Publicado el

La voz dormida

La voz dormida

La voz dormida, de Dulce Chacón

 

La voz dormida

Leí este libropoco después de salir a la venta y recibir todos los premios del mundo, cuando el mercado no estaba, como algunos dicen, “saturado” de historias sobre la Guerra Civil. Dulce Chacón venía a mi pueblo para tener un encuentro con los estudiantes de los institutos, formaba parte, en aquel año 2003, de un interesantísimo programa del Gobierno de Aragón llamado “Animación a la Lectura”; y hablo en pasado porque este programa ha desaparecido hace tan sólo un par de meses. Ya saben, en tiempos de crisis, recortar en cultura y educación es lo más imaginativo que algunos saben hacer.Como les decía, iba a tener la oportunidad de conocer a Dulce Chacón, de la que tan sólo había leído algunos poemas.El libro lo empecé un sábado después de comer …

Y leí,
y lloré,
y desperté.

No paré hasta terminar el libro, no cené y dormí mal.

Hace tiempo que debería haber hecho esta reseña, quizá debería haber sido mi primera reseña, pero no podía… Aun hoy, tantos años después, duele.

dulce-chaconA Dulce Chacón no la llegué a conocer, falleció casi el mismo día en que debería haber estado en Ejea, el tres de diciembre de 2003, aunque sinceramente, hoy después de haber leído más libros y sobre todo más poemas suyos, creo que ya nos conocemos un poco mejor. Es lo que tienen los poetas, como les decía en una reseña anterior, que nunca mueren del todo.

“La voz dormida” incluso en su relectura, duele, y eso es porque no solo una buena historia hace un buen libro, todos sabemos ya mucho de la Guerra Civil, hemos leído mucho sobre ella, pero en este caso importa como se narra, como se comunica, y en esta faceta la sensibilidad poética de Dulce fue decisiva para hablarnos de las mujeres en la contienda, ella fue única en la forma y excepcional en el fondo. No sólo había que contar cosas sobre la Guerra Civil española, había que contarlas con justicia y dignidad, y ella lo hizo. Dulce Chacón en algunas de sus declaraciones apuntó que tuvo que suavizar las historias que las mujeres le contaron, “la ficción no soporta tanto horror como el que vivieron esas mujeres”, declaró en algún medio.

La_voz_dormida_mirocine.netAhora muchos de ustedes podrán ver la película que se ha hecho de este libro,  yo no sé si podré verla, y no solo porque en mi pueblo no haya cine, que no lo hay, sino porque creo que es imposible que la película pueda reflejar el sentimiento que esta mujer puso en las palabras, seguro que la historia estará magistralmente contada y será fiel a la novela, pero yo les recomiendo que lean antes el libro, que lean a Dulce Chacón, que conozcan de su mano a  Hortensia , a Pepa, a Tomasa, a Reme, a Elvira … y que a través de ellas reconozcan a toda una serie de mujeres que como les decía mi hija en su reseña de “Siempre quedará París” , “sufrieron por ellas mismas, y por sus novios, maridos o hijos, y a las que  la tortura, la cárcel y la marginación las acompañaron ya durante toda su vida”.

Y eso a aquellas que lograron sobrevivir porque como ya sabemos todos:

“La mujer que iba a morir se llamaba Hortensia. Tenía los ojos oscuros y no hablaba nunca en voz alta. Sólo cuando la risa le llenaba la boca, se le escapaba un Ay madre mía de mi vida que aún no había aprendido a controlar, y lo repetía casi a gritos sujetándose el vientre. Se pasaba gran parte del día escribiendo en un cuaderno azul. Llevaba el cabello largo, anudado en una trenza que le recorría la espalda, y estaba embarazada de ocho meses…”

Estas son las primeras palabras de “La voz dormida”, la historia de unas mujeres derrotadas en todos los sentidos imaginables, perdieron la guerra, sus derechos y su vida, sí, porque incluso aquellas que lograron sobrevivir ya habían perdido la vida.

Y es curioso que una mujer como Dulce Chacón, que procedía de una familia conservadora, sintiese esa inquietud por conocer la verdad de lo silenciado y situar la memoria histórica en el lugar que le corresponde. Consideraba Dulce  que la Guerra Civil acabaría cuando las personas derrotadas también pudieran contar su verdad… “no es ira ni revancha, sino un deseo legítimo de recuperar una memoria olvidada y secuestrada”.

Dulce Chacón se consideraba parte de una generación que se sentía responsable del silencio de sus padres, también en 1995 el escritor Alemán Bernhard Schink sintió esa misma sensación y escribió “El lector” un libro que, como “La voz dormida”,  abrió caminos y rompió silencios.

th_Portada110507DVDPues bien querida amiga, desde donde estés, verás que ya despertaron muchas voces, que ya se contaron muchas historias, pero pocas han sido contadas con tanta sensibilidad, dulzura y crudeza contenida como esta voz dormida que tantas conciencias fue capaz de despertar.

Y puesto que la poesía siempre fue el género literario que más te entusiasmó, el único regalo que puedo ofrecerte son estos versos que formaron parte de mi primer poemario y que surgió tras la lectura de tu libro.

