Encajes álmicos

Reseña del libro “Encajes álmicos. Noches oscuras y días luminosos”, de Ana María Alonso Ramos

Encajes Álmicos

No sé si considerarme una personal espiritual. Lo cierto es que soy bastante agnóstica en cuanto a religiones y fes. Digamos más bien que me guío por mis sentimientos y que soy bastante intuitiva. Supongo que por esta falta mía de creencias no sé demasiado sobre reencarnaciones ni registros akhásicos. Sin embargo, mis dos últimas lecturas me han acercado bastante a estos temas. ¿Casualidad? Puede ser. O quizás era el momento de saber más. Sea lo que sea, Ana María Alonso Ramos ha llegado a mí con su Encajes Almícos para traerme luz sobre estos temas. 

Según podemos leer en la contraportada, “los seres humanos nos reencarnamos en la Tierra con nuestro grupo de almas, es decir, con aquellas personas con las que venimos a compartir, resolver problemas y disfrutar”. Ana María ha querido, mediante esta colección de relatos que componen su libro, rendir un homenaje a su árbol genealógico, a ese conjunto de almas con las que comparte vivencias y que la han ayudado a evolucionar.

Antes de entrar en materia, me gustaría presentaros a la autora. Ana María, Profesora de inglés, de Pedagogía Terapéutica y Licencianda en Traducción e Interpretación, ha sido desde pequeña una niña muy fantasiosa. Desde hace unos años, Ana María se ha centrado en el crecimiento espiritual como una herramienta de ayuda a sus alumnos. Además, posee conocimientos sobre reiki, registros akhásicos, flores de Bach, gemas y cristales. Como podéis ver, la autora vive su espiritualidad intensamente.

Como todos sabemos, desde el año 2019 el planeta Tierra se ha visto sometido a grandes transformaciones. La pandemia ha traído consigo una mayor introspectiva y una forma diferente de comunicarnos con nosotros mismos. La mayoría de historias que encontramos entre las páginas de Encajes Almícos guardan relación con el periodo vivido tras la pandemia mundial, aunque también podemos encontrar otras historias ficticias relacionadas con el árbol genealógico de la autora.

Se trata de historias con mucha fuerza, con personajes muy potentes de los que se pueden extraer vivencias y conclusiones esclarecedoras. Personajes como la semilla estelar Selina Starseed; Marlene, Sandra y Jana, las tres Amigas del Alma unidas por el hilo rojo del destino; Diana y su crecimiento personal; Alexia y Eva o Margarita. Mujeres firmes y lúcidas que, al igual que la autora, consiguen extraer valiosas enseñanzas tras su paso por esta vida.

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

Con una voz narrativa dinámica y, cómo no, llena de fuerza y espiritualidad, Ana María nos introduce en estas historias, haciéndonos partícipes de las realidades y ficciones, de las vivencias, del poder del alma y de la importancia de aprender para evolucionar. Hay mucho de la autora en estas páginas, o al menos así lo intuyo. Creo reconocerla en sus relatos, en las vivencias y en la forma en la que nos invita a conocernos a nosotros mismos, a explorar el mundo, a amar y comprender todo lo que nos rodea. En definitiva, a sentirnos libres, vivos, agradecidos y conscientes.

Me parece un mensaje perfecto el que Ana María nos trasmite con sus relatos. Creo que a todos nos vendría bien conectar más con nosotros mismos y una buena forma de hacerlo es dejándose llevar por las historias que componen Encajes Álmicos. No importan las creencias de cada uno, nuestro grado de espiritualidad o consciencia. Siempre es un buen momento para aprender a conocerse y conocer al prójimo, ¿no os parece?

Deja un comentario