Adiós fantasmas, de Nadia Terranova

Adiós fantasmasEn Adiós fantasmas, la autora italiana Nadia Terranova nos transporta a su ciudad de origen, Mesina, en la isla de Sicilia. Asimismo, nos presenta a Ida Laquidara, quien a sus 36 años vive con su marido en Roma, pero que durante un verano, vuelve a Mesina con su madre para ayudarla a poner orden en casa, ya que ésta tiene pensado ponerla a la venta. De este modo, seremos testigos de los fantasmas del pasado que acechan a Ida, los cuales nunca la han abandonado pero que con la vuelta al hogar, chillan en su cabeza, especialmente la herida sangrante que dejó el abandono de su padre, 23 años atrás.

Estamos ante una novela bellísima. Se me ocurren muchísimos adjetivos para calificarla: dolorosa, intensa, emotiva, introspectiva. Me quito el sombrero ante Nadia Terranova, quien en esta novela de tan corta extensión, nos hace sentir el dolor de Ida, nos envuelve en sus recuerdos, nos transporta al seco y caluroso verano que la protagonista pasa en la isla italiana. Aún así, por mi parte, debo decir que de algún modo con esta novela, juego en casa. Cada vez más, las escritoras italianas y yo conectamos más y por lo tanto, me ha resultado muy fácil adorar esta novela. En Adiós fantasmas, la autora nos presenta a una Ida enterrada por los recuerdos, los cuales no la dejan prácticamente vivir en paz. Los fantasmas del pasado, el recuerdo de su padre la persiguen, la atormentan y la afligen. Su adolescencia, tan lejana ya, junto con el recuerdo de su antigua amiga Sara y los momentos que pasaron juntas ya no importan, pero ella se recrea en recordar. La idealización de la infancia pasada junto al padre y sobretodo, la frustración y el rencor que le guarda a su madre, por no haber sabido capaz de retener a su padre al lado de ellas, por no haber sabido lidiar con la depresión que el padre sufrió, por lo que entre los paseos que hará por Mesina acompañada por sus fantasmas, Ida creerá ver a su padre, los recuerdos se entremezclarán con un presente que la asfixia y encontrará una especial conexión con Nikos, el joven hijo del paleta que le está arreglando el tejado a su madre.

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

Mientras me encontraba leyendo esta novela, me pregunté una y otra vez, cómo podría transmitir la belleza de la prosa de Terranova, la cual es una verdadera delicia, de cómo podría hacerte ver a ti, lector, la madurez de dicha pluma. A pesar de lo dramático de los hechos, nada sobra ni nada falta, todo se encuentra en su lugar en su justa medida. Esta novela es especial, es la demostración de que no hace falta extenderse demasiado para crear una obra hermosa y conmovedora. Habla de la pérdida y las heridas abiertas, de la depresión y cómo la viven las personas que se encuentran a su alrededor, de la desaparición de un ser querido, de la muerte, del matrimonio, de las amistades que se van para probablemente no volver, de las relaciones madre e hija cuando entre ellas se alza un muro de hielo de incomunicación, de rencor, de todo lo callado que se enquista.

No puedo recomendar más esta novela. Si queréis conmoveros, si queréis leer un libro que presente una prosa bella y cuidada pero que no por ello menos dolorosa, definitivamente Adiós fantasmas es vuestra novela. Por mi parte, espero que las editoriales españolas se sigan animando a publicar a la autora, ya que me aseguraré de seguir a Nadia Terranova de muy cerca.

Deja un comentario