Brooklyn Follies

Brooklyn Follies, de Paul Auster

Brooklyn Follies

Hace tiempo que quería hacer una reseña de este autor, así que he esperado a que mis colegas del blog hicieran aquellas de sus libros digamos, más sesudos, para presentarme yo aquí con este que tanto me gusta y que tantas veces he releído. Porque yo no estoy especialmente preparada para hablarles de metaficción o metaliteratura, ni de la compleja arquitectura narrativa que nos ofrece en toda su obra. No, nada de eso, yo les hablaré del libro más tierno y “bonito” de Paul Auster, Brooklyn Follies (Locuras de Brooklyn, creo que podría ser la traducción, pero no se fíen que yo no sé inglés).

Este escritor de lo cotidiano, de eso que le pasa a las personas normales  todos los días (bueno, a los americanos), nos contará que siempre es un buen momento para empezar a vivir, porque este es un libro optimista, escrito, según el autor, en sus momentos más bajos, y es que según cuentan que dice Auster, es mejor escribir drama cuando uno está con fuerzas para afrontarlo y escribir un feliz cuento de Navidad en esos momentos en los que nos encontramos en lo más profundo de la oscuridad. Y este es un cuento al que el lector agradecerá acercarse siempre, ya que siempre es agradable que alguien nos diga que todo es posible y que en nuestra vida no está todo escrito.

Es curioso, siempre que leo una obra de Auster, recuerdo unas palabras del profesor Tierno Galván: “Hay que leer como beben las gallinas, levantando la cabeza de vez en cuando para reflexionar”. Esto es lo que provoca en mi, y en mi forma de leer, este autor. Con otros, me es más difícil.

En esta novela, Auster nos presenta a Nathan Glass, un agente de seguros jubilado, que acaba de superar un cáncer de pulmón al tiempo que es abandonado por su esposa; que regresa a Brooklyn, lugar en el que nació y transcurrió su infancia, y en el que hoy busca un refugio donde olvidar las decepciones de la vida y dejar pasar el tiempo hasta  morir. Así que ya tenemos todo lo que este autor necesita para iniciar su relato: Un hombre mayor, decepcionado por la vida, y sólo.

Nathan se propone escribir un libro que titulará “El libro del desvarío humano”, otro ingrediente del autor, hacer a su protagonista escritor o relacionarlo con el mundo de la literatura. Y a través de nuestro protagonista iremos conociendo a nuevos personajes que entrarán en su vida y que se mezclarán con otros que llegarán desde el pasado, y así, Brooklyn se convertirá en un personaje más, el que dará cabida a todos estos deshechos del mundo, y donde nacerán esas historias que una mente tan hábil como la de Auster puede concebir.

Doce años tardó el autor en contarnos este cuento que de tan bien escrito, parece una simplicidad. Doce años para decirnos que debemos buscar la felicidad en las pequeñas cosas, en esas pequeñas cosas cotidianas en las que él siempre había encontrado la rutina y el desasosiego.

distritoAuster regresa a Brooklyn, como yo regresaría a “la Jota”, mi barrio de Zaragoza, y allí se reencuentra con su sobrino Tom, como yo me reencontraría con Maribel, recordaríamos nuestros tiempos jóvenes: Maratones de Rok, acampadas por el Pirineo, compromiso con el Movimiento Junior; ella me contaría que me había seguido a través de LibrosyLiteratura, y hablaríamos de política, y de música, sobre todo de nuestros amigos de “Distrito 14”, y de lo rápido que ha pasado el tiempo; y seguro que como ambas somos grandes lectoras conoceríamos a alguna librera excéntrica del barrio, o a la bibliotecaria, o a la coordinadora del club de lectura, que vaya usted a saber, y entre nosotras nacería una renovada amistad en la que compartiríamos nuestras pequeñas miserias, y podría ser que alguna de nosotras tuviese una sobrina pequeña que no quiere hablar y eso nos llevaría a vivir una aventura extraordinaria que nos empujaría a vivir, a salir de nosotras mismas, a valorar lo cotidiano de la amistad, y en definitiva, a ser felices cada día.

Como os decía, yo creo que este libro por estar tan bien escrito, resulta muy fácil de leer y da sensación de ligereza, pero ojo, no por ello deja de ser un libro típico de Auster, poético y reflexivo, y esta magistralidad  es lo que me gusta de este futuro “Nobel de Literatura”, que nos hace entretenida la buena lectura.

Ahora estoy leyendo Sunset Park, el último libro de este autor, me lo ha regalado Amparo, sí, la misma que me acercó a la fantástica historia de “La nieta del Sr. Linh”, pero esa es una historia que dejo para otro día.

