La biblioteca de Max Ventura, de Leticia Sánchez Ruiz

La biblioteca de max venturaSi eres un habitual de Libros y Literatura, doy por hecho que te gusta leer. Y si has pinchado justo en esta reseña porque el título La biblioteca de Max Ventura, de Leticia Sánchez Ruiz, te ha dado especial curiosidad, es probable que no seas un mero lector, sino un bibliófilo. Si es así, este libro te va a encantar, y si encima escribes, me atrevo a decir que es una apuesta segura. En cuanto te dé más datos de la historia lo comprobarás.

Julia Tompson es una escritora extravagante: rara vez concede entrevistas y sale disfrazada a la calle porque la aterra que la reconozcan, aunque nadie conoce su verdadero rostro. Un día, su amigo y también escritor Arturo C. Dola (¿reconoces el guiño literario?) le remite una propuesta: ordenar la biblioteca de Max Ventura, un reputado coleccionista de su ciudad. Tompson acepta, pues lo que verdaderamente se le da bien en esta vida no es escribir, sino leer, y está decidida a desentrañar qué orden se merece esa enorme biblioteca. Lo que no espera es que a ese pasatiempo se le una un misterio que acabará obsesionándola incluso más: la desaparición de su pareja, Alfredo, y la del propio dueño de la biblioteca, Max Ventura.

Si la trama de La biblioteca de Max Ventura y la prosa y humor de Leticia Sánchez Ruiz ya me pegaron a las páginas, lo que terminó de cautivarme fueron las continuas anécdotas reales de escritores, entre ellas, las relacionadas con desapariciones (como es el caso de William Shakespeare, Agatha Christie y muchos otros), las referencias a otros libros (especialmente clásicos) y las reflexiones sobre qué significa ser escritor y ser lector. Leticia Sánchez Ruiz no deja de lanzar preguntas a través de los personajes: ¿de cuántas formas se puede ordenar una biblioteca?, ¿los libros que tenemos en casa nos definen?, ¿una biblioteca impone una visión del mundo? (como decía Alessandro Baricco), ¿la biografía de un escritor está codificada en sus libros?, ¿un buen escritor es siempre un intelectual?

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

Esas divagaciones literarias, perfectamente integradas en la trama, hacen que el libro supere las quinientas páginas, aunque el misterio en sí podría resolverse en menos, pero yo no quitaría ni una sola. Son precisamente esas frases las que han hecho que este libro se abra un huequito en mi corazón de bibliófila y escritora, pues he conectado completamente con la visión de la literatura de su peculiar y entrañable protagonista, Julia Tompson.

En cada línea de La biblioteca de Max Ventura se respira amor por los libros en toda la extensión de la palabra. Leticia Sánchez Ruiz sabe perfectamente cómo adentrarnos en ese laberinto metaliterario y que no queramos escapar. He reconocido varios de los guiños literarios, evidentes o camuflados, pero siento que muchísimos otros me han pasado desapercibidos. Por eso, no descarto releerlo en un futuro. Estoy convencida de que cuantos más libros lea, más escriba y más cambie con las experiencias de la vida, más disfrutaré de este homenaje a la literatura que es La biblioteca de Max Ventura.

Deja un comentario