Publicado el

El niño que llegó con la niebla, de Paloma Sánchez Ibarzabal y Anuska Allepuz

El niño que llegó con la niebla

El niño que llegó con la nieblaImagínate que sales a dar un paseo y que de repente, en mitad de la niebla (imagina también que hay muuucha niebla) te encuentras con un niño que anda descalzo, que va mal vestido y que está muy flaco. Imagina que, cuando le preguntas al niño que cómo se llama él te responde que no tiene nombre y que tampoco tiene padres ni una casa. ¿Qué harías? Pues, probablemente, si tienes buen corazón, te lo llevarías a tu casa para cuidar de él, ¿verdad? Eso es justo lo que le ocurre a Mirna en El niño que llegó con la niebla, cuando un día, después de haber pasado bastante tiempo aislada, sale a dar un paseo.

Mirna, a pesar de haberlo pasado muy mal últimamente se lo lleva a su casa y decide hacerse cargo de él. Al niño le parece una idea estupenda. Por cierto, el niño flacucho que no tiene nombre no solo ha encontrado un hogar, sino también un nombre: Tim. Así que Mirna y Tim comienzan a vivir juntos, a conocerse y a entenderse. Mirna matricula a Tim en la escuela porque un niño de su edad tiene que aprender un montón de cosas. Y aunque el profesor le asegura que va muy mal, que no sabe contar, ni leer y ni siquiera sabe bien los colores, con la ayuda de Mirna, Tim irá aprendiendo no solo lo más esencial, sino el cariño, el saber comportarse ante los demás y, sobre todo, aprenderá a escuchar a Mirna y lo que sucede en esa casa que esconde un montón de recuerdos y sentimientos.

Y es que juntos aprenderán a escuchar los latidos de la casa, todo lo que se esconde dentro de ella y de la propia Mirna y, con fantasía, un poquito de humor y mucho cariño juntos aprenderán a sortear todas las dificultades.

El niño que llegó con la niebla es un libro para niños a partir de ocho años, de la colección Calcetín de la editorial Algar.  Ya sabéis lo que me gustan los libros infantiles y la verdad es que Algar tiene una colección de libros para los más peques que es una maravilla. Las ilustraciones de Anuska Allepuz, preciosas y delicadas, acompañan a la perfección este cuento de la escritora de literatura infantil y juvenil Paloma Sánchez Ibarzabal.

Un cuento precioso, cargado de fantasía y valores, con el que los pequeños aprenderán la importancia de la amistad, del cariño y de saber dejar atrás el pasado manteniéndolo vivo en el recuerdo. Precioso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *