Publicado el

La Constitución, de Forges

LA CONSTITUCIÓN

LA CONSTITUCIÓNMe ha hecho ilusión tener esta nueva edición de La Constitución de Forges. En mi casa ha estado la edición anterior desde que salió, esa Constitución que en su día hasta me acompañó en mis estudios de Derecho, ya sé que soy poco seria pero en mi defensa les diré que fui capaz de aprendérmela de memoria gracias a sus viñetas. Siempre deseé que Forges hiciera lo mismo con el Código Penal, pero nunca llegó ese momento.

La reedición ha sido tal cual, no se hace mención a las reformas que ha habido desde la anterior, esto es, la modificación de 1992, en la que se añadía el sufragio pasivo al artículo 13.2, en relación a los extranjeros en las elecciones municipales para adaptar la Constitución al tratado de Maastrich, y la controvertida reforma de 2011, en relación con el artículo 135 para introducir la estabilidad presupuestaria. De esta última ya me hubiese gustado ver la nueva viñeta de Forges.

Quizá es el único “pero” que le encuentro a esta edición, nada hubiese costado añadir una llamada, en letra y sin ilustración, para dejar constancia de estas dos sencillas reformas. Por lo demás, reconozco que sigue siendo muy actual, han envejecido perfectamente bien las ilustraciones del maestro de la viñeta.

Yo creo que en cada casa de cada español debería haber una Constitución y no estaría mal que, caso de no tener una de manual, se tuviese una ilustrada de Forges, claro que esa creo que no nos dejarían llevarla a clase y tampoco al examen de ninguna oposición 😀

Imagino que se han dado cuenta de que me gusta Forges, he sido una gran seguidora de sus viñetas, de Concha y de Mariano. Sí, he seguido la historia de España a través de las viñetas de Antonio Fraguas de Pablo,  alias “Forges”, que nació (1942) y murió, hace poquito más de un año, en su querido Madrid, pero fíjense que su nombre artístico es la traducción de su apellido al catalán. Tengo también en mi casa Historia de aquí y la Forgesporánea, creo que es bueno poder mirar la historia a través del humor, además fue la mirada de un hombre que parecía bueno y que seguro que lo era.

Me gusta el artículo 1 de la Constitución. Casi parece un poema. Es condensar todo lo que se quiere desear para toda una sociedad en una sola frase.

LA CONSTITUCIÓN

“España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.”.

Es sin embargo el artículo 57.1 el que siempre me ha parecido que estaba fuera de lugar y que se contradecía con la propia Constitución. La prevalencia del varón a la mujer en el mismo grado en la sucesión a la Corona.

Y lo más curioso es que se nota que a nadie entonces le rechinaron los dientes al escribir esto. Tampoco a Forges en aquellos años setenta le llamó la atención este detalle que hoy nos habría indignado a todas y todos.

En cualquier caso y dado que la sucesión futura pasará por ser una reina quien la ostente, el problema está resulto pero es una norma que debería ser rectificada lo antes posible porque un país que quiere abrazar definitivamente el feminismo no puede soportar este tipo de normas, y suena vergonzoso que algún día otros jóvenes tengan que estudiar que en pleno Siglo XXI en España seguía vigente esta regulación.

Cuarenta años han pasado desde la publicación de la Consti o la Constitución de Forges, y en cualquier caso este era un gran momento para recordarla, y con ella recordar al gran Forges un año después de marcharse a vivir con sus personajes, porque de alguna manera ha trascendido para siempre a la memoria histórica de todos los españoles.

Un comentario en “La Constitución, de Forges

  1. […] RSS feed para los comentarios de esta entrada. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *