Anatomía sensible, de Andrés Neuman

Anatomía sensibleTodo lo que Andrés Neuman escriba me parece bien. ¿Os gusta la objetividad de esta primera frase para empezar la reseña? Lo siento (en realidad no lo siento), pero es lo que hay. Neuman es uno de mis escritores fetiche actuales y en mi humilde opinión creo que tiene un talento arrollador que me ha dado y va a darme muchas alegrías y horas de agradable lectura. He disfrutado muchísimo todas sus novelas y encontrarme con esta nueva publicación entre las novedades literarias me ha hecho muy feliz.

Eso sí, tengo que confesar que disfruto bastante más del Neuman novelista que del poeta. Entendedme, me gusta su poesía, pero no llego a conectar del todo con él a través de sus versos. Sin embargo, con sus novelas es otra cosa. Siempre encuentro algún personaje con el que conecto y su voz narrativa, en ocasiones muy lírica, me deja casi siempre fuera de combate. Eso le pido yo a la buena literatura, que me ponga del revés a través de las palabras.

No sabía qué me iba a encontrar en Anatomía sensible, pero me gustan las sorpresas. Y esta, creedme, ha sido una muy grata. Encontrarme de nuevo con Neuman mediante este libro de prosa poética es de lo mejor que me ha pasado, literariamente hablando, en los últimos meses. Y ya necesitaba algo así.

Anatomía sensible es un atlas de nuestro cuerpo narrado desde un prisma lírico muy sugerente. Es una celebración de nosotros mismos, de nuestras virtudes, nuestros defectos y todas esas imperfecciones que nos hacen únicos. Es un canto pausado y tremendamente certero. Leer este libro supone un original recorrido por nosotros mismos, dejarnos llevar por las sensaciones que nuestro cuerpo nos origina mediante las palabras de Neuman. Descubrirnos y redescubrirnos. Afirmarnos y negarnos. Aprendernos y desaprendernos.

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

A través de los ojos del autor, minuciosamente observados, los cuerpos se nombran y se muestran tal y como o son. O no, ya se sabe, las metáforas del cuerpo también se reinventan y negarse y afirmarse en sus textos forma parte del juego.

Qué maravilla lo que Neuman ha hecho en este libro, lectores. Qué sensación esta de sentirse observada y nombrada, de saberse tan común y tan única al mismo tiempo. Este atlas de nuestro cuerpo que es Anatomía sensible es una verdadera delicia. Lo he le leído y lo he releído. Lo he subrayado. Me he reído y me he emocionado y lo mejor de todo es que, en cada lectura, me descubro más infinita en esta coraza que es mi cuerpo. Bravo, Neuman.

2 comentarios en «Anatomía sensible, de Andrés Neuman»

Deja un comentario