Categorías
Libros de Fantasía Libros de literatura anglosajona: literatura inglesa y americana Libros de Terror Literatura infantil y juvenil Novelas Puck Reseña Sarah Rees Brennan

El mundo oculto de Sabrina: El camino de la bruja, de Sarah Rees Brennan

El mundo oculto de Sabrina: El camino de la brujaLo primero que me entró por los ojos fue… SABRINA. Así, en mayúsculas, en grandote. Me vino a la cabeza el recuerdo de aquella joven bruja de la serie de televisión de los 90. Sin embargo, El mundo oculto de Sabrina: El camino de la bruja, de Sarah Rees Brennan, solo comparte con aquella serie los nombres de los personajes, porque de comedia no tiene nada.

Y seguimos con las series, porque este libro es una precuela de la serie de Netflix El mundo oculto de Sabrina. De hecho, ni siquiera sabía que existía hasta que me topé con esta novela. Y gracias a ella, ahora me apetece muchísimo ver la primera temporada. Os explicaré por qué.

Sabrina Spellman es una chica a punto de cumplir dieciséis años que vive en Greendale junto a sus tías Hilda y Zelda y su primo Ambrose. Va al instituto con sus amigas Roz y Susie y tiene un novio llamado Harvey. Pero, ¿qué diferencia a Sabrina de otras chicas de su misma edad? Pues que ella es mitad bruja. Y no solo eso, sino que su familia siente devoción por Satanás. Sabrina sabe que cuando llegue su cumpleaños todo cambiará. Es el momento en el que tendrá que elegir si continúa con la misma vida que conoce, o por el contrario entra de lleno en el mundo de la brujería y las artes ocultas dejando de lado su parte mortal. A esto tenemos que sumar el hecho de que Sabrina está insegura sobre los sentimientos de Harvey. Así que con la ayuda de Ambrose realiza un hechizo para descubrir lo que realmente siente el chico. Sin embargo, un espíritu del bosque aparece en escena y hace que Sabrina se plantee muchas cosas.

Los capítulos son cortos y rápidos, por lo que dan agilidad a la historia y hacen que el lector no se aburra. Además, algo que me ha gustado mucho es que se intercalan los que son narrados en primera persona por Sabrina con otros muy oscuros narrados en tercera persona. Gracias a ellos podemos averiguar cosas, pensamientos o sensaciones de otros personajes. Así tenemos otra persepectiva de lo que sucede.

Por otra parte, hay aspectos en la novela que creo que son más de lo mismo cuando nos sentamos ante una historia de magia. Las tres brujas puras Prudence (rubia platino), Agatha y Dorcas, rozan la similitud completa con Draco Malfoy y sus dos esbirros, tanto en sus ideales como en el trato hacia nuestra protagonista. Claro que habiendo explicado que Sabrina, siendo mitad bruja mitad humana, y viviendo con sus tías y su primo, a punto de ingresar en una academia de magia… ya nos hacemos una idea de a quién nos recuerda, ¿no? Además, también nos encontramos con el tema de los «familiares» —demonios en forma de animal que acompañan a un brujo o bruja—, muy en la línea de los daimonions de La Brújula Dorada, de Philip Pullman.

Sin embargo, Sarah Rees Brennan, con una prosa ligera, amena y cercana, hace que nos identifiquemos fácilmente con la protagonista. Sabrina nos muestra sus miedos, sus dudas, sus sentimientos e incertidumbres en cada momento, como si nos zambullésemos en su diario. Y es que no debemos olvidar que nos encontramos ante una adolescente. Bruja, sí, pero adolescente. Y encima tiene que tomar una decisión drástica en su vida. Pero yo me pregunto, ¿y qué adolescente está preparado para su futuro? Yo no lo estaba, os lo puedo asegurar.

No obstante, si nos olvidamos del universo mágico, yo veo esta historia como un salto hacia la madurez, un gran paso que debes dar cuando eres joven y tienes que tomar una decisión importante que supone un cambio que te afecta como persona. Me he visto a mí misma en aquella época volviendo a esos días en los que el aquí y el ahora eran lo único que importaba y el futuro estaba lejos. No tenía preocupaciones. Y después, casi sin darme cuenta, llegaron los momentos decisivos. Pienso que todo ocurre por algo, y aunque a priori somos dueños de nuestras elecciones, al final lo que escogemos está marcado por nuestro destino. 

No puedo terminar la reseña sin mencionar a Ambrose. Un personaje que se nos presenta como un Pepito Grillo satánico. Reconozco que me causó escalofríos al principio, pero acabó mejorando mi percepción de él por su evolución en la relación con Sabrina.

En resumidas cuentas, tanto para los que hemos crecido con la Sabrina de los 90 como para los que seguís la serie de Netflix, El mundo oculto de Sabrina: El camino de la bruja es una introducción muy interesante a las aventuras de esta bruja. Un libro que nos muestra a brujos con celos del amor mortal, de una familia, del cariño. Algo inalcanzable para los unos y tan corriente para los otros. Y no solo eso, sino que además comprobaremos que el mundo de las brujas resulta ser sorprendentemente machista. Un universo juvenil que nos empuja hacia lo siniestro, hacia la oscuridad del bosque. Inseguridades y hechizos junto a la llama negra de una vela. Una historia que os atrapará sutilmente, casi sin daros cuenta, como si de una tela de araña se tratara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *