El príncipe feliz y otros cuentos

El príncipe feliz y otros cuentos, de Oscar Wilde

El príncipe feliz y otros cuentos

 

Un cuento parece ser un verdadero desafío para cualquier escritor. Concentrar una buena idea en pocas páginas y darle un correcto cierre no es una tarea para cualquiera. Por eso cuanto tomé este pequeño libro de Oscar Wilde pensé que un escritor de esta talla no iba a defraudarme, y no me equivoqué. Sólo tres relatos conforman este libro cómodo y escurridizo, que puede leerse entero en una tarde de lluvia.

El Príncipe Feliz es un relato conocido de Wilde y es, además, el cuento que le da el título a esta estrecha antología. En la tapa del libro, una estatua mira hacia el horizonte y parece esbozar una sonrisa pícara en un cuerpo tan rígido como lo es la piedra. Sin embargo, este cuento no tiene nada de insensible sino que es un pequeño relato que comienza relatando la existencia de una estatua, la de un príncipe que fue feliz. Se desarrolla en un tiempo indeterminado, lo mismo que el lugar, y rememora el pasar de una estatua fastuosa  y llena de riquezas que, mágicamente, tiene sentimientos. Comienza  a  hablar con una golondrina del lugar con quien establecen una noble amistad que se va desarrollando a lo largo del cuento.

Los otros dos relatos que acompañan al libro siguen la línea del primero aunque tienen sus características particulares. El crimen de Lord Arthur Saville es tal vez el más entretenido del libro. Se divide en varios capítulos y tiene, a su vez, una mayor dinámica relacionada al crimen y a la experiencia personal del personaje principal. El último de los relatos que se presenta se llama El niño estrella y retoma la idea de un cuento con un mensaje clave, casi de fábula, como en El Príncipe Feliz. La historia comenta la realidad de un bebé que es adoptado por una familia pero que crece y se convierte en un niño cruel. La realidad y el paso del tiempo llevarán a este niño a buscar sobre su pasado y a reflexionar sobre lo que está bien y mal.

Los cuentos son también una cuestión de polémica. En varias oportunidades pueden parecer vacíos, como que no conducen a ninguna parte y a veces son un texto personal del autor, donde  las palabras no se entienden y parecen tener sentido sólo para quien las escribe. Sin embargo, estos relatos cortos no hacen pretenden que el lector conozca mucho de literatura, sino que son nobles y sencillos, reales clásicos que no apuntan a un lector cultivado. La simplicidad de un gran autor como Wilde es tal vez lo que más me gustó de él: no tenía  necesidad de demostrar nada ante los demás, sólo escribía.

Oscar Wilde es un autor al que siempre le tuve mucha curiosidad, sin embargo la única obra que había leído hasta el momento era El Fantasma de Canterville. Es usual comenzar con el escritor por su obra más conocida, El retrato de Dorian Grey, un clásico de la literatura. Sin embargo, este libro pequeño y simpático significa un primer acercamiento a Wilde con uno de sus cuentos más conocidos y casi una obligación para cualquier amante de los libros. Es una buena opción para quien no quiere ser defraudado por  los cuentos, un género tan polémico como emocionante.

Georgina Marrapodi

7 pensamientos en “El príncipe feliz y otros cuentos

  1. Yo mandé mi segunda reseña y es sobre el Retrato de Dorian Gray; leì ese cuento de el príncipe feliz hace muchos años y no lo recordaba, pero al leer;tu hermosa reseña me volvió a la mente y recordé que me había gustado mucho; un saludo!

  2. ¡Qué buenos recuerdos me has traído! Y es que el cuento de El príncipe feliz lo conocí en el colegio. Estaba en el libro de lectura y recuerdo que me harté de llorar con este cuento. Y es que es tan tierno y emotivo. Aún hoy lo leo y tengo que aguantarme un poco las ganas de llorar. Los otros cuentos no los conocía así que me apunto el libro, que Oscar Wilde es de los autores que nunca defraudan.
    Besotes!!!

  3. Susana: Seguro, tengo que continuar con Wilde. Después de este libro tengo que seguir por otros conocidos ¡Gracias por comentarme siempre!

    Roberto: Gracias por el comentario, sin dudas voy a leer tu reseña ¡¡Saludos!!

    Gracias LP, saludos.

    Gracias Margarita por el comentario, sin dudas es un libro muy bello ¡Saludos!

  4. recuerdo haber leído El Príncipe Feliz como parte de un pequeño libro de inglés , en el contexto de las clases que tomaba de ese idioma. A diferencia de lo que me sucedía con otros cuentos donde lo que más me costaba e importaba era aprender la gramática inglesa y el vocabulario, recuerdo haber pasado por alto algunas palabras que no conocía con tal de continuar la lectura y terminarlo, por supuesto, llorando. Es tan hermosa su entrega y tan loable su gesto que siempre lo recuerdo con cariño y con cierta tristeza. Tu reseña es como siempre impecable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>