Lía deja el pañal

Reseña del libro “Lía deja el pañal”, de Anna Estapé

Lía deja el pañal

“¿Todavía lleva pañal?” “¿Cómo es que aún no va sola al baño?” “¿Que todavía se hace pipí encima?” Estas y muchas otras preguntas del mismo tipo he tenido y tengo que aguantar hoy por hoy por parte de familiares, vecinos y amigos. ¡Estoy harta! Y seguro que vosotros también lo estáis si tenéis niños pequeños en casa en edad de dejar de utilizar pañal. ¿Por qué no nos dejan tranquilos a nosotros y a nuestros hijos? ¿Por qué la sociedad en la que vivimos es tan obtusa y cerrada de mente y le gusta agobiar al resto? Esa gente tiene una alarma y en cuanto ve un niño o niña entre los dos y los tres años, la pone en funcionamiento para realizar preguntas incómodas que molestan a los padres y a los hijos. Por eso doy gracias de que existan libros como el que hoy os traigo y espero que la gran mayoría de la gente lo lea para tener claro una cosa: cada niño es diferente y tiene un ritmo. Cada niño dejará el pañal cuando esté preparado, sin presiones ni comparaciones.

Editorial tradicional y autopublicación Libros y Literatura

Anna Estapé es una pediatra que apuesta por la crianza respetuosa, y a través de Lía deja el pañal nos habla de una niña, sus padres y el gran paso de decir adiós al pañal y hola al váter. Pero eso sí, sin prisas, sin agobios, con empatía y comprensión. Y es que debe ser así, yo lo veo así, y necesitaba hacerme con un libro como este, escrito por una profesional que me comprendiera y me diera unas pautas a seguir sobre este tema.

Lía va aprendiendo de manera natural el funcionamiento de su cuerpo, sin tabúes. Poco a poco se va animando a utilizar el váter, y gracias a la canción que le enseñan sus papás, ella se siente mejor y no se preocupa si en algún momento se le escapa el pipí o la caca. 

Es así, no hay que tener miedo, no hay que preocuparse tanto. Yo antes me frustraba más, pero de un tiempo a esta parte me he dado cuenta de que la ansiedad por un tema como este no me lleva a ningún sitio, ni a mí ni a mi hija. Así que, después de disfrutar, tanto sola como acompañada de mi pequeña, de la lectura de Lía deja el pañal, solo puedo sentirme feliz y contenta de que existan personas como Anna Estapé y libros como este para hacer que los padres hallemos un camino seguro y sin presiones para la evolución y el crecimiento de nuestros hijos.

¿Has escrito un libro y quieres que lo leamos?

Además, las preciosas e ideales ilustraciones de Arancha Perpiñán que acompañan el texto, harán que vuestros niños y niñas se rían, entiendan y asimilen todos los aspectos que encontramos en esta historia de una forma sana y natural, divertida y saludable.

Y por si fuera poco, al final del libro tenemos una serie de consejos para las familias. Dos páginas llenas de consejos útiles y prácticos, con sentido y repletos de amor y cariño para que nuestros pequeños sean los protagonistas de su propia experiencia. Porque ellos son únicos e inigualables y cada uno tiene un ritmo. ¡No permitáis que nadie os diga lo contrario! 

Deja un comentario