Categorías
Biografías y Memorias Libros de Literatura francesa Lumen Reseña Simone de Beauvoir

Las inseparables, de Simone de Beauvoir

Las inseparablesEn Las inseparables, la gran Simone de Beauvoir se abre en canal y cuenta la relación que tuvo con su amiga íntima Elisabeth Lacoin (conocida como Zaza) desde que la conoció en la escuela a la edad de nueve años, hasta que ambas alcanzaron la etapa adulta. Tal y como reza la sinopsis de este libro, nos encontramos ante la novela más intimista e íntima de la escritora francesa. En ella, ésta narra el amor platónico y la devoción que le profesó a Zaza desde el primer momento en que ambas se cruzaron.

Simone de Beauvoir es una figura que me intriga muchísimo. Sin embargo, debo reconocer que no había leído nada de ella previamente a esta novela (El segundo sexo me intimida demasiado todavía, del mismo modo en que no me atrevo a acercarme al resto de su obra) y al margen de la labor de ésta y lo mucho que contribuyó al feminismo, pensé que podía ser buena idea conocerla por su lado más personal y en este caso, por la relación que mantuvo con su gran amiga Zaza. No tengo muy claro hasta qué punto podríamos considerar que los hechos históricos sean un spoiler, pero por si acaso, me limitaré a dar mis impresiones sobre el libro y a no comentar demasiado los sucesos, por lo que dejaré que seáis vosotros y vosotras quienes descubráis esta historia. Pues bien, Simone de Beauvoir nació en el seno de una familia adinerada venida a menos con el tiempo, y quien además, fue profundamente creyente de niña. Ambas amigas se sintieron unidas por su amor hacia Dios, pero también por el complemento que hacían: Zaza era una persona idealista, respondona y despierta, mientras que Simone caminaba a su lado en un segundo plano, pero con las ideas claras, siendo liberal y alguien en quien confiar. En la novela, la autora ficciona los sucesos ocurridos en la vida real y hace una analogía entre estos y la ficción. Así pues, de Beauvoir se representa en el personaje de Sylvie. Sylvie a los 10 años, conoce a Andrée (Zaza), una niña que ha pasado largo tiempo en casa debido a unas severas quemaduras que sufrió y debido a su desparpajo e inteligencia, Sylvie no puede evitar caer rendida a sus pies y admirar. No hay que prestar demasiada atención para darse cuenta de que Sylvie-Simone se enamoró de Andrée-Zaza, pero pronto se dio cuenta de que su amiga jamás correspondería a sus sentimientos y que debía amarla platónicamente. Andrée-Zaza por su parte, viene de una familia de bien, influyente, la cual de apariencia le daba libertad, pero que a medida que ésta fue creciendo y entrando en la etapa adulta, las normas y restricciones de su madre empezaron a asfixiarla. Durante sus años de adolescencia, Andrée se enamora de Bernard, quien no es aceptado por la familia de Andrée, debido a su espíritu libertino. Andrée lo ama a morir pero deberá aceptar su destino y la influencia de su madre se cierne sobre ella. Resulta obvio que dicha opresión tendrá consecuencias en el bienestar de Andrée-Zaza. Por otro lado, me gustaría comentar que lo que más me ha gustado de este libro ha sido la dulzura con la que Simone escribió sobre Zaza, el homenaje tan bello que le hizo, además de las fotografías y cartas al final del libro acompañando todo el relato, así como la prosa de Simone, cuidada y delicada. De algún modo, me ha parecido poder ver a esas niñas que tanto se quisieron y debo decir que me ha encandilado.

Así pues, recomendaría este libro a aquellas personas que no solamente estén interesadas en la vida de Simone de Beauvoir desde un aspecto más personal, si no también a quienes quieran leer sobre la amistad pura, sobre lo que supone contar con alguien de manera incondicional, pero sobretodo, en lo mucho que nos puede llegar a impactar que ciertas personas se crucen en nuestro camino y la cambien irremediablemente para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *