Publicado el

Por los caminos de Sodoma, de Bernardo Arias Trujillo

Por los caminos de Sodoma

Por los caminos de SodomaEl catálogo de la editorial Amistades Particulares me parece bastante interesante por su honestidad y originalidad. Ellos mismos, en su página web, se definen como una editorial diminuta que centra su actividad en autores y temáticas relacionadas con el colectivo LGTB. En especial, suelen publicar obras del siglo XIX y principios del XX de autores poco conocidos o que incluso nunca llegaron a ser traducidos al castellano. Por los caminos de Sodoma no es el primer libro que leo de esta editorial. Si mi memoria no me falla, también he podido leer de su catálogo Federico Paciencia y los versos de la portuguesa Judith Teixeira en Desnuda, quien fue todo un descubrimiento. Me parece que editoriales como Amistades Particulares son esenciales hoy en día y me gustaría darles las gracias desde este espacio.

En cuanto al libro que me ocupa ahora, Por los caminos de Sodoma, tengo que decir que fue una elección relativamente fácil. La propia recomendación de la editorial y la sinopsis me atrajeron desde un primer momento. Esta novela narra una historia de amor homoerótica y fue publicada en 1932 en Buenos Aire bajo seudónimo. “En una época en la que confesarse homosexual no solo era una temeridad, sino que podía significar la muerte social y la cárcel”, la publicación de esta novela fue un puro acto de valentía.

Su autor, Bernardo Arias Trujillo, colombiano de nacimiento, vio, desde el anonimato, cómo su novela fue confiscada y cómo muchas de las copias fueron quemadas. No olvidemos la fecha en la que se publicó. A pesar de todo, esta novela fue durante mucho tiempo un texto de referencia de la literatura gay latinoamericana. Amistades Particulares es la única editorial que se ha atrevido a publicarla en España, casi 90 años después de su primera publicación. ¿Entendéis ya por qué os digo que editoriales como esta son muy necesarias?

En Por los caminos de Sodoma, conocemos a David, un adolescente que decide huir de un hogar totalitarista y provinciano. Conocemos a su primer amor, un joven más pequeño que él con el que comparte sus días a escondidas del resto del mundo y a quien tendrá que abandonar por la presión de sus compañeros. Poco después, David conocerá al que será el gran amor de su vida: un joven trapecista de circo, hermoso y, de apariencia inocente, que cambiará su vida para siempre.

Y es principalmente esta relación amorosa entre David y el trapecista lo que encontramos en esta valiente novela. Una relación apasionada, que el autor describe con todo lujo de detalles, tanto en lo psicológico como en lo sexual. Y aunque el estilo del autor no sea brillante, la historia que narra es valiente, firme y sensual y creo que con eso le basta al lector para conectar con el autor.

Por los caminos de Sodoma no es una obra maestra de la literatura, pero sí que es una novela sincera y, como ya os he dicho, muy muy valiente. Y eso, a veces, es suficiente.

2 comentarios en “Por los caminos de Sodoma, de Bernardo Arias Trujillo

  1. […] entrada Por los caminos de Sodoma, de Bernardo Arias Trujillo se publicó primero en Libros y […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *