Categorías
Frank Herbert Libros de Ciencia ficción Libros de literatura anglosajona: literatura inglesa y americana Libros Ilustrados Nova Novelas Reseña

Dune, de Frank Herbert

DuneLlevo leyendo Dune tres lustros, desde que la descubrí. No hay año que no vuelva a ella, que no relea el original o alguna de sus secuelas o precuelas, que no la comente o la recomiende a alguien que, a su vez, se sorprende y la recomienda también. Porque hasta que a finales de 2020 llegue su nueva adaptación al cine, a cargo de Denis Villeneuve, podremos seguir hablando de Dune como una de las obras de culto más desconocidas, al menos en el Viejo Continente. Publicada por primera vez en 1965, premio Nebula ese mismo año y premio Hugo en 1966, la novela cumbre de Frank Herbert, que da pie a un universo tan rico como irregular en su desarrollo narrativo, lleva todo este tiempo siendo uno de esos libros que traspasan los géneros y que cabalgan por el tiempo sin perder un ápice de interés.
El protagonista principal de esta primera entrega, Paul Atreides, no es más que un adolescente cuando su familia llega a Arrakis para hacerse cargo de su administración. Arrakis es un planeta desértico casi en su totalidad, un trozo de roca en el que la vida es apenas soportable en unos pocos emplazamientos y por cuyas arenas, el resto del territorio, solo campan gusanos de unas dimensiones sobrehumanas y algunos Fremen, seres hostiles endurecidos por la sed perpetua que sobreviven como tribu nómada. Sin embargo, Arrakis resulta de una importancia capital dado que de él se extrae la especia Melange, fundamental para los viajes interestelares.
Hijo de Leto Atreides, duque de Caladan, y de Lady Jessica, una dama de la orden Bene Gesserit, se sospecha desde su infancia que Paul tiene habilidades especiales, y en el momento en el que nos sitúa el principio de la novela, está siendo testado para dilucidar su potencial. Antes de que las pruebas terminen, un ataque del ejército de la casa Harkonnen, principal rival de los Atreides, acaba con casi toda la corte de su padre y hace que Paul tenga que huir junto con su madre al desierto.
Dune es compleja, y capaz de conjugar la novela de aprendizaje, el viaje del héroe y la utopía ecologista. El joven Paul, expulsado del entorno en el que ha crecido, se verá obligado a madurar en una región indómita donde se topa con fuerzas extrañas. Necesitará vencerlas para regresar y convertirse en líder entre los suyos, pero parte de la victoria tendrá que consistir en entender y hacer suyo un modo de vida marcado por el medio natural (las lecciones sobre ecología abundan en el texto). Por si esto fuera poco, también asoman en la novela otros temas interesantes como el fundamentalismo religioso y las tensiones entre grupos sociales.
Todo ello rodeados de gusanos del tamaño de campos de fútbol, traiciones palaciegas, poder para ver el futuro y el pasado y combates a muerte a cada veinte páginas. No me dirán que le falta algo.
La edición para coleccionistas que trae Nova es la traslación al español de la que preparó The Folio Society en 2015, coincidiendo con el 50 aniversario del original. Se incluyen las magníficas ilustraciones de Sam Weber, que acompañan al texto sin cargarlo y que traen Dune al presente, dejando atrás las interpretaciones setenteras que siempre había tenido a nivel gráfico. Se obvia el epilogo de Brian Herbert y la edición, en tapa dura, no viene en caja. Pero es muy de agradecer que un producto tan cuidado baje de los 30 euros (The Folio Society vende su Dune por 75 libras…).
En fin, si sus estanterías aguantan la trascendencia y el peso físico de tanta leyenda (el volumen pesa al menos un kilo), yo no lo dudaría. Únanse a la secta, y cuando llegue la película el próximo año podrán decir, como siempre, que el libro es infinitamente mejor.

2 respuestas a «Dune, de Frank Herbert»

A Dune le tenía ganas desde hace tiempo. Esta reseña me hace apurar los trámites y conseguir el libro y leerlo cuanto antes.
Que Villeneuve la lleve al cine, después de la maravilla que hizo con el relato La historia de tu vida, es muy alentador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *