Publicado el

Lectura fácil, de Cristina Morales

Lectura fácil

Lectura fácil A pesar de lo que su título indique, no hagáis caso. Este libro no es, de ninguna manera, un libro de fácil lectura. De hecho, es un libro que requiere un ejercicio de empatía muy alto, que nos pide un cierto compromiso y que necesita que utilicemos todos nuestros sentidos para enfrentarnos a él. He de admitir que me costó bastante entrar en el libro, que a punto estuve varias veces de abandonarlo, pero que mi tenacidad y mi curiosidad me lo han impedido y por eso estoy hoy aquí, para hablaros de esta peculiar novela titulada Lectura fácil.

Cristina Morales (Granada, 1985) ha conseguido hacerse con el Premio Herralde de novela con este libro que, como he leído por ahí, lleva dinamita dentro. Y es cierto que el mecanismo sobre el que se sustenta toda esta novela es muy complejo y que en cualquier momento puede volverse contra nosotros y estallarnos en la cara, pero, precisamente, creo que es eso lo que la autora pretendía con este libro subversivo. Y, a veces, uno de estos saltos por los aires no nos sienta del todo mal.

En Lectura Fácil, Cristina Morales juega y nos desmonta la realidad a través de cuatro voces diferentes: Ángels, Marga, Patri y Nati. Cuatro voces que provienen de cuatro chicas con discapacidad intelectual que viven en un piso tutelado por la Generalitat y que son al mismo tiempo una puñalada y una tabla a la que agarrarse durante el naufragio que supone leer esta novela.

Porque si la propia autora de la novela ha reconocido que su intención es “poner al lector en la diana”, lo cierto es que leerla es dejarnos expuestos a sus disparos que vienen lanzados en forma de críticas al orden establecido, a la política, a nuestra forma de querer normalizar todo lo normalizable, a lo solemne y lo estricto. Y es imposible, como lector, no sentirse en el centro de la diana cuando las voces de estas cuatro mujeres nos acompañan a quitarnos la venda y a dejar que el peso de la realidad vaya cayendo sobre nosotros.

Lectura fácil no es un libro fácil. De hecho, como os decía al principio, entiendo que no sea plato de buen gusto para todos los lectores. Cristina Morales, supongo, también contaba con ello y por eso, si cabe, este libro tiene aún más valor que toda la dinamita que lleva dentro y que acaba por estallar en nuestras manos cuando cerramos el libro. Es un libro inteligente, irónico, divertido y mordaz y, al mismo tiempo, es un libro duro, tremendamente duro. Os lo recomiendo con cautela, sabiendo de antemano a lo que os vais a enfrentar, pero con la certeza de que no dejará indiferente al lector que se acerque a intentar detonar este explosivo, porque al final la recompensa, la sacudida a nuestras conciencias, merece mucho la pena.

Un comentario en “Lectura fácil, de Cristina Morales

  1. […] RSS feed para los comentarios de esta entrada. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *