Publicado el

Ébano

Ébano

Ébano, de Ryszard Kapuscinski

Ébano

Hay libros que no se olvidan, y Ébano es uno de ellos; es, en mi opinión, una obra maestra que mezcla de forma prodigiosa: información, filosofía e historia; y que debería ser de obligada lectura, y no sólo en las facultades de periodismo, si no en todas las universidades. Ébano es el tipo de libro que una vez que lo empiezas, te absorbe tanto que consigues sacar tiempo para leerlo y aprender de él, aunque tengas una agenda muy apretada, una vida familiar muy intensa… Tanto si te dedicas a revisar tus inversiones en Intertrader (www.intertrader.com) o a cualquier otra cosa. A pesar de llevar más de diez años en el mercado literario, sigue siendo una obra completamente actual.

Kapuscinski ha sido el rey de los reporteros y Ébano su última obra, un reportaje en el que me ha invitado a acompañarle en su aventura africana. El decía que se trata de un diario íntimo, un libro autobiográfico. Y debe ser así, porque en cada línea del texto he visto que este escritor polaco lleva África en la sangre, en el corazón y en la memoria.

Un modelo de historiador y periodista independiente, ejemplo de ética personal y profesional que mereció el premio Príncipe de Asturias de Comunicación y humanidades en el 2003. Muestra en sus obras numerosos y trascendentales conflictos de nuestro tiempo en diversos continentes, en este caso en África. Y no se limita a describir externamente los hechos sino que, mezclándose con el propio conflicto, indaga en sus causas y analiza las repercusiones y consecuencias.

Hay párrafos que por su brillantez, tanto de forma como de fondo, nunca he olvidado:

“También vi allí a un hombre que iba desnudo, pero con un Kalasnikov al hombro. La gente se apartaba a su paso y hacía un rodeo para evitarlo. Seguramente era un loco. Un loco con un Kalasnikov”.

El continente africano que nos describe parece inmutable al paso del tiempo, aunque sólo a nuestros ojos.

Ébano constituye una impresionante crónica de la experiencia del autor como corresponsal en África durante más de treinta años. Y si digo crónica impresionante no es sólo por los hechos que narra, sino por como los narra, a través de palabras sencillas y claras que llenan de humanidad y realismo todo su texto.

Se juega su vida y su salud, y con escasos medios, Kapuscinski se adentra en los barrios más pobres, y allí se instala; viaja a lugares que no son noticia, y por rutas que sólo transitan los indígenas. Se acerca a la realidad de las personas más humildes y describe lo que ve, con una mirada humana, en la que se adivina su deseo de comprender y ayudar. Tampoco pierde de vista quién es quién entre las autoridades de turno, logra describir con realismo cómo viven, cómo piensan, qué huellas de la historia pueden estar detrás de acontecimientos tan penosos como el genocidio de Ruanda o la masacre entre Hutus y Tutsis, que él fue capaz, por fin, de explicarme y hacerme entender en tan sólo unas líneas.

Leyendo este libro descubrí una de las razones del porqué de mi pasión por la lectura: Sólo tengo una vida para vivir y autores como Kapuscinski me ayudan a agrandarla; he aprendido mucho más de África acompañándole en su viaje que con todas las clases de historia y geografía recibidas a lo largo de mi vida.

Susana Hernánadez Sánchez

8 comentarios en “Ébano

  1. Éste fue el primer libro que leí de Kapuscinski, y me gustó tantísimo que tuve que leer más. Además, me pareció precioso.
    El siguiente fue “The emperor”, sobre Halie Selassie. Me resultó fácil de leer a pesar de estar en otro idioma, y la forma en estaba escrito ayudó muchísimo (eran todos fragmentos muy cortos, de le gente que rodeaba al emperador). Súper interesante.

  2. Me alegra que compartas mi entusiasmo por Kapuscinski, Ébano es, en mi opinión, libro que crea conciencia y fomenta y anima a la lectura. Poder leer en inglés es una ventaja que te envidio. Gracias por tu comentario Sonia, nos seguimos leyendo.

  3. Totalmente de acuerdo con lo que dices, Susana. Desde que es un libro que no se olvida, hasta el último párrafo.
    Comparto también la admiración por Kapucisnski.
    Sin embargo sí que creo que el cambio profundo de Africa es muy muy lento, y no sólo a nuestros ojos. Por eso el libro sigue siendo y será tan actual.
    ¿Has leido “Todo se desmorona”, de Chinua Achebe?. Es una novela, pero creo que refleja bien el choque de choque de culturas de la primera colonización.
    Teneis un blog muy bien diseñado. Cero que el mejor que he visto de libros.

  4. Hola Thomas!

    No he leído “todo se desmorona” pero tomo buena nota de ella, se que tienes buen ojo crítico con estos temas. Ahora estoy terminando El antropólogo inocente (un libro que en su día se me pasó) y me está gustando mucho, mucho.

    Gracias por tu buenísima crítica de nuestra Web, a más de uno nos has alegrado el día. Ponemos mucha ilusión en esta página pero sobre todo mucho trabajo y que alguien como tu nos lo reconozca es siempre muy agradable.

    Un abrazo!

  5. Susana, muy buena la reseña del libro. De más está decir que entra en mi lista de próximas compras. Y me gustó mucho lo que decís de que los buenos libros te permiten vivir más de una vida, o por lo menos una un poco más larga, y en muchos casos mejor, que la que nos toca vivir en realidad.
    Me agrego a lo que dice Thomas. La página está buenísima, además de que todos son muy agradables a la hora de escribir y contarnos sus sensaciones acerca de los libros que leen.
    Saludos

  6. Muchas gracias por tu comentario Dario!

    Da gusto escribir para lectores tan amables como tu.

    Sí, este es un libro que no te arrepentirás de adquirirlo. Hay libros buenos que uno puede tomar prestados de la biblioteca y otros de los que nos costará mucho separanos, este es de esos que se quedarán para siempre con nosotros.

  7. La reseña me ha encandilado. Este libro es uno de los que va directo a la maleta de estas vacaciones.

  8. Gracias Icíar! y perdona por tardar en contestar a tu comentario.

    Supongo que cuando un libro te gusta mucho, mucho, el resultado se nota en la reseña. Me encataría que me comentaras, tras su lectura, tus impresiones.

    Un fuerte abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *