Publicado el

Omega Men, de Tom King y Barnaby Bagenda

Omega Men

De rodillas o sentado en una silla. Con las manos atadas a la espalda. Encapuchado, el prisionero siempre encapuchado. En el fondo: el símbolo de los que van a perpetrar el acto. La puesta en escena es perfecta. El alegato, el pretexto, cargado de razones subjetivas, de palabras contundentes y de amenazas, siempre es articulado por el miembro del grupo con mejores dotes de orador. Palabras y más palabras. Frases que explican el origen de todo, que suben y bajan de tono, que hablan de culpa, de obligaciones y de tratos incumplidos. Principio de causa y efecto. Silencio. ¡Afuera la…

Lee la reseña completa