Asesino de brujas: Los hijos del rey, de Shelby Mahurin

Asesino de brujas: Los hijos del reyAsesino de brujas: Los hijos del rey es un deseo hecho realidad. Su primera parte, La bruja blanca, se ganó un hueco en mi corazón y se convirtió en una de mis mejores lecturas de 2020. Desde entonces, no he podido sacarme de la cabeza a sus protagonistas, Lou y Reid, y ansiaba que llegara el momento de retomar la historia y volver a Belterra.

Pero antes de nada debo deciros que para leer este segundo tomo es estrictamente necesario que hayáis leído La bruja blanca, ya que ambas novelas forman parte de un mismo todo. Esta segunda parte es una continuación en toda regla y no vais a entender nada si no habéis leído el anterior.

De hecho, creo que cualquier cosa que pudiera decir sobre la trama de este libro sería un completo spoiler, así que lo mejor será que me limite a hablaros de todo lo que me ha transmitido la autora con su prosa y lo que he experimentado capítulo tras capítulo.

Os pondré en situación: Belterra, un lugar en una Francia alternativa y medieval con brujas y aquellos que las persiguen. Tenemos magia, intriga, amor, pasión, sentimientos y mucha acción. Un hombre, Reid, cuyo mundo y en todo lo que ha creído se viene abajo; y una mujer, Lou, valiente, independiente y empoderada, que huye de los suyos. Las circunstancias les unen y los giros inesperados nos dejan con la boca abierta en cada página.

Hasta ahí el anterior volumen. Pero, ¿y en este segundo? ¿Qué encontramos? ¿Está al nivel del primero? ¿Lo supera? Pues… . Y lo digo así, en mayúsculas, porque yo tenía mucho miedo de que no estuviera a la altura. Sin embargo, hoy puedo respirar tranquila y deciros que Asesino de brujas: Los hijos del rey es una novela incluso mejor que su predecesora. ¡Esta tiene mapa! Ya, parece una tontería, pero yo adoro los mapas en este tipo de historias porque considero que son necesarios para ubicarnos en sus lugares mágicos y desconocidos.

Por otro lado, aquí ya partimos de una base, sabemos a lo que nos enfrentamos, conocemos a los personajes, estamos situados y ya desde las primeras páginas nos metemos de lleno en la trama para disfrutarla al máximo. Además, la autora nos deleita con una ambientación de esa Belterra mucho más detallada, más explotada y más peligrosa aún si cabe.

De nuevo Shelby Mahurin repite con un formato que le funcionó dividiendo la novela en tres partes bien diferenciadas y provocando giros sorprendentes e inesperados que logran erizarnos la piel en diferentes momentos.

Sí que es cierto que los primeros capítulos resultan un poco lentos. No obstante, también pienso que esa lentitud es necesaria antes de pasar a la acción y permite que nos reencontremos y conectemos de lleno de nuevo con Lou, Reid y los otros personajes que les acompañan en su huida.

Esa es otra. Los personajes secundarios —tanto los viejos conocidos como los nuevos por conocer—, del mismo modo que los principales, están deliciosamente construidos y nos enganchan tanto como la propia trama.

Y una vez metidos de lleno en esa trama, el ritmo se vuelve frenético y la adrenalina se dispara. Sin lugar a dudas, Shelby Mahurin sorprende otra vez con su pluma auténtica y adictiva. Ella es capaz de conseguir que nos metamos en la piel de Lou y en la piel de Reid de forma instantánea y visceral, viviendo al límite y experimentando todas y cada una de sus sensaciones desde lo más hondo. De esta forma se alcanza una conexión intensa y real con ellos, haciendo que la historia y sus personajes queden grabados a fuego en nuestro interior.

Y no puedo terminar sin hablar de los cambios en la relación de los dos protagonistas. Si en el primer libro pudimos disfrutar de las pullas, en esta segunda parte ambos ya se encuentran en otro punto más avanzado de su relación. Esta ha evolucionado, porque así debe ser, y se palpa en el ambiente. Aun así, los comentarios picantes y la actitud descarada de Lou siguen presentes en muchos momentos y se agradece.

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

¿Qué? ¿Aún no tenéis claro si merece la pena leer este libro? Pues para resumir os diré que esta historia es amor y lealtad entre dos polos opuestos que resultan no serlo tanto. Es casualidades de la vida que no lo son. Es odio, venganza y fanatismo. Es valentía y lucha por ser quienes somos y por la vida que nos quieren arrebatar. Es amistad, es descubrimiento. Es una mujer y su batalla. Es un alma atormentada, un hombre que abre su mente, la aceptación de sí mismo y la confrontación de sus nuevos y viejos valores. Es aquello que está dispuesto a defender.

¿Os quedan dudas? No, ¿verdad? Ya me parecía.

 

Deja un comentario