte y valiente, más incluso que los héroes que os he nombrado antes. 

Por lo que Claire M. Andrews ha tenido que hacerlo. Ha tenido que crear esta magnífica y original novela donde se mezclan fantasía, historia y mitología, con una protagonista femenina tremenda desempeñando el papel de heroína con un par de ovarios, dispuesta a todo para defender sus intereses, los de su familia, los de su querida Esparta y los de Grecia. 

Cuando me topé con Hija de Esparta no pude decir que no. Yo, que adoro la mitología griega desde pequeña, tuve que hacerme con esta historia que me enganchó desde el primer momento por varios motivos. El espléndido y completo mapa que nos permite ubicarnos a la perfección en cada momento es uno de ellos. Los diferentes mitos y personajes mitológicos que se entremezclan en la novela es otro. Y por supuesto, la acción constante sin ser excesiva es otro de ellos. Desde el principio, el carácter combativo de Dafne, nuestra protagonista, está muy presente. Pero no solo el espíritu de guerrera es una de las características de Dafne, sino también su osadía a pesar de su juventud, su valor, su impulsividad, su lengua afilada y su lealtad a Esparta. 

Dafne es, junto a Ariadna y Lore, una de las mejores protagonistas femeninas dentro de una novela sobre mitología griega que he conocido este año. Además, lo interesante es todo lo que el lector debe descubrir sobre ella junto a la propia Dafne. Sus orígenes no están claros y eso es uno de los puntos fuertes del libro. La autora ha sabido jugar bien sus cartas y crea ese misterio alrededor de Dafne que ni ella misma es capaz de averiguar. Por eso, su viaje no solo será una búsqueda de objetos mágicos y poderosos que debe devolver al Olimpo, sino que también será un viaje necesario de descubrimiento personal que hará que Dafne se replantee su identidad y lo que eso conlleva. No obstante, a pesar de eso, Claire M. Andrews también nos hace reflexionar sobre el hecho de pertenecer al lugar donde nos hemos criado y no del que provenimos. Eso es algo que Dafne defiende a lo largo de las páginas de esta historia. Ella se siente espartana y lucha por su ciudad adoptiva aun cuando es vista por los propios espartanos como forastera. Sin embargo, según avanza la trama, sus ansias por saber más sobre sí misma y su pasado, harán que Dafne se plantee muchas cosas. 

Por otro lado, la narración en primera persona y en presente desde el punto de vista de Dafne es un gran acierto consiguiendo que la historia sea muy real y que el lector sea partícipe en todo momento de la aventura junto a los personajes. Además, precisamente la gran variedad de personajes es otro de los puntos fuertes del libro. Desde Apolo y Dafne que juegan a ese enemies to lovers lleno de desconfianza y tensión sexual, hasta otros personajes secundarios como Lita, Lykou, Pirro, Ariadna, Prometeo o Hermes. 

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

Como veis, mitos, dioses y otros personajes de la mitología griega aparecen en nuestra historia interactuando con Dafne en su viaje. Un viaje que yo he disfrutado muchísimo, porque aparte de vivir las diferentes pruebas y peligros a los que debe enfrentarse Dafne, también he aprendido junto a ella y la he visto evolucionar y madurar. He sido testigo de su empoderamiento. Porque sí, Hija de Esparta es una novela de empoderamiento femenino, no solo de Dafne, sino también de otras mujeres con las que nos toparemos: Lita, Ligeia, Ariadna, las Musas e incluso la mismísima Artemisa. Mujeres que no se callan, que luchan por su independencia y por ser ellas mismas, sin cadenas que las aten a los dioses o a los hombres. 

Hija de Esparta es una aventura fascinante donde no hay lugar para el aburrimiento. Con una prosa notable y adictiva, Claire M. Andrews nos regala secretos, poder, intrigas, amistad, amor y una heroína capaz de luchar por ella, por su destino y por el de toda Grecia. 

Deja un comentario