En femenino plural, de Sara Valens

En femenino pluralNo podemos negar que, en los últimos tiempos, estamos asistiendo a un resurgir del movimiento feminista. Personalmente, me siento muy afortunada de formar parte de este movimiento que busca la igualdad de derechos entre mujeres y hombres. Siempre voy a estar del lado de quienes luchan por conseguir una sociedad más justa y el feminismo es y será, sin lugar a dudas, totalmente necesario para que se dé este cambio de igualdad.

Como en todo movimiento, dentro del feminismo podemos encontrar diferentes puntos de vista y aproximaciones. El nuevo libro de Sara Valens, En femenino plural, es una valoración del feminismo de hoy en día y de su devenir desde el prisma de la propia autora. Obviamente, podemos estar o no de acuerdo con sus ideas, pero creo que es muy interesante conocer distintos puntos de vista antes de asentar nuestras convicciones y eso es lo que nos da la autora en este libro.

Me gustaría, antes de nada, presentaros a Sara Valens. Graduada en Psicología por la UNED, ha realizado además un máster en Criminología y Victimología y un posgrado en perfilación criminal. Sara está especializada en trauma y disociación, violencia sexual y psicopatía, campos que, sin duda, han servido a la autora para formar su concepción del feminismo que tan bien refleja en este libro.

Entonces, ¿qué es En femenino plural? Es un libro para mujeres, “uno de esos libros que las mujeres escribimos para nosotras” pero, lo que realmente hace diferente a este libro del resto de libros de temáticas feministas es que en su libro, Sara Valens habla sobre lo que las mujeres habitualmente no queremos oír. En palabras de la autora: “estamos asistiendo a un fenómeno social de una nocividad que a muchas nos provoca miedo. Se trata de la actitud de la mujer actual, la equivocada y supuesta conciencia de género femenino, que no solo no une a las mujeres, sino que genera un conflicto continuo y perpetuo contra los hombres que ha llegado a unos límites alarmantes”.

Dividido en siete capítulos, En femenino plural trata de ofrecer una herramienta de ayuda a todas esas mujeres que se sienten perdidas dentro de este momento histórico. Su principal intención es la de unir y crear comunidad y para ello la autora trata de generar la conciencia de grupo mujer para que así pueda sembrarse la semilla del cambio, “un cambio que deseamos que sea duradero y estable, pero, sobre todo, justo para todas”. Así, Sara Valens afirma que este no es un libro machista ni en contra de las mujeres, ni feminista ni en contra de los hombres. Se trata más bien de un libro que lanza un mensaje de unión y colaboración que pretende crear comunidad: “si queremos que las cosas mejoren, somos las mujeres quienes tenemos que cambiar”.

El primer capítulo está dedicado al psiquismo femenino y en él la autora trata temas como el trauma, el apego, la disociación, las consecuencias de estos en la psique femenina o la psicología aplicada a las mujeres. Es evidente la formación de la autora en el terreno de la psicología y es interesante conocer su punto de vista y sus planteamientos.

En el segundo capítulo, titulado “La estafa del feminismo”, Sara Valens afirma que el feminismo es uno de los ismos cuyo resultado a largo plazo está siendo el de separar a hombres y mujeres. Afirma, además, que el feminismo ha buscado desde los inicios “borrar todo rastro de mujeridad en las mujeres y transformarnos en algo que no somos.” Desde los objetivos básicos del feminismo, Sara Valens construye su discurso para desmontar muchos de los mitos a los que ha llevado el feminismo y las supuestas libertades de las que gozamos las mujeres hoy día.

En los capítulos tercero y cuarto, la autora reflexiona sobre la actitud de la mujer para con el resto de mujeres, la misoginia femenina, la competición o cómo afectan las apariencias. Aborda también el tema de la culpabilidad, el sexismo benevolente, la corrección política o la apropiación masculina.

El quinto capítulo, titulado “De la mentira al delito”, está dedicado al ámbito criminal y el papel que la mujer ocupa en él. En el sexto capítulo, Sara Valens nos habla de la agenda (misógina) de género. Y es que, según la autora, “en los últimos años estamos asistiendo a un fenómeno social espectacular que parece ir encaminado a generar una forzada simetría entre hombres y mujeres”, es decir, “masculinizar a las mujeres y feminizar a los hombres”. Sara Valens considera que “estamos siendo más forzadas que nunca a ser algo que no somos y lo hacemos sin rechistar y con gusto”. Aborda también en este capítulo algo que está de rabiosa actualidad como el movimiento queer y LGTB y sus posturas en torno al feminismo, además de la violencia, el maltrato y la victimización.

Por último, en el capítulo siete, Sara vuelve a ahondar en la idea esencial del libro: “esto solo lo arreglamos entre todas”. Seguramente muchas mujeres puedan sentirse sorprendidas ante la afirmación de la autora de que somos las mujeres las que tenemos que cambiar, pero, en sus propias palabras “yo lo he hecho porque alguien tiene que hacerlo, porque alguien tiene que decir las cosas claras y de forma directa. Y lo hago porque realmente me importan las mujeres, porque quiero que mi experiencia se pueda aprovechar y que otras mujeres no tengan que pasar lo mismo que pasé yo”.

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

En femenino plural es un libro diferente a todo lo que he leído hasta ahora en torno al feminismo. Ya lo avisa la autora: “aquí se han dicho cosas que las mujeres necesitan oír y no tanto las cosas que las mujeres quieren oír”. El lector puede o no estar de acuerdo con las ideas que propone Sara Valens en él, pero es indudable que Sara ha puesto todo en este libro y que ha realizado un trabajo documentado y preciso sobre su concepción del feminismo actual. De lectura amena y fácil y lleno de ejemplos claros y datos concisos, el lector puede encontrar en este libro otro punto de vista desde el que afrontar el feminismo hoy día.

Me quedo, sin duda, con el mensaje final del libro: “que este libro sea el generador del cambio que tantas anhelamos. Y que lo hagamos juntas. Juntas y unidas.”

Deja un comentario