Susana Hernández

 

31 pensamientos en “Brooklyn Follies

  1. PAra mi, el mejor libro de los que he leído de Auster. Como tu dices, es una historia que parece simple, pero esta llena de contenido.
    Gran reseña Susana!
    Espero con impaciencia qué te ha parecido el último de Auster, que yo empezaré en breve
    Un abrazo

  2. Libro imprescindible. Lo leí en un vuelo a Nueva York y fue inevitable estar tentado a visitar y callejear Brooklyn. Una historia dura y tierna a partes iguales, con personajes muy reales o desarrollados de tal forma que te implicas en la historia hasta la emoción. Bello final.

  3. Lo de la gallina, no me ha hecho parar para reflexionar, sino para echar una carcajada (lo cual tiene su mérito). Incorporo la frase a mi repertorio, jaja. Es genial.

    Tenía a este escritor casi desterrado. Había lepido un libro, el de Tombuctú, que me gustó, pero no tanto como para saber que todo lo de él me iba a gustar. Luego había oído comentarios no muy buenos de la trilogía de NY, pero desde luego, con éste, que dices encima que es una relectura, me has conquistado. Ahora ya sé que cuál es el próximo libro que tengo que elegir de este autor, y a no mucho tardar, porque lo que cuentas, me gusta, y creo … que me vendría más que bien :D
    Un besico bloggero

  4. Si alguien nos habla de lo cotidiano es difícil ser optimista…, en este libro sin romper con su peculiar forma de ver la realidad y contarla, vemos como incluso Auster quiere tener un poco de esperanza. En definitiva el Ser Humano siempre quiere tener esperanza no?

    El libro te gustará Isi, si lo tenías en tu LLP no dudes en adelantarlo.

    Gracias por tu comentario y… Un besico!

  5. Gracias por tu comentario Corresponsal, creo que eso es lo que consigue Auster con sus historias y sus personajes cotidianos, no precisa de cientos de páginas para describir nada y sin embargo nos los hace ver con claridad.

    Gracias por el comentario y…

    Un fuerte abrazo!

  6. La frase del Profesor Tierno Galván es genial, y ahora estoy segura de que siempre que leas y algo te haga levantar la cabeza para pensar, también te vendrá al rostro esa sonrisa. Jajajaj

    Este libro te gustará, Icíar, te reencontrarás con el mejor y lo mejor de Auster.

    Un besico también para tí! Y gracias por estar siempre cerca.

  7. Lo cierto Pepe es que yo no suelo generalizar, sobre todo porque yo no valora si un libro es bueno o malo, sino si me gusta o no; en el caso de Auster, creo que este es el que más me gusta (hasta ahora) pero también es posible que lo leyese en un momento muy adecuado… aunque ¿Cuando no es un buen momento para leer un hermoso cuento?

    Un abrazo Pepe, y como siempre muchas gracias por tu comentario!

  8. Me ha gustado mucho Auster, muchísimo, pero hace ya tiempo que sus últimas novelas no me acaban de llenar. Se dejan leer, las disfruto, su estilo siempre es sugerente, pero echo de menos a ese gran escritor de finales de los ochenta y principios de los noventa que me parece nunca va a volver. Esta novela en concreto me confirmó en esa tendencia cuando la leí hace un par de años. Eso sí, comprendo muy bien lo que te ha gustado de ella porque lo expresas perfectamente, y seguramente tiene que ver con el momento vital en que cada uno de nosotros ha leído el libro.
    Un saludo!

  9. De los diez libros que he leído hasta ahora de Auster, este es el que más me gusta. Me ha encantado tu reseña, ese juego entre la historia del libro y tu propia historia, te ha quedad una reseña preciosa y que refleja muy bien el alma de este maravilloso libro. Para mí es muy especial porque lo estaba leyendo cuando me enteré que una de mis mejores amigas había muerto. Muchos besos.

  10. Preciosa reseña. Hace poco que empecé con Auster así que sólo he leído Tombuctú pero estaba buscando otro de este autor que me encantó, y creo que el siguiente va a ser éste.
    Besotes!!!

  11. Hola Iván!

    Ten en cuenta que esta novela la ha escrito en los últimos doce años…
    Es un libro que me ha gustado mucho, y sí, yo también creo que importa el momento en que se lee un libro, pero este creo que es una excepción, lo he releído en varias ocasiones y siempre ha sido capaz de decirme cosas nuevas.

    A mí me gusta este Auster, pero es que yo soy muy simplecilla, y me atrae la sencillez jejejjeje

    Muchas gracias por el comentario y … Un abrazo!

  12. Pues veo que estamos en la misma línea. Fenomenal!

    Espero que entre todas animemos a leer este libro a quienes le tienen un poquito de miedo. Quiero decir que ha sido tanto y tan sesudo lo que se ha dicho de sus libros que hay quien siente temor en acercarse a este autor.

    Gracias por tu comentario

    Un abrazo!

  13. Querida Goizeder!

    Hoy me han llamado varias amigas para contarme cosas que asocian a la lectura de este libro… Está claro que si lees un libro en el momento oportuno, nunca se olvida. En tu caso, mucho menos.