TU VOZ DORMIDAHa despertado el alma
tu voz dormida
de tantas que se quedaron,
mi Dulce amiga,
sin una vida.Cómo explicarle a un joven
en estos días
que fue dolor constante,
no cobardía.

Con el paso del tiempo
nada se olvida,
pero el silencio roto
algo mitiga
ese dolor tan hondo
que les fatiga
esos ojos cansados

que ya, ni miranSusana Hernández

14 comentarios en “La voz dormida

  1. Preciosa reseña y qué bonitos tus versos. Aún no he descubierto a esta autora, que está en mi lista de pendientes de hace tiempo, pero ahora, tras leerte, voy a correr a la biblioteca y sacar ya un libro de ella. Y si puede ser, éste que reseñas. Si me has emocionado con tus palabras…¡Qué no hará el libro!
    Besotes!!!

  2. Primero tienes que encontrar este libro y leerlo Margarita, a mí todavía me tiemblan hasta los pensamientos cuando lo recuerdo o lo releeo. está escrito de una forma muy especial, es capaz de llegarte a lo más profundo.

    Gracias! y besicos!

  3. Qué pena, Susana, esa visita de Dulce, truncada. Se nota que el relato te impactó, precioso poema. Hace años que leí el libro, pero lo releeré, gracias por recordármelo. No soy muy cinéfila, pero tengo la sensación de que la película le hará justicia. Un beso, S.

  4. A mi también me emocionó el libro, tanto que me llevó a hacerme con otros libros de la autora con la que al final establecí un vínculo más emotivo que literario, si es que esa distinción tiene algún sentido. Quiero decir que la carga emocional de la que esta escritora dota a su obra es tal que impide un análisis objetivo de ésta desde un punto de vista literario: no sé como de buenas o malas serán sus novelas pero tampoco me importa porque disfruto, sufro, me emociono y me conmuevo con ellas. Su muerte prematura fue un golpe, y cometí el error de hacerme con una novela que escribió su hermana basándose en una idea que ella le había contado y que me decepcionó bastante, más que nada porque tuve la sensación de que fue un burdo intento de aprovecharse de ese vínculo que esta autora tenía con los lectores para obtener un último beneficio editorial, y por culpa de la mala copia acabé por arrinconar en la memoria, injustamente, también al original. Ahora tu reseña me ha traído a la memoria la emoción de aquella primera vez y, como te puedes imaginar, es algo que te tengo que agradecer infinítamente.

  5. Ójala tengas razón con lo de la película, Susana! Quienes ya la han visto me han comentado que la adaptación es muy buena, pero que es mucho mejor si ya has leído el libro. Espero que disfrutes de esa relectura.

    Un besico y gracias!

  6. Cómo siento que te pasase eso con el libro de su hermana, yo no lo he leído, y ahora mismo, después de tu comentario tampoco creo que lo haga, no quiero perder mi relación con Dulce. Cuando me pregunto qué espero de un libro, suelo recordar la forma de escribir de Dulce Chacón. Sinceridad, escribir con el corazón y componer con la cabeza. Se nota en su forma de escribir ese algo que tienen los poetas capaces de transmitir sentimientos profundos con palabras sencillas.

    Gracias por compartir con nosotros tu historia con esta autora!!!!!

  7. No creo que vaya a ver la película, por razones diferentes a la tuya. Reconozco mis prejuicios con el cine español, que no me gusta. Recuerdo el nombre de esta escritora por uno de tus poemas de “Vivir las 5 villas”.
    Pero me voy a apuntar el libro, porque si te ha calado tan hondo, por algo será. Será mi excepción, jeje.
    Un abrazo 😀

  8. Querida Icíar!!!!! Para mí sí ha sido un libro muy especial, creo que por como cuenta la historia, (desde luego nada que ver con “las trece rosas” que es pura descripción de hechos), no son hechos lo que nos narra Dulce Chacón, son vidas, y las cuenta desde el corazón pero con la maestría de una buena poetisa que sabe tocar tu alma con la palabras.

    Para mí tiene mucho más de lo que le suelo pedir a un libro.

    ¿Que no te gusta el cine español? Como te pille “la Sinde” … jajajja

    Muchos besicos !

  9. Ayer fui a ver la película de Zambrano, y no fui capaz de llorar de lo que me dolió. Tengo pendiente la lectura del libro. Supongo que también me dolerá durante mucho tiempo.

  10. Querida Filispina, graciaspor contarnos lo que has sentido con la peli. Yo te agradecería mucho, y ya que vas a hacer el camino inverso al mío, que me contarás el reusltado de la lectura del libro.

    Gracias y un abrazo!

  11. No vi la película y por tu reseña no lo haré hasta leer antes del libro, aunque sepa que va a doler, como nos cuentas; saludos!

  12. Si Roberto, primero el libro.

    Abrazo!

  13. Despues de leer esto, no cabe ninguna duda, lo añado a mi lista de pendientes. Gracias por tan profundas palabras y enhorabuena por los bellos versos.

    1. Muchas gracias a ti por tus palabras Elen. Es un libro que llega directamente al corazón, y esos siempre dejan huella.

      Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *