Categorías
Libros de Fantasía Libros de literatura anglosajona: literatura inglesa y americana Libros de Misterio Libros de suspense (thriller) Libros de Terror Minotauro Novelas Reseña V.V. James

Sanctuary, de V.V. James

Sanctuary¿Os imagináis un mundo en el que los muggles conocieran abiertamente la existencia de la gente mágica y todos convivieran en armonía? En armonía siempre y cuando la magia esté bien sujeta por un puñado de leyes, sea inofensiva para el resto de los mortales y no moleste. 

Bueno, pues algo así nos plantea V.V. James en Sanctuary, libro que además me ha recordado a un thriller que leí hace un par de meses: Tres pequeñas mentiras.

Digo esto porque tanto en uno como en otro las distintas voces narrativas mueven la historia y el perfil de los adolescentes implicados en lo que ocurre es similar en algunos aspectos. Sin embargo, en Sanctuary tenemos algo que la otra historia no tiene: brujería.

En la ciudad de Sanctuary todo el mundo se conoce, todos se protegen unos a otros. Sanctuary es el refugio de todos y cada uno de ellos. Por eso, cuando un incendio convierte en cenizas el lugar donde unos jóvenes celebraban una fiesta y uno de ellos resulta muerto, el caso debe cerrarse lo antes posible porque nada indica que no haya sido un trágico accidente, ¿verdad?

Pero cuando la investigadora Maggie Knight llega a la ciudad, descubre algo raro y sospechoso: Harper, la ex novia de Dan, el quarterback fallecido, es hija de una bruja. La madre de Harper, Sarah, es la mejor amiga de Abigail, la madre de Dan. Una quiere proteger a su hija a toda costa y la otra quiere justicia por la muerte de su hijo. Ambas junto a otras dos amigas comparten un secreto del pasado que las une y las destruye.

¿Descubrirá Maggie la verdad oculta? ¿Qué secretos se esconden en Sanctuary?

Mentiras, secretos y magia oscura. ¡Cómo no me va a atraer un libro con semejantes ingredientes! Y además, en este caso, me ha sorprendido por muchas cosas más: por la originalidad que promete y que cumple; por la frescura al saltar de un personaje a otro constantemente —algo que da mucha vida y ritmo a la historia—; por el constante misterio que rodea a Sarah, Abigail, Bridget y Julia; por conseguir que nos introduzcamos en la piel de la madre del joven fallecido, en la piel de la madre de la sospechosa, y en el cuerpo y en la mente de nuestra investigadora, Maggie Knight.

Ella, al igual que nosotros, debe averiguar lo que reside en el fondo de ese pueblo y en lo más hondo de sus habitantes. Una espectadora que se dirige de manera directa a los lectores para plantearnos sus dudas y compartir sus conclusiones.

Pero Maggie también es una protagonista fuerte, decidida y dispuesta a superar los obstáculos con tal de sacar la verdad a la luz. Un gustazo para nuestros ojos ver cómo se desenvuelve en un lugar como Sanctuary. Ella, una mujer forastera, de raza negra, desconfiada y tenaz. Sin duda, creo que V.V. James no podía haber diseñado mejor a su investigadora. Una policía muy humana, con un gran corazón y un gran sentido de la justicia, que no se achanta ante un pueblo que quiere que seas su marioneta y unos habitantes que manejan los hilos.

No obstante, por mucho que nos quieran manejar, la novela nos empuja a plantearnos si habrá más brujas ocultas y desconocidas, no solo Sarah. Brujas que han podido utilizar sus poderes.

De hecho, me ha gustado mucho que la brujería se presente como algo muy real en esta historia, pues aquí las brujas existen y viven entre nosotros, pueden ayudarnos a superar la pérdida de un ser querido, pero también pueden matarnos.

Está claro que la brujería es hermosa, pero también muy peligrosa. Y siempre va a haber gente que la utilice para hacer daño, por envidia o por venganza. Y por supuesto siempre va a haber gente que te quemará en la hoguera por tu condición, aunque pasen mil años más.

Brujas, pociones y magia. La gente está al tanto y digamos que… lo acepta. Pero no, realmente no es así, y a lo largo de la novela nosotros mismos comprobaremos que aunque las reconocidas brujas son admitidas en sociedad, desafortunadamente la discriminación y la marginación siempre estarán presentes.

En resumidas cuentas, Sanctuary, de V.V. James, es un thriller sobrenatural que os mantendrá pegados a sus páginas. Una historia con representación LGBTI+ cargada de magia y hechicería, engaños, secretos del pasado y verdades del presente. Amor, odio, traición, justicia, giros inesperados, locura, vergüenza, miedo, errores irreparables, delitos deleznables, falta de humanidad. Pero sobre todo un pueblo que te engulle, que te quema y que te enterrará si intentas abrir la caja de Pandora que esconde en su interior.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *