Momo

Momo, de Michael Ende

Momo

Michael Ende es un autor al que en su día descubrí a través de “La historia interminable” (1979), ese magnifico libro en el que me presentó a Bastián y me cautivó con este mundo de fantasía en el que venía a mostrarnos como uno puede quedar atrapado por la literatura.

.
Es posible que muchos de ustedes no leyeran el libro, que naturalmente les recomiendo, pero seguro que casi todos, como yo, vieron la película que sobre él se hizo en 1984, dirigida por Wolfgang Petersen y protagonizada por un jovencísimo Barret Oliver.Pero hoy no vengo a hablarles de ese libro de fantasía, ni de esa película que a mí tanto me gustó, hoy quiero hablarles de ese otro conocidísimo libro titulado “Momo”, y que este autor escribió en 1973, seis años antes de “La historia interminable”, de la que también existe una película dirigida Johannes Schaaf en 1986, pero que yo aun no he visto, y no la he visto porque no podía verla sin haber leído primero este curioso libro, que siempre, y sin motivo alguno, pasé por alto, algo a lo que, como ven, ya he puesto remedio. 

Hay ocasiones que leemos libros de un autor y nos gustan mucho, pero nunca optamos por otras lecturas suyas anteriores, unas veces porque no hemos encontrado otras obras traducidas, otras porque … ¡hay tantos autores!  que queremos dar oportunidad a otros. En fin, que en mi caso jamás me preocupé más de este autor; y no se crean que no había gente que me decía que leyese “Momo”, casi todo el mundo al mi alrededor lo había leído y a mí, como que me daba pereza.

Pero claro, si alguien te lo pone en las manos y te dice que te lo lleves…, ya no hay opción, y si lo lees ya estás atrapado por el libro y te conviertes en un pesado más que dirá a todo el mundo que merece la pena leerlo.

Y eso es lo que hace que hoy esté aquí haciendo esta reseña, pedir a aquellos que no lo hayan leído, que lo lean, que, aunque este libro ganó Premio de Literatura Adolescente de Alemania, no pasa nada si ya no son tan jóvenes, que precisamente por eso entenderán mejor el libro y les enriquecerá más. Quien mejor que un adulto, que ya ha vivido muchos años, para entender lo necesario que es emplear el tiempo en cosas importantes: Estar con la familia, hablar con los amigos en una larga sobremesa, leer, escribir, pasear, reír, soñar… Que ya sabemos que esto no da dinero, eso solo lo da el trabajo (a la gente honrada, claro), pero esas cosas son las que nos darán la felicidad. Y también se, que hay veces que estar mucho con la familia hace que todo el mundo se desquicie, que se enfaden, que se divorcien…, pero es que no se trata de estar, sino de querer estar, ni de oír, sino de escuchar.

Momo, es la protagonista de esta novela, una criatura dulce y feliz, sin pasado, sin familia y sin bienes a los que aferrarse. La niña es especialmente querida por su capacidad para escuchar. Pero a la ciudad llegan “los hombres grises” (nótese que entonces no había mujeres grises, y eso me gusta, ahora ya es otra cosa) un grupo de personas que pretende convencer a la gente de la importancia de ahorrar tiempo.

Ahorrar tiempo… Un día pensé en ello:

daliNos llega la cordura

Nos llega la cordura
la razón
y la sabiduría inmensa
cuando el tiempo nos dice
que ya es tarde
para hacer algo con ella.

Es posible que con esos versos, que escribí en su día, pueda explicar lo que he sentido con su lectura. Adelantar el tiempo de la sabiduría, no ahorrar tiempo para emplearlo en trabajar, ganar dinero y gastarlo, salir de esta rueda en la que nos meten los hombres grises; solo tenemos el tiempo que vivimos y hay que vivir para ser feliz. No ser feliz, como me decía mi querido amigo Alfonso Milián,  es pecado.

.
Descubrir que cuando la gente que nos rodea es feliz nosotros somos más felices, es algo muy parecido a encontrar el sentido de la vida.  Cuando somos capaces de regalar un poco de nuestro tiempo (no a nuestros jefes, claro, jejejje) la vida se nos multiplica.El tiempo y los mercados, los dos problemas de nuestros días, trabajar para consumir, consumo a cambio de felicidad… los hombres de gris han regresado ¡ATENTOS!Susana Hernández

16 pensamientos en “Momo

  1. Yo tampoco he visto la película de Momo. Ni siquiera sabía que existía. Pero haré como tú, primero leer el libro, de hecho es uno de los que tenía programado para leer en el 2012 con mi hijo. Así que ya supondrás que cuando he visto el título del libro que sacabas me haya venido corriendo, jeje.
    Y después de leerte, con ¡poema! incluido, pues que decirte, que encima parece más que recomendado para el tiempo actual. Ya me termino de decidir, y después del que estamos leyendo (el maravilloso viaje de Nils H), empezaremos éste.
    Besicos y a seguir con mucha salud!

  2. Ays, mi libro favorito. Con el que descubrí el verdadero placer de la lectura. Lo leí con doce o trece años y me enamoró. Y curiosamente a mí me pasó al revés que a ti. Leí este libro y no volví a leer nada de este autor hasta hace unos pocos años, que leí por fin La historia interminable. Y hace días terminé con mi hija El secreto de Lena, otra obrita muy recomendable. No llega al encanto de Momo, pero a mi chiqui le encantó. Y tu poema es precioso. Muy adecuado para los sentimientos que despierta el libro. Preciosa reseña.
    Besotes!!!

  3. ¡Que libros más maravillosos! presentados en una reseña preciosa.

    Tenías razón en tu mail, coincidimos bastante en la día.

    Yo quedé enganchada a Ende con La Historia Interminable, casi seguido leí Momo, que me llegó al fondo del corazón y también leí Jojo, aunque este no recuerdo que me dejara tan buen sabor.

    En cuanto a las películas me quedo con Momo. ¿Sabías que Ende renegó de la película de La Historia Interminable? Le entiendo porque a mi me parece que se aleja bastante del libro, en cambio creo que Momo, película, es mucho más fiel.

    Me ha encantado leerte, como siempre.

    Besos.

  4. Pues es un libro perfecto para leerlo y compartirlo con los chavales!

    Espero que hayais disfrutado mucho con ese “Maravilloso viaje” jejej

    Ya nos contarás.

    Tienes razón, creo que yo lo he leído en el momento adecuado.

    Un besico!

  5. Gracias Ana. Tienes razón, hoy será un día completo si nos pasamos por tu blog, otra mirada a los malos tiempos que corren…

    Espero ver la peli cuanto antes, ahora que me dices que es mucho más fiel al libro que “La historia interminable”.

    Yo creo que si nos lo proponemos firmemente podemos acabas con tods estos señores de gris, pero no será fácil.

    Un besico!

  6. Ahhhh Michael Ende…me encantó la Historia Interminable y me encantó Momo…un libro del que se sacan muchas enseñanzas positivas…muy recomendable para todas las edades….no solo para jóvenes…de ese libro aprendemos todos…Buena reseña. Un saludo

  7. cuando estudiaba psicología, para la clase de teoría y técnica de la entrevista, la tarea fue leer este libro de MIchael Ende, a quien yo conocía por “La Historia Interminable”. No entendía cómo para qué, hasta que comencé a leerlo. Momo es una excelente terapeuta precisamente por su capacidad de estar con el otro, de atender lo que dice, de realmente escuchar (y no, como hacemos muchos en la vida diaria, estar oyendo pensando ya en la cabeza lo que vas a responder).
    Fue un libro que me encantó, porque me hizo consciente de lo mucho que roba la prisa esos momentos de la vida que deben disfrutarse con calma, con todos los sentidos, ESTAR Y SER EN EL PRESENTE…esta cabeza es tan difícil de controlar, o vive en el pasado o está imaginando el futuro y rara vez se permite simplemente estar y disfrutar en el AHORA.
    Es un libro maravilloso y me alegro que lo hayas disfrutado tanto, y que la reseña venga acompañada de un poema tuyo es un regalazo. Mil gracias.
    Un beso,
    Ale.

  8. Hace mucho que leí este libro,…y siempre he guardado muy buen recuerdo de él. Me ha encantado leerte…y recordar a través de tus palabras, muchas de las cosas que pensé leyendo el libro. Aparte de que es cierto…los hombre (y hoy también mujeres) grises, están por todos lados. Y a veces somos nosotros mismos. Eso de ahorrar tiempo…para qué?? Ya lo decían en Antes del Amanecer, nadie dice con el tiempo que me ahorrado con el ordenador, voy a pasar unas vacaciones en un monasterio…no tenemos tiempo…Pero espero y deseo que ese tiempo sea robado por los amigos, las risas, la familia, los momentos de soledad elegidos, etc…
    Un palcer leerte!!
    Bss!!!

  9. Muchas gracias Ale!

    Ya decía yo que este libro tiene el valor de darle a cada uno lo que puede sacar de el dependiendo de la edad. Hay veces que parece que han sido los propios hombres grises quienes nos catalogan los libros (este siempre lo ha estado como libro juvenil), quizá para que no los releamos de adultos, es posible que aprendamos demasiado jejejje. Vivir y convivir con el hoy es una sabia forma de encarar la vida.

    Un besico amiga!

  10. Que razón tienes María!!!

    Yo también querría que ese tiempo fuese robado por los amigos, las risas, la familia, y los momentos de soledad elegidos que tanta falta nos hacen para llegar a la reflexión que tanta falta hace hoy.

    Me alegra muchísimo haber compartido este libro con todos vosotros,uno de esos libros que merece la pena leer o haber leído.

    Besicos!

  11. Interesante, sobre todo cuando uno siente que esos hombres grises existen de verdad y están para arruinarnos la vida cotidiana; es difícil pensar que uno debe vivir la vida día a día, cuando no puede salir de ese espiral de hombres grises en la que nos vemos atrapados.

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>