Metro 2033

Reseña del libro “Metro 2033”, de Dmitry Glukhosvky

Metro 2033

Ediciones Minotauro viene pisando fuerte con una nueva colección literaria que, bajo el título “Comienza tu serie”, nos recupera clásicos a precio muy asequible: 6,95€. Metro 2033 con sus más de 500 páginas, será uno de ellos cuando salga a la venta en Septiembre. Su formato recuerda a las antiguas ediciones de ciencia ficción donde se cuidaba hasta el más mínimo detalle.

Editorial tradicional y autopublicación Libros y Literatura

Escrita por Dmitry Glukhosvsky en 2009, Metro 2033 es un referente entre las obras post-apocalípticas, tiene tanto que contar que con la novela no ha sido suficiente y se ha surgido en derredor todo un universo paralelo en formato videojuegos e incluso con la posibilidad de adaptaciones cinematográficas.

Metro 2033 cuenta la historia de lo que ocurre en el planeta Tierra tras una catástrofe nuclear. Se sitúa concretamente en Rusia, y dentro de ella en las líneas y estaciones de metro que, al ser tan profundas y amplias, pueden albergar vida humana protegiéndola de la radicación.

Han pasado varios años desde que se vieron obligados a establecerse allí y, tras unos cuantos enfrentamientos bélicos en el subsuelo, se ha logrado todo un entramado de colonias diferentes, las hay comunistas, anarquistas, religiosas, ateas, capitalistas… parecidas a las que existían en la superficie pero con la amenaza extra de los seres mutados por la radiación.

Seguimos la pista a Artyom, un muchacho superviviente del ataque a su colonia por ratas gigantes, que ahora vive en un grupo que comercia con una infusión que han inventado a partir de hongos y que se ha hecho famosa en las demás estaciones.

Cada grupo comercia con lo que puede: con los hongos que cultivan, con los cerdos que crían, con las bebidas que producen y, quitando las incursiones que realizan de vez en cuando los anarquistas y los “negros”, todo el mundo sobrevive más o menos.

El primer capítulo te ayuda a entrar en materia, te describe las estaciones de metro y cómo están distribuidas, quién vive en ellas y qué hacen para seguir adelante. Al no estar acostumbrada al uso de la nomenglatura rusa, me ha costado un poco seguir el hilo, pero se pasa rápido y resulta de bastante utilidad.

Si existen seres en la superficie que aguanten la radiación y las altas temperaturas provocadas por un sol extremo, son mutantes. Los seres que viven bajo tierra y que se “salen de lo normal” no sabemos a ciencia cierta si han visto modificado su ADN (como las ratas gigantescas) o si ya estaban así pero hasta el apocalipsis los humanos nunca habían llegado tan adentro en las profundidades (uno de los muchos misterios que podrás descifrar leyendo Metro 2033).

Me ha gustado mucho el ambiente descrito, a veces, claustrofóbico por el lugar donde se desarrolla, y otra veces terrorífico. Pero la novela de  Dmitry Glukhosvsky es más que ciencia ficción, habla de política y de la manipulación a la que se puede someter al pueblo con la religión y el miedo como armas.

Me ha resultado curioso saber que hace unos años Hollywood se hizo con los derechos para una película, pero que no han llegado a ningún acuerdo concreto con el autor porque quieren trasladar el escenario de la novela a la línea subterránea de Washington DC, y eso es algo que según Glukhosvsky no funcionaria. Es sencilla su explicación, aparte de que la novela está inspirada en la crisis económica sufrida en Rusia en los 90 y en el desastre de Chernobil, se habla de “los negros” o “los oscuros” haciendo alusión con ello, no a los afroamericanos, sino a todo aquel que no se adapta al nuevo sistema y, francamente, usar esos términos en EE.UU. podría dar a entender situaciones de racismo que no tienen nada que ver con la historia.

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

Curiosidades aparte, la travesía que realiza Artyom cruzando las líneas de metro, enfrentándose a todo tipo de peligros, es una experiencia inolvidable. Consigue hacerte recordar que la ciencia ficción cuando se pone seria, no sólo consigue transportarte a otros universos, sino que además, te remueve en el asiento y te hace mirar el “mundo real” desde otra perspectiva.

Metro 2033 de Dmitry Glukhosvsky, es un título que no deberías dejar pasar, sobre todo con esta estupenda edición de Minotauro, donde hasta el número de páginas te está gritando que esto es pura syfy

1 comentario en «Metro 2033»

Deja un comentario