    P.D.: Has modernizado tanto tu blog, que ya no sé poner ni comentarios, te prometo que lo intento, pero… Tendrás que hacerme un tutorial (como los que me hacen mis colegas de LyL) jejejje

    Un fuerte besico!

  14. Muchas gracias Margarita!

    El libro que has leído es muy “Auster”, más del estilo de los sesudos pero en pequeño, y sobre todo sorprende, a mí me recuerda a esos documentales de “mi vida como un perro” (jejeje), este seguro que también te gustará.

    Un fuerte abrazo!

  15. Me sumo a todos los que les ha gustado esta novela. También es de mis favoritas de Auster (no es que sea precisamete una entendida, pero algunas he leído).
    Me alegro de que la hayas disfrutado, a pesar de que los lectores más “Austerianos” no la suelen considerar una de sus mejores obras. En todo caso ¡qué más da! A nosotras nos hizo pasar un buen momento lector, que es lo que importa al fin y al cabo.

    Besos hermosa

  16. Ok, nunca leí a Auster porque quiero encontrar el libro que valga la pena para hacerlo y nada me terminaba de convencer mientras apuraba otros autores.
    Todo lo digo en pasado, porque tu segundo párrafo…me indicó directamente que ESTE es el libro que a mí me va a gustar.
    Gran reseña Susana!!!

  17. Ya ves amiga mía, yo es que soy muy de andar por casa, y si una cosa puede ser buena, de gran calidad, emotiva y sencilla… “pa que más” jajaja

    Gracias por pasarte a animar a la lectura de este libro!

    Besicos también para tí!

  18. Pues mira, yo creo que haces bien en empezar por este libro si no has leído nada de Auster, en el club de lectura (y sabes que el mío es el mejor del mundo jejej) a todo el mundo gustó.

    Además tu ahora debes estar de subidón con eso de haber acabado con tus exámenes así que ya con este libro llegarás alcielo jajajjaja.

    Muy generosa Ros. Gracias!

    Un fuerte abrazo!

  19. Jeje, me considero ‘austeriano’, pero contrariamente a los comentarios que leo por aquí nunca he considerado a Auster un escritor ‘sesudo’. Quizás ‘Trilogía de Nueva York’ es su novela más hermética, pero el resto de sus libros siempre me han parecido de lectura fácil y amena, es cierto que hace pensar, pero más desde el corazón y la intuición, no de un modo puramente intelectual. No sé, personalmente pienso que mi problema con sus últimas novelas es precisamente haber leído toda su obra anterior, y tengo la impresión que con los años ha ido perdiendo fuerza narrativa. Así todo, sigo considerándolo un escritor recomendable, y Brooklyn Follies lo leí con placer. Un saludo!

  20. Muy buena tu aclaración Iván! Gracias.

    Lo que yo quería decir no es que Auster sea “sesudo” sino muchos “Austerianos” lo son. Tu no por Dios! Me gusta eso de que “hace pensar, pero más desde el corazón y la intuición, no de un modo puramente intelectual”…, yo esque como soy poeta suelo leer desde el corazón jajajaj. En serio, Auster es fundamentalmente un poeta que escribe, y por eso su evolución es lógica, necesita llegar al corazón del lector, a sus entrañas.

    A mí me gusta la evolución de Auster, pero esto lo intentaré explicar mejor en la próxima reseña, y si te apetece, seguimos hablando.

    Un fuerte abrazo Iván!

  21. ¡Hola, tocaya! Con esta reseña tan especial, me acabas de animar a leerlo. La verdad es que hasta ahora, lo que había leído de Paul Auster no me había gustado demasiado (como buen norteamericano, le encuentro un poco neurótico…). Ahora estoy leyendo “La balsa de piedra”, de Saramago; ahí sí que, a cada párrafo, parezco una gallina perdida “reflexionando” en el metro, porque de cada párrafo se podría hacer una tesis filosófica, ¡madre mía! Un saludo, guapa.

  22. Que alegría verte por aquí…!

    Hummm, que coicidencia, en mi próximo programa de radio hablaremos de Saramago, otro peculiar autor, vaya que sí.

    A tí te gustan los cuentos? Creo que sí (puesto que los ilustras) pues este libro es un cuento que seguro que también te hará reflexionar.

    Gracias por tu comentario y a seguir reflexionando con Saramago!

    Un besico!

  23. Jejeje, claro que con Jim Nashe (La música del azar) uno puede perderse en sus propias reflexiones…

    Gracias por ofrecernos estas otras dos propuestas… Se nota que también eres “Austerano” jejejje.

    Un abrazo !

  24. Me ha llegado el link de tu post (el enlace de tu publicación, que nos estamos volviendo lelos) a través de alguien que lo ha compartido en FB.
    Leí este libro hace unos meses y coincido del todo contigo en la reflexión que haces sobre él.
    Por eso me he animado a comentarlo aquí.
    Creo que es una obra maestra.
    Un saludo,

    Daniel Huerga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>