Publicado el

El día más largo del futuro, de Lucas Varela

El día más largo del futuro

Hace ya casi un siglo, los agoreros de turno decían que con la llegada del cine sonoro se iban a echar a perder algunas de las cualidades estéticas del cine mudo. En efecto, era lógico pensar que aquella expresividad vodevilesca de ceños y muecas llevados al límite sería sustituida por la palabra, y que, del mismo modo, ese carácter teatral de la puesta en escena, con una cámara única situada en la cuarta pared pasaría a mejor vida. Quizá entre los talibanes de nuestra época haya algunos que defiendan que la esencia de la novela gráfica debería ser el dibujo, y…

Lee la reseña completa