Publicado el

Nuestra historia está escrita con vino

Foto exposición 1

Foto exposición 1El vino es parte de nuestra cultura desde hace milenios. Encontramos sus primeros vestigios con las grandes civilizaciones de la Antigüedad y ha acompañado a nuestra historia desde antes de que aprendiéramos a escribir. A nosotros nos llegó a través de los fenicios, los griegos y los romanos y es un regalo común que abrazamos las diversas culturas, primero, mediterráneas y, más tarde, europeas.

Pero el vino es más que pasado, también es presente. Está vinculado a nuestros mejores recuerdos. Muchos os habréis enamorado con una copa de vino en la mano, todos hemos pasado veladas con amigos y fiestas en familia regadas por varias botellas de nuestros excelentes vinos. Es un elemento discreto, cotidiano, que nos acompaña en aspectos muy diversos de nuestras vidas. Y, entre ellos, no podemos olvidar el arte.

Os cuento todo esto porque he tenido la oportunidad de visitar la exposición “Vivanco, pensando en vino: 40 años de coleccionismo” en Briones, La Rioja, y de ver con mis propios ojos hasta qué punto el vino es un pilar fundamental en nuestra identidad.

Foto exposición 2

La Fundación Vivanco tiene el mejor Museo de la Cultura del Vino (y no lo digo yo, lo dice la Organización Mundial del Turismo) y el mayor Centro de Documentación vinícola que existen. Más de 10.000 fotografías, 9.000 monografías y 6.000 postales dedicadas al sector del vino. Imaginaos la tarea de selección que hay detrás de la muestra “40 años de coleccionismo”, que ha sacado a la luz los tesoros de la colección de la Fundación Vivanco para que todos podamos disfrutarlos.

Pero os cuento. La exposición del Museo nos permite recorrer los últimos siglos de la historia del vino de la mano de artistas, científicos y empresarios. Comprendemos su largo viaje, del imaginario grecolatino al actual, a través de libros, postales, sellos, exlibris, minutas, fotografías, telegramas, cartas de embarque, poemas…

Una de las obras expuestas que más me impactó fue el manuscrito de la “Oda al vino” del poeta chileno, no lo olvidemos, tierra de vinos, Pablo Neruda. Es un texto escrito en tinta verde, con un un trazo ligero y grácil, que ocupa ocho folios de color crema. Seguro que conocéis esta oda; comienza:

Vino color de día
vino color
de noche
vino con pies de púrpura,
con sangre de topacio,
vino,
estrellado hijo de la tierra

Iba a dejaros una fotografía del manuscrito de Neruda, pero prefiero que lo veáis en directo y descifréis los versos escritos con una caligrafía rápida, en tinta verde. Es una joya.

Libro Columela

 Pero no la única. Para los aficionados a los libros antiguos, en la exposición de la Fundación Vivanco, podréis ver de cerca varios incunables, entre ellos el De rustica de Columela, autor hispano que cuenta en latín (¡y en verso!) el cuidado de los campos, la vinicultura, los olivos y el ganado. También veréis una bonita Historia natural de Plinio el Viejo del siglo XVII y varios exlibris con motivos vinícolas. Seguro que salís de la muestra pensando en dónde encargar vuestro exlibris.

Y, dejando de lado los libros, también podréis ver carteles publicitarios de diversas épocas. En especial, son muy bonitas las litografías modernistas de Alfonse Mucha, que contrastan sobremanera con el estilo de otro de los tesoros de la exposición Vivanco: las fotografías de Cartier-Bresson.

Las fotografías, en blanco y negro, tomadas con la leica del fotógrafo francés, son conocidas por todos y llaman la atención en las paredes oscuras del Museo. Un niño en pantalones cortos, con sonrisa traviesa y dos botellas de vino, una bajo cada brazo. Un hombre mayor, que bien podría ser ese niño muchos años después, en una sala de estar bien decorada, con flores frescas sobre la chimenea, mirando la botella de cristal oscuro que tiene ante él, sobre la mesa.

 Son fotografías simples y sugerentes, fruto del trabajo y el buen ojo de uno de los padres del foto reportaje. Pero Cartier-Bresson no es el único fotógrafo expuesto en el Museo Vivanco. Veréis varias piezas fotográficas y de arte contemporáneo que interpretan de maneras muy diversas el tema del vino.

Cartel Mucha

También hay lugar para la música en la exposición de Vivanco. La música ha tenido una estrecha relación con el mundo vinícola, no olvidemos que Mozart, Verdi o Wagner escribieron en sus óperas arias alabando al vino. También lo han hecho músicos populares del siglo XX como Peret. Y, en la muestra, encontrareis alguna partitura y podréis escuchar diversas canciones que tienen al vino como eje de sus letras.

En su faceta más documental, la exposición “Vivanco, pensando en vino: 40 años de coleccionismo” muestra una selección del ingente archivo documental de la Fundación. Son fondos familiares adquiridos por Vivanco en los últimos cuarenta años con los que aprenderéis qué hay detrás de una botella de vino. Y, ¿qué hay? Una cantidad inmensa de trabajo y sobre todo papeleo: cartas donde se unen la trama personal y los negocios, albaranes, contratos con capitanes de barcos mercantes… Un paraíso para los cotillas y también para los fans de la documentación histórica.

Entre estos papeles también podréis ver una carta original de Louis Pasteur, el científico francés que describió paso a paso el proceso de fermentación que nos permite obtener el vino.

Y, por supuesto, encontraréis sellos, postales y fondos de barrica que harán las delicias de los más nostálgicos, y también un montón de material más que me he dejado en el tintero. Porque cada uno de nosotros forja sus recuerdos con los fragmentos de memoria que más le han marcado y, si visitáis la exposición, es probable que recordéis material diferente del que llamó mi atención.

Podéis disfrutar de la exposición “Vivanco, pensando en vino: 40 años de coleccionismo” en Briones, La Rioja hasta el 23 de abril de 2017, Día del Libro y aniversario de la muerte de Cervantes y Shakespeare. Una bonita coincidencia. Os la recomiendo encarecidamente. Y, quién sabe, quizás de la experiencia, os surgen ideas para una novela.

Haz tu reserva aquí.

* Entrada a la exposición gratis con alguno de los packs de visitas combinadas solo con reserva online.

Otros libros recomendados

2 comentarios en “Nuestra historia está escrita con vino

  1. ¡¡Difícil resistirse a un buen vino!!

    Besos y un chin chin!!

    1. ¡Muchísimo! Gracias por comentar 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *