Publicado el

Las Cautivas. El harén oculto de Gadafi

las cautivas

Las Cautivas. El harén oculto de Gadafi, de Annik Cojean

las cautivasTítulo: Las Cautivas. El harén oculto de Gadafi
Autora: Annik Cojean
Editorial: Anagrama
Páginas: 240
ISBN: 9788433926043

 

Annick Cojean, reportera de ‘Le Monde’, nos descubre una terrible y desconocida historia del dictador Libio; su investigación para conocer el papel de las mujeres durante la rebelión que derrocó a Gadafi sacó a la luz toda la suciedad y degradación que escondía el régimen.

¿Cómo era posible que en un país en el que parecía que las mujeres habían conseguido “algo” ellas no hubiesen sido protagonistas en esa primavera Llibia?

Espero sinceramente que todos los Jefes de Estado que estrecharon las manos de Gadafi, y personajes relevantes que aceptaron su dinero, lean este libro y sufran estas historias tan terribles y dolorosas.

Cuando uno cree que las cosas son malas, siempre pueden ser peor, no hay literatura más horrible que la que nos golpea, como esta, en la triste realidad que sufrió el pueblo Libio y en particular las mujeres de este país, y más concretamente las historias de Soraya y otros miles de jóvenes, mujeres en su mayoría, pero también algunos chicos, que como a ella, ni tan siquiera “la caída del régimen abominable de Gadafi ha podido resarcirles de tanto dolor”.

Al hablar de las ‘Las cautivas’ no crean ustedes que hablamos de esos harenes espectaculares y hermosos que aparecen en algunas películas o libros, esos lugares en los que reina la paz, la música, la poesía… Yo sabía que Anagrama no me vendería un cuento por muy literario que fuera.

Cuando Soraya se sincera y empieza ha hablar con la periodista, y nos narra su historia en primera persona, y las de otras jóvenes recluidas durante años en los sótanos de Bab al Azizia, cuartel general y residencia principal de Gadafi, a uno se le encoge el corazón, y regresas a las hemerotecas a mirar fotos de algunos Jefes de Estado y Primeros Ministros que departían alegremente con él o pasaban revista, tan divertidos, a sus tropas femeninas llamadas “Amazonas”, o miraban con ojos golosones a esas crías de entre quince y dieciocho años a las que Gadafi, a pesar de ser sus prisioneras, exponía ante el mundo entero, niñas a las que maltrataba y utilizaba como juguetes sexuales, que incluso llevaban un carné que las acreditaba como hijas de Gadafi, pudiendo así llevarlas a otros países a los que el viajaba en visita oficial.

Hoy mismo escucho en las noticias que Sarkozy está prestando declaración por la financiación irregular de su partido, al parecer con las aportaciones entregadas por Gadafi. En el libro se recogen tanto alguna de sus visitas como la visita realizada por la Sra. Sarkozy

Las Cautivas. El harén oculto de Gadafi, un libro duro, muy duro.

Un libro en el que se cuenta cómo el dictador secuestraba niñas casi diariamente, hay que tener en cuenta que Muamar Gadafi, asiduo a la viagra, necesitaba tres o cuatro jóvenes diarias, y es por ello que le gustaba frecuentar colegios en los que demostraba la cercanía al pueblo y su aprecio por la liberación de las niñas. En esas visitas a colegios se acercaba a una adolescente, le posaba la mano sobre la cabeza y le acariciaba el pelo con delicadeza, hoy sabemos que esa era la forma de seleccionar a las niñas que unas horas después, serían invitadas a visitarle, pasando desde ese momento a ser violada y sometida a salvajes vejaciones. Ese toque de cabellos era el llamado “toque mágico”.

Todo en ese estado giraba en torno a la corrupción y a la degeneración, y el ejercito, las familias y en general el pueblo, como siempre pasa, miraba para otro lado, por miedo, claro, siempre el miedo y la resignación como escusa.

Nos cuentan en el libro que Gadafi gobernaba por medio del sexo, “obsesionado por la idea de poseer algún día a las esposas y las hijas de los ricos y los poderosos, de sus ministros y generales, de los jefes de Estado y los soberanos”. Muchos nombres de hijas de buenas familias y esposas de mandatarios de otros países aparecen en el libro, y dinero, mucho dinero que entregaba a muchas de estas mujeres extranjeras que pasaban por su residencia oficial de Trípoli.

Se que esto que os cuento puede hacer que penséis que no es un libro para vosotras o vosotros, que total ya conoces la historia de Gadafi, pero este es un libro que hay que leer, porque ellas, esas niñas y niños, los que lograron sobrevivir, hoy ya mujeres y hombres, y se han jugado su vida para que esto se conozca.

Soraya. Merece la pena conocer a su familia y saber como se actúa ante el miedo y el qué dirán. Libya, que permaneció 30 años junto al dictador y hoy nos habla de una vida desperdiciada. Jadiya nos cuenta que su destino había descarrilado el día que conoció a Gadafi y que su muerte no le ofrecía ninguna esperanza de redención. Ella nos cuenta como fue utilizada como arma de guerra. Y Leila, que se quejaba amargamente de que todos sabían pero nadie hablaba, y de que eran mandadas a abortar a Malta, y Huda que encontró a alguien que quería ayudarla y al que ella le preguntó ¿Usted quiere morir?. Y de la Esposa de un general de Gadafi que no quiere decir su nombre, y que calló cuando Gadafi la violó repetidamente y que después tuvo que ver como su historia se repetía con su hija…

Hay que tener en cuenta que hablamos de una sociedad en la que estas chicas pasaron de ser las elegidas a ser la vergüenza y la deshonra de sus familias, y que en la mayor parte de los casos éstas hubiesen preferido que las matasen como les ocurriera a tantas otras.

Hay que leer este libro porque hablar hoy sigue siendo un riesgo para sus vidas.

Y ellas han hablado.

Y nosotros tenemos la obligación de conocer hoy lo que otros debieron conocer en su momento.

Susana Hernández

6 comentarios en “Las Cautivas. El harén oculto de Gadafi

  1. Tú ya me conoces, y sabes lo que pienso, Susana de este tipo de libros. Sé que si lo dices debe ser verdad, me refiero a que aún hoy, muerto el tirano enfermo sexual sin escrúpulos corren peligro al hablar. Pero yo veo al que con esto se enriquece, al que sabe que elegir estos temas son un filón comercial y en realidad están olvidadando otras realidades que no se conocen por unas que ya se intuian con sólo ver la cara del sujeto en cuestión. Para el escritor y editor son temas de lo más rentables a la vez que alimenta el monotema de foco en sentido único sobre el musulmán. No me presto esta vez a contribuir con la lectura.

    1. En general, Icíar, no se toca el tema religioso en el libro, ten en cuenta que Gadafi había secularizado ese tema, y lo que me ha gustado es que la periodista solo hace una pequeña introducción y deja que sean las mujeres las que hablen, las que cuenten su historia, unas porque lo necesitan y otras porque es posible que necesiten que el mundo entero sepa para poder soportar el dolor, contarlo para asumirlo. Es como los silencios de la Guerra Civil durante la dictadora de Franco, ha hecho falta que afloren las cosas para poder rezar a los muertos en paz. Bueno también tu me conoces y en este caso hablo desde el corazón y las entrañas más que desde la cabeza.

  2. Pero la reseña me ha gustado mucho, como siempre, que conste.
    Me apetece siempre mucho venir a ver por dónde van tus inquietudes.

    1. Jejeje, no hacía falta volver, mujer, pero te lo agradezco! 😉

  3. pues a mi este libro me ha dejado algunos aspectos oscuros. presenta a todas las amazonas como esclavas sexuales y esto es poco creible. es raro que siendo esclavas sexuales puedan viajar por el mundo saliendo en las televisiones y ninguna de ellas intente escapar arropadas por la presencia de las cámaras. además es suficiente con buscarlas en google imagenes para ver que sus expresiones y actitudes no parecen la de esclavas sexuales . parece más bién que son voluntarias y que a cambio obtienen algunos beneficios. después van apareciendo mujeres de todo el mundo que se prostituyen voluntariamente con Gadafi a cambio de una fortuna o joyas , y la autora trata a estas mujeres de víctimas. esto último me parece un insulto a las mujeres prostitutas que trabajan voluntariamente ,que merecen un respeto y consideración . y al final del libro trata sobre las violaciones cometidas por los gadafistas en la guerra civil de 2011 , y curiosamente no trata sobre las violaciones cometidas por los rebeldes en sea guerra. no se puede ser tan parcial . los rebeldes violaron de igual modo , entre muchas otras a las Amazonas que lograron capturar .todo esto ensombrece el hecho de las auténticas violaciones cometidas por Gadafi contra Soraya y otras. es terrorífico y a mí me ha parecido totalmente creible . su lectura no es apta para cualquiera porque te llega a afectar mucho. y otros dos aspectos que pienso que sobraban en este libro son : 1: cuando una mujer ,que se acostó con Gadafi voluntariamente a cambio de mucho dinero, le dice a la autora que ella también lo hubiese hecho , la autora deja claro que ella no lo hubiese hecho. este toque de santidad de la autora no era necesario ,y es otro desprecio hacia las trabajadoras del sexo. y 2 : la foto de la autora que aparece en la contraportada. la autora aparece en una actitud semi-provocativa , medio insinuante , y un poco sexy . desde luego que no es la foto adecuada para un libro en el que se tratan abusos sexuales reales.
    la autora me ha parecido parcial y un poco endiosada y enamorada de si misma.

    1. Yo sí creo que estas mujeres eran víctimas, pero no me parece mal que haya quien cuestiones el trabajo de la periodísta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *