Publicado el

La insólita amargura del pastel de limón

La insólita amargura del pastel de limón

La insólita amargura del pastel de limón, de Aimee Bender

La insólita amargura del pastel de limón
Cuando terminé de leer este libro, a diferencia de todas mis anteriores reseñas, sentí que tenía que pedir ayuda, que tenía que leer otras opiniones, que me urgía una segunda apreciación; y no porque no supiera cómo reseñarlo o porque no lo había entendido, sino porque necesitaba saber si esa sensación que me había quedado era la misma que el resto de lectores; me metí en Google, busqué críticas y ya no me sentí tan solo.

Todos coincidían en calificar a este libro como raro.

Rose Edelstein está a punto de cumplir nueve años, y prueba a escondidas un pedazo de pastel que su madre ha cocinado para la ocasión. Ella espera disfrutar del sabor del limón mezclado con el azúcar, pero de repente su boca se llena de soledad y tristeza. Sin que nadie sepa cómo ni por qué, la niña descubre que puede adivinar los sentimientos de quien cocina, y desde entonces comer será su arma secreta para conocer mejor a los demás.

Comienza así una linda novela que se divide en tres capítulos bien marcados; a lo largo de ellos recorremos once años de la vida de Rose, el descubrimiento de su don y sobre todo cómo este sexto sentido condiciona, para bien y para mal, cada uno de sus días; ¿estamos ante una capacidad positiva? ¿Está bueno conocer lo que sienten los demás a través de las sensaciones que emanan las comidas que cocinan? Más generalmente, ¿es conveniente conocer secretos, saber lo que no hubiéramos sabido de otra manera?

La apariencia de “familia típica feliz” (Padre trabajador, madre ama de casa, niña simpática, hermano mayor inteligente) empezará a encontrarse con una realidad un poco diferente, en la que su madre hiperactiva descarga así secretos, en la que su padre prefiere hacerse el sordo y en la que su extraño hermano opta por estrategias más extremas…

Las páginas de este libro comienzan a teñirse, a tomar un color diferente, la simple historia de la niña con dotes especiales (historia linda, inocente, de verano) comienza a acomplejarse, a rozar la fantasía, a volverse ciencia ficción, o tal vez, y ésta creo que es la mejor forma de encarar su lectura, a utilizar metáforas y alegorías que convierten a un mensaje aparentemente básico en algo más profundo, que indaga en la condición humana y en temas subterráneos e inconscientes que apuntan a la soledad, a la falta de amor o al desconocimiento de aquellas personas que deberían resultarnos cercanas.

La insólita amargura del pastel de limón es la primera novela de Aimee Bender que se traduce al castellano, sin embargo, esta mujer de 42 años nacida en Estados Unidos ya había publicado antes otra novela y dos volúmenes de cuentos, de los cuales el primero fue elegido libro del año por el periódico Los Ángeles Times.

Cabe destacar la capacidad de la autora para lograr que la forma de expresarse del personaje principal del libro, Rose, sea acorde a la edad que tiene; uno nota en sus palabras y acciones el paso de los años; es que cuando abrimos el libro la niña tiene nueve años, pero ya es toda una mujer de veinte cuando lo cerramos y nos quedamos pensando.

Esa madurez que debe conseguir de forma acelerada debido a las circunstancias se pondrá a prueba a la hora de decidir qué hacer con su don, si dejar que se convierta en una carga o transformarla en algo productivo.

Y así como quien no espera que ocurra, llega el final de un libro bastante adictivo, y con él el inevitable sabor agridulce en la boca… o al menos yo por un lado sentía que la había pasado muy bien (no por algo terminé el libro en dos días), mientras que por el otro sentía ganas de volver a leerlo, o de pensarlo mucho, porque cada acontecimiento del libro escondía algo más, segundos mensajes, muchos que los había captado al instante, otros que seguramente iré comprendiendo durante la semana. Y en las futuras relecturas.

Estamos ante un libro que no se termina cuando se cierra. Que esconde siempre algo más que el primer sabor de boca, algo así como encontrar una insólita amargura en un pastel de limón.
Roberto Maydana

8 comentarios en “La insólita amargura del pastel de limón

  1. Una duda: solo se centra en la familia, o también en otras comidas, ya sea en casa de amigos o restaurantes…
    Gracias!

  2. En casa de amigos no, pero en restaurantes sí; es más, un restaurante jugará un papel importante en la vida del personaje; saludos!

  3. Me llamó la atención el título y después tu indecisión.
    Me dieron muchas ganas de leerlo porque tiene un interesante punto de partida.

    Asique lo pongo en mi lista!!
    Me encanta cuando se traen libros tan insólitos!!

  4. Rose, es un libro lindo, creo que merece la pena leerlo y ver qué te pasa con el final. Saludos!

  5. Yo hace unos dias que lo terminé y me quedé con ese sabor amargo del que hablan. Pero yo no he pasado a ninguna fase mas… simplemente esta esa parte que no entiendo, es metáfora que no llego a alcanzar, simplemente no lo veo?? Si alquien quiere ponerse en contacto y comentarlo, se lo agradezco.

  6. ayer termine el libro, y no me quedo claro porque Joseph su hermano mayor deseparaecia y aparecia, en la camam con los brazos extendidos y muy delgado, ¿que le pasa? porque ne libro no lo lo explica, dicen que no toma drogas, ni alcohol ¿entonces que le pasa?
    y lo de su madre porque le egaaña con Larrry eso tanpoco lo exlica y no pone si Rose se enamora de alguien solo conoce a un chico. si teneis la respuesta decidmelo porfavro

  7. ALguien me puede explicar el don del hermano realmente no logre captarlo

  8. He terminado el libro y me quedo con una sensación agridulce: me ha enganchado y me he ido sorprendiendo con lo que iba sucediendo, pero siento que falta información, que la autora nos deja con muchas dudas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *