Publicado el

Yo maté a Adolf Hitler, de Jason

Los autores nórdicos, sean cualesquiera las disciplinas que realicen (cine, teatro, literatura, cómics), suelen caracterizarse por un estilo frío que deja en el receptor cierto abismo reflexivo. Su narrativa puede ser un golpe seco que impacta en nuestras tripas o, por el contrario, un lento proceso de asimilación que requiere de una profunda reflexión posterior. Sea cual sea, en ninguno de los casos sentimos un calor asfixiante, una pasión, un dolor o una alegría al instante; no, necesita macerar en nuestra consciencia. Así, tenemos obras que impactan como las de Lars Von Trier en Bailando en la oscuridad o las…

Lee la reseña completa