Publicado el

Adiós, muy buenas, de Xavier Sardà

Adiós muy buenas

Un profesor de mi carrera contó una vez que él, siempre que enseñaba la ciudad a alguien que venía de visita, lo llevaba a un hospital y a un cementerio. Y si él viajaba, también iba a estos lugares. Según su punto de vista, era la mejor forma de conocer cómo eran los lazos afectivos de una sociedad. Y es que, por donde la muerte ronda, los seres humanos muestran lo que de verdad les importa. Yo nunca he puesto en practica lo de los hospitales, pero sí que he visitado alguna vez los cementerios de las ciudades a las…

Lee la reseña completa