Publicado el

Filosofía, porno y gatitos, de Stoya

Filosofía, porno y gatitos

Filosofía, porno y gatitosHe tenido que borrar la primera frase que había escrito para comenzar esta reseña. La he borrado porque cuando la he vuelto a releer me he sentido un poco idiota. Pero, como me gusta compartir mis miserias, os cuento. Decía que este es uno de esos libros cuya autora es más reconocida quizás por el público masculino que por el femenino, por aquello de que Stoya es una actriz porno bastante conocida. Luego me he dado cuenta de que si yo, que no tengo pene, conozco a Stoya lo único que estoy haciendo es soltar una frase machista de manual. Así que, como rectificar es de sabios, voy a darle un comienzo más digno a esta reseña.

Filosofía, porno y gatitos es el primer libro publicado por Stoya. Por si no conocéis todavía a esta mujer, independientemente de vuestro sexo, dejadme que os la presente. Stoya lleva más de una década trabajando en la industria pornográfica como actriz. Debido a su aspecto es una de las actrices más atípicas de la industria. No es la típica actriz pechugona, rubia y de plástico de las películas porno. Stoya es un bombón. Con una simple búsqueda en Google podéis comprobar lo que os digo. A Stoya no la conozco por sus películas porno, las cuales sinceramente no me van mucho. La conocí por una serie de videos que hicieron con diferentes actrices teniendo un orgasmo mientras leían un libro. Un experimento bastante…interesante. Sí, si ponéis en Google “Stoya reading orgasm” también llegaréis fácilmente al video. De nada.

Tras varios años escribiendo artículos sobre sexualidad y pornografía para medios como The New York Times, The Guardian y Playboy, Stoya ha decidido recoger en este Filosofía, porno y gatitos sus artículos, creando un interesante y, me atrevería a decir, imprescindible libro de ensayos sobre la visión profesional de la industria pornográfica, el sexo y su propia vida. Traducido por Francisco Jota-Pérez, este libro me ha abierto los ojos y me ha hecho reflexionar bastante sobre nuestra concepción de la sexualidad.

“Estoy comprometida con la creación y la difusión de buena pornografía, aunque no puedo asegurar a ciencia cierta en qué consiste esta. Seguimos sin contar con una definición clara de lo que es la pornografía y estamos lejos de alcanzar un consenso sobre qué la hace buena o ética (…) ¿qué derecho tenemos a dictar el modo en que unos profesionales adultos practican sex uno con el otro, qué es bueno y normal, más allá del requerimiento de que sea consensuado?”.

No podemos confiar, como dice la autora, en que el porno sustituya a la educación sexual, pero tampoco podemos ser tan ilusos como para pensar que va a desaparecer: “podemos o bien meter la cabeza en un agujero, o bien – además de presionar para que se vuelvan a impartir auténticas lecciones sobre sexo a los más jóvenes- emprender la labor de entender qué es el porno en toda su amplitud, sopesar qué funciona, qué podemos juzgar en términos cualitativos como bueno, e intentar erigir una industria y una comprensión cultural del sexo. Yo escojo lo segundo.”

Como os decía antes, Stoya no es la típica actriz porno. Stoya es, además, una mujer inteligente que sabe bien lo que quiere y que, además, reflexiona y lucha por una educación sexual que sigue siendo tan necesaria en nuestra sociedad.

Me bastan tres palabras en el título de un libro para convencerme. Soy así de simple, qué queréis que os diga. Menos mal que Stoya se ha encargado de terminar de convencerme con las brillantes reflexiones que contienen sus artículos.

2 comentarios en “Filosofía, porno y gatitos, de Stoya

  1. […] entrada Filosofía, porno y gatitos, de Stoya se publicó primero en Libros y […]

  2. […] RSS feed para los comentarios de esta entrada. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *