Publicado el

La noche más oscura XP vol. 1 (de 5), de VV.AA.

la noche

la nocheNi soy fan ni he leído nunca ningún cómic de Linterna Verde. Tampoco pude acabar de ver la película de dicho personaje, de la que hasta el actor que lo encarnó, Ryan Reynolds –quien reconoce no haberla visto entera–, se burla en otro de sus papeles como antihéroe de la competencia, el mercenario bocazas Masacre. (Una cosa expía la otra, aunque lo de dejar escapar a Scarlett Johansson,… eso sí que no tiene perdón alguno).

Pero vamos al grano, que esto no es ninguna crónica de esas de revista de peluquería o de telebasura de telahínco.

Decía que no había leído ningún cómic de Linterna Verde, aunque conozco algo de su mitología o funcionamiento, y sigo sin haberlo hecho. No me llama, la verdad. Sé que hay una especie de guardianes del universo (no los de la peli del mapache) que velan por dominar el caos que rige el universo y combatir el mal y que para ello tienen un cuerpo de guerreros repartidos por todos los sectores del universo, dotados con un arma que no es sino un anillo que permite conjurar cualquier cosa y hacerla real mediante algo parecido a una “luz sólida” con el único límite de su imaginación. Y vale. Hasta ahí o un poco más. Sé también lo de la vulnerabilidad al amarillo, un tío llamado Sinestro al que cada vez que me lo cruzo pienso que le falta la i, que tiene un bigote ridículo, una piel de color lila, y que porta un anillo amarillo.

Pero este cómic, La noche más oscura XP vol. 1 (de 5), no va de Linterna Verde a pesar de que hunda gran parte de sus raíces en su cosmogonía. Es muy coral. Tanto que aglutina a casi todo el multiverso de DC y vemos pasar por aquí a Aquaman, Superman, Superboy, Átomo, Batman, Robin, Flash, Zatanna, Hawkman, El Espectro, Detective Marciano, Fantasma Errante, Deadman, Jim y Bárbara Gordon, y un montón más de héroes y villanos que pululan por las páginas y que no me suenan ni de oídas.

Lo cierto es que aunque la historia que se cuenta atrapa, le cuesta algo, casi un tercio, arrancar. Tal vez a alguien que conozca mejor todos los entresijos o el pasado de algunos personajes relacionados con los diferentes tipos de anillos… o que simplemente haya leído más tebeos que yo, entre más fácil o más rápidamente en ella, ya que la primera parte es un poner en antecedentes al lector, incluyendo un prólogo de Alan Moore en el que se anuncia la terrible profecía que se desarrollará a lo largo de este y otros cuatro tomos más. Estos antecedentes van a articularse con el encabezado “Relatos de” y así conoceremos los previos al gran desastre mediante breves historias de los Blue Lantern Corps, la Tribu Índigo, los Red Lantern Corps, los Orange Lanterns, los Green Lanterns, los Zafiros Estelares, los Sinestro Corps y los Black Lantern Corps. (Por cierto, cada color representa una emoción).

¿Y luego qué? Pues resulta que los Black Lantern, como su nombre ya lo indica, son muy oscuros. Pero mucho, mucho, y por lo visto Mano Negra, líder de estos Black Lantern, es el enemigo declarado de Hal Jordan y se va a ocupar de hacer que gracias a unos anillos negros, resuciten villanos, héroes y familiares de los héroes que actualmente están vivos para jugar con ellos, atormentarles, confundirlos, putearlos, matarlos… En fin, cosas de buenos y malos, pero nada buenas.

Este cómic tiene un ritmo medido que desarrolla paulatinamente la trama, un premeditado tono que casi llega a lo terrorífico y un marcado corte anticipatorio. A medida que pasan las páginas te están diciendo: “va a pasar algo gordo, va a pasar algo gordo, te lo estoy avisando, solo falta la música premonitoria…” y aún así el golpe que esperabas lo recibes, sí, pero en otra parte del cuerpo que ni recordabas que tenías. Las reacciones, las interacciones de los personajes y, por supuesto las viñetas de acción y lucha son realmente espectaculares, aunque lo mejor son siempre los diálogos y frases grandilocuentes, las escenas retrospectivas (ese momento nevera, por ejemplo…), los sacrificios y las sorpresas.

No obstante se hubiera agradecido cierta información para algunos personajes que sin duda son más icónicos que otros (como, por ejemplo, ojo posible destripamiento, no sabemos por qué murió Batman o Flash –fin del destripamiento), que es algo que podía haberse narrado perfectamente en una viñeta o en un bocadillo en vez de dejar loco al personal.

En cuanto al dibujo, no puedo decir nada malo de él. Grandioso, realista y, en mi opinión, bastante uniforme y regular durante todos los números.

La noche más oscura XP vol. 1 (de 5) se lee con muchísima facilidad, interés y curiosidad. Si obviamos las posibles lagunas no explicadas, (cosa que tal vez sea culpa mía al no ser tan constante leyendo y siguiendo órdenes naturales de lectura y que tampoco es que influyan mucho en la comprensión lectora), tenemos un entretenimiento con el que pasárnoslo teta y además, este primer tomo te deja con muchísimas ganas de continuar con el segundo.

Un tomo este que es el inicio de una saga mítica en el universo comiquero y que seguro que propiciará extrañas alianzas y originales estrategias para hacer frente a la amenaza que acabamos de ver nacer.

Por último, resaltar la excelente edición de ECC, que no solo edita en tapa dura sino que contiene una extensa galería de portadas y además tiene detalles en portada, contraportada y lomo con tinta fosforescente que brillan en la oscuridad. Para que la noche más oscura lo sea menos.

Un comentario en “La noche más oscura XP vol. 1 (de 5), de VV.AA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *