Enhebradas

Reseña del libro “Enhebradas”, de Lydia Masanet

Enhebradas

Me interesan muchísimo las voces femeninas en la literatura. Sus relatos, sus vivencias y mensajes calan más hondo en mí. Lo veo como algo natural: es siempre más sencillo empatizar con ellas, puesto que a ellas me une un vínculo de sororidad inquebrantable. A través de sus voces yo encuentro mi voz.

Lydia Masanet ha escrito un libro que es, sin duda, un canto feminista a estos lazos que nos unen entre mujeres a lo largo de nuestras vidas. A través de diferentes voces femeninas, dieciséis en total, Lydia va tejiendo, punto a punto, las relaciones entre ellas, creado el tapiz de sororidad que conforma la novela Enhebradas.

Mediante capítulos cortos que nos llevan de una a otra historia, Lydia Masanet nos presenta a las mujeres protagonistas del libro. Así, desde diferentes voces y lugares tan distintos y distantes como Estados Unidos, Barcelona, Escocia o Londres, vamos conociendo a quienes conforman esta historia que abarca tantos temas como mujeres caben en ella.

Conocemos a Sara, quien a lo largo de su vida habrá de enfrentarse a retos tan difíciles como la maternidad, la enfermedad, el abuso o la soledad de la viudez. Una mujer que se abre ante nosotros, que nos muerta sus puntos débiles y fortalezas y que no deja nunca de cuestionarse si todas las decisiones tomadas a lo largo de su vida habrán realmente merecido la pena. A través de su relato, vamos conociendo al resto de personajes que se entrelazan a la historia de su vida. Como Marina, esa mujer menuda que sabe bien del daño y que es su amiga desde parvulario. Una amistad que crece en el tiempo, aunque distanciadas, y que crea unos lazos indestructibles entre ellas.

Sara, que acaba de quedarse viuda tras veinticinco años de matrimonio se enfrenta al duelo, preguntándose qué hacer ahora, cómo borrar ese vínculo con una persona con la que has pasado gran parte de tu vida. El refugio de sus hijos, ahora ya crecidos, y el de la amistad serán sus salvavidas.

Así, Rose irrumpe de nuevo en la vida de Sara tras veintitrés años sin saber la una de la otra. El reencuentro de estas dos mujeres en la madurez de su vida, explicándose quiénes son ahora, qué caminos han tomado y a dónde las han llevado sus decisiones es pura magia. También Marta, su amiga pintora que la visita en Escocia y con quien, juntas, conseguirá hacer la paces con la soledad de la vejez.  

Hay un refrán en ingles que dice Blood is thicker than water y que viene a decir algo así como que la sangre tira. Es un refrán que aparece varias veces a lo largo del relato y que confirma las relaciones de estas mujeres, pero que también, en cierto modo, se desmiente a sí mismo. No siempre es la sangre lo que nos une, como bien demuestra Lydia Masanet a lo largo de su novela.

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

Enhebradas me ha gustado muchísimo. Me ha parecido muy interesante esta novela con perspectiva feminista que nos habla de la sociedad femenina actual y de los temas a los que nos enfrentamos las mujeres hoy día: la amistad, la madurez, la soledad, la maternidad, la viudez, la rivalidad laboral, el abuso sexual, la inmigración, la enfermedad o el miedo aparecen representados de forma exquisita por Lydia Masanet y sus mujeres en este libro.

Un tapiz que, como os decía, emerge puntada a puntada, conformando la historia de estas mujeres y la nuestra propia. Con un estilo elegante, bañado de un humor muy peculiar, Enhebradas es puro empoderamiento femenino. Un libro que recomendaría a cualquier lector y, en especial, a todas las mujeres que forman parte de esa madeja infinita que constituye la historia de la humanidad.

Deja un comentario