La higuera del infierno

Reseña del libro “La higuera del infierno”, de Cristina Arroyo González

La higuera del infierno

Recibir un nuevo libro de Cristina Arroyo González es siempre una alegría porque sé que la autora va a adentrarme en una trama repleta de misterio que me mantendrá atrapada en sus páginas de principio a fin. Ya lo consiguió con su novela La casa de las capitanas, un fascinante thriller que me sorprendió mucho y cuya reseña podéis leer aquí.

Editorial tradicional y autopublicación Libros y Literatura

Cristina Arroyo González vuelve esta vez con La higuera del infierno, una novela que sigue la estela de la anterior en cuanto a misterio y acción. Y, como no podía ser de otra forma, sorprende, atrapa y deja al lector sumido en una inquietante tensión desde la primera hasta la última página. Porque si algo sabe hacer bien esta autora, toda una maestra de la novela negra, es recrear una historia única en la que, paradójicamente, el lector se siente muy a gusto.

René Vargas es un joven periodista que no está pasando por su mejor momento. La muerte de su mujer le ha sumido en un pozo sin fondo cuya única salida parece ser el suicidio. Consciente de su problema, su amigo Ramón le ofrece encontrar ayuda en APOVI, una asociación dirigida por Marisa que busca ayudar a las personas con problemas a recuperar su amor por la vida.

René decide entonces mudarse a San Bartolomé para asistir a las sesiones de terapia donde conoce a Alejandro Linares, su terapeuta, y al resto de compañeros. Pronto, la joven y locuaz Lucía lo integrará en una pandilla muy peculiar.

Marisa, la directora, le propone a René como parte de su terapia de recuperación, escribir un artículo sobre su experiencia en APOVI. Este, consciente de que puede serle de gran ayuda, se pone a la tarea de escribir sin saber que está a punto de adentrarse en una trama llena de misterios por resolver.

Así es como René descubre que para una localidad tan tranquila y pequeña como San Bartolomé la tasa de suicidios en los últimos años es muy elevada. Además, se encuentra con que hay un patrón que se repite: en los últimos años, estos suicidios han tenido lugar el día 22 de noviembre en horas y circunstancias similares. No pudiendo evitar su faceta de periodista investigador, René se mete a la tarea de tratar de contactar con los familiares de los fallecidos para averiguar más sobre estas extrañas muertes.

La inspectora Laia Balaguer llega a San Bartolomé desde Madrid tratando de dejar en el pasado un trágico suceso que todavía la atormenta. Comenzar de nuevo en un lugar tranquilo puede ser la forma de hacer las paces con su pasado. Sin embargo, pronto se verá sumida, de la mano de su nuevo vecino René, en esta red de muertes disfrazadas en suicidios en la que un asesino en serie, amante de Lope de Vega y del estramonio, una flor conocida como la higuera del infierno, ha ido dejando unas pistas que juntos deberán descifrar.

Cristina Arroyo nos adentra en La higuera del infierno en una sofisticada trama de misterio. El pasado vuelve a tocar las puertas de un presente en el que alguien ha decidido cobrarse venganza por sí mismo. Pero, en esta compleja red de asesinatos, hay más gente implicada de la que podría parecer y cada implicado busca, a su manera, lograr su propia redención.

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

La higuera del infierno es una novela muy noir que nos sumerge en una trama repleta de misterio y acción. Destaca la facilidad de la autora a la hora de hacer al lector partícipe de esta trama en la que nada es lo que parece y en la que la venganza es el motor de esta historia capaz de emocionar e inquietar a partes iguales.

Una novela que todos los amantes del género no pueden perderse. 

Deja un comentario