Publicado el

La comunidad, de Diego Palacios Marxuach

La comunidad

La comunidad LA COMUNIDAD. A pesar de ser un título que muchos libros podrían llevar creo que no había leído ninguno con él. Claro, en cine sí recuerdo la película de Alex de la Iglesia… Es raro que no haya más libros con ese título, porque si algo hay que dé juego suficiente para escribir infinidad de historias de diferentes tipos, eso es una comunidad de vecinos.

No es fácil vivir en comunidad. No es fácil ser vecino y tampoco es nada fácil soportar a algunos vecinos que te pueden tocar en suerte. Por muy bien que te lleves con ellos siempre surgen roces. Y es lógico, si surgen entre gente que se quiere, que son familia o amigos y que viven en una misma casa, imaginen compartir espacios, aunque solo sean comunes y de los que nos separa tan solo un tabique, con personas con las que no tenemos nada que ver.

Así pues, podemos pensar que Diego Palacios Marxuach, el autor, lo tenía fácil, pero lo bueno del libro es que no es lo que casi todo el mundo espera, porque naturalmente que nos va describiendo a los personajes de La comunidad, y lo va haciendo por ubicación, así al primero que nos presenta es al vecino del segundo izquierda, Héctor. Un tipo de apariencia normal, porque todos sabemos que un libro no puede empezar en la cumbre, pero empezar en un segundo piso no está nada mal. Después a Ela, su vecina de arriba, piso al que ha tenido que subir porque en el suyo hay una filtración de agua… Y a partir de ahí ya nos damos cuenta que el libro nos va a llevar más allá de lo que podíamos pensar.

No es una comunidad muy grande así que pronto conoceremos a todos los vecinos, a Max y Lucho, una pareja gay que vive en el primero, vecinos de rellano de Priotr y Ágatha una joven pareja padres de una niña pequeña. Eduardo y Casandra son los últimos moradores de esta curiosísima comunidad.

Ya desde el inicio notamos un tono de escritura que, para los que nada hayan leído de él, puede sorprender. Un estilo muy directo en el que, a la par que nos va introduciendo en la vida de cada uno de los vecinos, va ensortijando lo que luego será la trama central del libro.

Quizá muchos de ustedes han leído las reseñas de Diego Palacios en LibrosyLiteratura, y estoy segura de que eso podría darles una idea de su estilo de narrar, o cuanto menos de entender cómo ve él la literatura. De hecho, yo siempre me he comunicado con Diego por wassaps y correos electrónicos, y ya en ellos se puede detectar ese punto gamberro pero al mismo tiempo muy concentrado, concreto y conciso, lleno de ese humor negro socarrón que tanta falta hace en la literatura, ya saben, ese escribir ligero en los detalles y profundo en las cortas reflexiones que tanto gusta hoy a la gente más joven.

Y lees a este tipo (Diego) con porte elegante y vocabulario de calle pero muy seleccionado, y te das cuenta que le gusta la buena música, que mira la vida de forma muy crítica, y que, aunque imagino que públicamente preferiría morir a decir que es un romántico amante de la buena poesía, tengo que decirles que alguien que cierra su obra con un fragmento de las letras de Búnbury, se nos convierte ante nuestros ojos lectores en un aprendiz del gran Poe… Y yo que agradezco que haya quienes nos quieran seguir sorprendiendo con relatos diferentes. 

Es cierto que todos conocemos de nuestros vecinos más de lo que ellos piensan pero menos de los que nos gustaría. Ahí tenemos programas como Gran Hermano que demostraron que a la gente si les interesa la vida de los demás, recuerdo que cuando vi en el cine el estreno de El Show de Truman, con esto ya les digo que tengo una edad, una persona que me acompañaba comentó que no era lógico que a tanta gente le interesase ver lo que hacía alguien en su día a día…, el estreno era en 1998, está claro que no tenía razón, dos años más tarde, como bien saben, la primera misión de Gran Hermano batía todos los records de audiencia…

Ya ven, en definitiva a todos nos gusta saber lo que ocurre de puertas para dentro, y cuanto más misterio aparenta más interés genera. Y así es el libro que nos presenta Diego, un libro que nos va generando curiosidad y necesidad de seguir conociendo hacia donde nos llevarán los sucesos que les van ocurriendo a los personajes de La comunidad.

LA COMUNIDAD, un libro interesante, diferente y entretenido para estas noches locas y oscuras de verano.

2 comentarios en “La comunidad, de Diego Palacios Marxuach

  1. […] RSS feed para los comentarios de esta entrada. […]

  2. ¡Guau, Susana! ¡Qué sorpresa! ¡Vaya reseña! Me alegro de que te haya gustado.
    ¡Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *