La última lección, de Yoshinori Noguchi

La ultima leccion“Cuando tratamos de oprimirlos, los sentimientos se acumulan en alguna parte de nuestro subconsciente y allí se instalan. Cada vez que experimentamos la tristeza o la pérdida, nos liberamos un poco y nos vamos curando.”

Creo que si algo necesitamos en este año tan difícil y atípico que hemos vivido es el optimismo, la motivación y la resiliencia. Todos, en mayor o menor medida, hemos afrontado situaciones complicadas: muchos de nosotros hemos perdido familiares, parejas o amigos debido a la Covid-19; hemos pasado la enfermedad o conocemos a alguien que la ha pasado; hemos perdido el empleo, nos hemos acostumbrado a trabajar en casa o hemos trabajado muchísimas más horas; y, por último, sobrevivimos al confinamiento, con todo lo que eso ha supuesto para nuestro cuerpo y nuestra mente.

En resumen, este 2020 nos ha puesto entre la espada y la pared. Y con todo el tiempo que hemos pasado en soledad, es difícil no pararse a pensar en todo lo que está ocurriendo o cómo estás manejando tu vida. Por eso, creo que este libro ha sido el broche perfecto a este año. Y, además, tenía muchísimas ganas de leer uno de los títulos de esta colección de la editorial Comanegra, que explora diferentes emociones como el éxito, el fracaso, la empatía, la resiliencia, el miedo o el duelo.

Como llevo varios años priorizando mi salud mental y mi crecimiento personal a muchas otras cosas, creo que estos libros no han podido llegar en mejor momento. En este caso, La última lección se centra en el agradecimiento. Es una lectura muy corta, de apenas 100 páginas, que se divide en tres partes muy diferenciadas: una historia personal, las conclusiones con los mensajes más importantes y un epílogo con las últimas claves. En todas ellas, nos habla sobre cómo afrontar el fracaso, las inseguridades o las pérdidas en nuestras vidas y también lo que ocurre si nos aislamos o nos negamos a enfrentarlas.

Y esto es muy interesante, porque solemos hacer mucho más caso o suelen impactarnos más las historias personales de personas que están pasando lo mismo que nosotros que los consejos que nos dan nuestros propios amigos o familiares. Pienso que puede ser por la empatía, el hecho de que se pongan en nuestro lugar, que logramos conectar más con los sentimientos o emociones que nos están transmitiendo para lograr un cambio en nosotros.

El autor también nos transmite que no es fácil llegar a estas conclusiones pero que, cuando logramos entenderlas, conseguimos un cambio en nuestra vida que nos ayudará a ser más felices y a comprender por qué las etapas difíciles nos permiten conocernos mejor o sacar nuestro máximo potencial. Y que, con el agradecimiento, y entendiendo que no todo depende de nuestro esfuerzo, sino también de cuestiones ajenas a nosotros mismos, lograremos una mayor paz interior en la medida en la que obtengamos o no lo que queremos o alcancemos nuestras metas u objetivos.

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

Nos enseñan a que aquellos que triunfan en la vida o logran el mayor éxito profesional son más felices o admirados y el autor nos cuenta que este pensamiento es totalmente equivocado y que te das cuenta de ello a medida que vas experimentándolo en tu propia vida. El crecimiento personal pasa por desprenderse de las inseguridades, la ansiedad, la autoexigencia y el miedo para poder disfrutar de los momentos que vivimos, que son irrepetibles, y de aprender de nuestros errores y nuestras pérdidas. Nadie es perfecto y ningún año de nuestras vidas está exento de tragedias o pérdidas, solo tenemos que descubrir cuál es la mejor forma de no huir de ellas mirando hacia otro lado.

Personalmente, La última lección me ha ayudado mucho porque creo que está en la misma sintonía en la que me encuentro actualmente. Y no es fácil, como también nos dice el autor: siempre habrá malos momentos, lloraremos y tendremos pensamientos negativos. Pero la mejor opción, en estos casos, es salir fortalecidos de todo ello y mostrar la fuerza necesaria para avanzar y ayudarnos a nosotros mismos y los demás. Estoy deseando leer otro de los libros de esta colección tan especial. Y creo que el próximo será La ley del espejo, que trata sobre el perdón. Puede que ya sepamos de sobra lo que nos estén contando, pero la cuestión es… ¿Lo ponemos en práctica?

Deja un comentario