Publicado el

Bioy

bioy

Bioy, de Diego Trelles Paz El sudor resbala por el gatillo. La bala está lista para salir, mientras la ruleta da vueltas. De un lado tenemos al verdugo. Del otro, a la víctima. ¿O es quizás el asesino? ¿Acaso la persona que tenemos en frente, encañonada, es aquel que nos ha arruinado la vida, aquel que ha arruinado la de todos y merece morir? El dedo va aproximándose. Está a punto de pulsar el resorte que hará que la bala se incruste en la cabeza. El viento sopla con fuerza, enmarañando la corta melena de la persona que tenemos en…

Lee la reseña completa