Publicado el

Cine XXI. Directores y direcciones.

“Cine XXI. Directores y direcciones” de Hilario J. Rodríguez y Carlos Tejada

Puede parecer que, en estos tiempos en los que la información, de cualquier tipo, puede consultarse en Internet, un libro como Cine XXI, sea prescindible. Yo mismo, cuando quiero buscar la filmografía de un determinado director o sondear opiniones sobre si merece o no la pena gastar una media de dos horas de mi valioso tiempo visionando una peli, tengo varias páginas y blogs de cabecera guardados en los favoritos de mi ordenador. Y, seguramente, tú también. Y sino,al menos te informas. Aunque también puede que no.

Sin embargo, Cine XXI, no es el típico libro diccionario de cine de riguroso corte académico, farragoso, pedante y pesado. Aquí se va a hablar de directores tanto vivos como muertos (fallecidos después del uno de enero de 2000), cuyas obras tienen importancia e influencia en el cine actual.

Yo, que en mi juventud devoraba películas gracias a cierto canal de pago, sigo siendo un devorador de cine… siempre que puedo, cosa que, por desgracia, cada vez ocurre menos, y, por supuesto, en formato casero la mayoría de las veces.Así que encontrarme con un diccionario de este tipo me ha supuesto una alegría impresionante. (Ya me olía algo al tener en portada al señor Mierda…)

Y es que el repaso que hace a los directores no es para nada típico. Por poner un ejemplo: todos los cinéfilos conocen la obra de Víctor Erice. El sur, El espíritu de la colmena y El sol del membrillo son sus tres únicas películas. Sin embargo, Cine XXI apenas las nombra y profundiza, ¡con un par!,  en un cortometraje, Alumbramiento, desconocido para mí,  que te crea la lujuriosa necesidad de verlo como sea. Además, ilustra la personalidad perfeccionista de Erice y el porqué de su tardanza en volver a ofrecernos otra cinta y lo que vivió con Javier Marías (hala, ahí dejo el misterio…)

Cosas como esta, no aparecen en cualquier otro diccionario de cine al uso. Lo “normal”, lo que hacen otros, es limitarse a listar las películas de tal o cual director según un criterio basado en votaciones de gente que, muchas veces ni conoce ni ha visto todas las películas que vota. (Hace poco oí en un podcast que el 80 % de las personas que votaban a Casablanca como su película favorita, ni siquiera la había visto, pero por la presión o el que dirán la votan así).

En este sentido,  este libro es libre. Los coordinadores eligen los directores que a ellos les gusta o les llama la atención, y dentro de estos ídem con su obra, huyendo de convencionalismos académicos y formalistas. Ejemplo de esto es ver como a Sofía Coppola casi, casi le dedican más espacio que a su padre… (Sí, vivir para ver…), pero es perfectamente defendible. Cada cual tiene sus películas, sus libros,… sus preferencias, y de eso es de lo que se trata. Fuera clichés.

Por otra parte, también es elogiable el vocabulario utilizado, -lejos, pero muy muy lejos, a kilómetros, de la artificiosidad lingüística pretendidamente perseguida por los “expertos” en cine-, que permite entender claramente lo que se nos quiere contar y además de forma amena, sin grandilocuencias ni rollos macabeos.

Para acabar, debo decir que Cine XXI abarca tanto cine comercial como independiente. No hay porqué discriminar. ¿Por qué habrían de hacerlo? Son gente con criterio y en ambos campos hay buenas obras.

En resumen, un libro interesante, -sobre todo para cinéfilos pero no exclusivo para estos-, para nada pedante, en el que repasar y descubrir (yo lo he hecho) nombres y filmografías poco conocidas por el gran público pero igualmente recomendables. ¿O acaso conocéis a Youssef Chahine; Lee Chang-Dong,Sylvain Chomet…?

Otros libros recomendados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *