Publicado el

Libros educativos 9

no-tengo-sueño

Libros educativos para descubrir el mundo 9

libros-educativosCuando se trata de pasarlo bien, nosotros los lectores siempre tenemos la palabra libro en la cabeza. Por numerosas razones creemos, y estamos convencidos de ello, que la literatura nos regala esos ratos de evasión y disfrute que tanto necesitamos. Pero es curioso, cuando se trata de aprender cosas nuevas, también nosotros los lectores, pensamos que los libros son una de las fuentes de inspiración más poderosas que existen. Quizá por eso os traigo hoy estos libros educativos que enseñarán a los más pequeños a descubrir cómo es su mundo, cómo es el mundo de los que habitaron este planeta de locos hace mucho tiempo y que les enseñará un nuevo idioma del que es muy posible que, en un futuro, cuando viajen al extranjero, tengan que echar mano de él para hacerse entender. Creo que por eso decidimos desde muy pequeños que lo nuestro era la lectura. Porque gracias a ella hemos logrado aprender a discernir todo lo que nos rodea y a crecer como seres que intentan entender aquello que llaman mundo y que muchas veces no podemos ponerlo con palabras. Además, hoy os traigo un pequeño regalo: en lugar de nuestras cuatro habituales reseñas, os traigo una más para que tengáis más ideas para regalar, para conocer, y para motivar a todos aquellos niños que tenéis a vuestro alrededor a aficionarse al maravilloso mundo de la lectura.

 

no-tengo-sueñoQuizá una de las primeras cosas que debemos aprender es a irnos a la cama. A deshacer las sábanas,  a apoyar nuestras piernas y a cerrar los ojos para llegar a ese otro mundo que son los sueños. Pero desde que somos pequeños, hay una frase que se repite, igual que el título que aquí os traigo. Esa no es otra que “¡No tengo sueño!”. ¿Recordáis cuando vuestra madre os decía que teníais que ir a la cama y vosotros no queríais? Yo lo recuerdo como si fuera ayer, y es que siempre encontraba muchas otras diversiones a las que atender antes de irme a la cama. Para todos aquellos niños que no quieran irse a dormir, este es uno de esos libros perfectos, con el que verán que después de todo un día de juegos, de todo un día de experiencias nuevas con sus amigos reales e imaginarios, el sueño es un momento único, uno de esos instantes en los que abrazar a los que te rodean y jugar con ellos en otra dimensión, donde probablemente volar con ellos en un cohete rumbo al cielo, mientras deseas un “buenas noches” a todo aquel que te ve desde el suelo. A mí siempre me costaba mucho irme a la cama, pero una vez en el mundo de los sueños, siempre me levantaba a la mañana siguiente contando exaltado todo lo que había hecho con mis amigos cuando los demás no me veían. Una gran aventura, ¿no crééis?

Y muchos de esos amigos que me acompañaban eran animales con los que hablaba, conanimalario los que me comunicaba de mil maneras diferentes. Así es “Animalario”, un libro para aprender quiénes son aquellos seres que se pasean por la realidad, incluso por los sueños, y con los que jugar al escondite y a innumerables juegos. Porque este no es un libro normal y corriente, en realidad ninguno lo es. Si algo he de agradecer a esta edición de Combel es que haya permitido a mi niño interior (y a mi sobrino pequeño) jugar más allá de las simples imágenes que aparecen en él, haciendo que tanto él como yo, entrenáramos nuestra vida, nuestra percepción, y supiéramos poner los nombres de aquellos animales que desconocíamos. Porque muchas veces pensamos que los libros educativos sólo nos tienen que enseñar materias que aprenderíamos en la escuela, y se nos olvida que aquellas primeras palabras que aprendemos gracias a los libros, son tan vitales como aquello que el colegio nos puede hacer saber. Por ello, siempre que tengo ocasión, abro este libro, me siento con mi sobrino al lado, y juego a imaginar animales diferentes, a ponerles nombres, a jugar con las fichas que en su interior nos regalan, para no sólo aprender mucho más, sino además estimular nuestra propia imaginación, tan básica y fundamental, como que el agua es necesario para la vida, sea en el idioma que sea.

i-told-youPorque hay muchos idiomas que nos gustaría aprender. Sin ir más lejos, yo, cuando era pequeño, quería aprender inglés, francés, ruso y japonés. Y mis padres me miraban con una mezcla entre preocupación y alegría, porque su verborreico hijo iba a salirles hablador en millares de idiomas. Más tarde, aprendí las ventajas de centrar mis esfuerzos en un solo idioma, el inglés. Porque no hay que olvidar nunca que, pese a que nuestra lengua materna sea otra, aprender otros idiomas es tan importante como cualquier otra cosa. Así que, encontrar lecturas como “I told you” ayudan a todo niño y padres que intenten inculcarle un nuevo idioma a su pequeño a que empiece a familiarizarse con esas nuevas palabras que, en un futuro, oirá en sus viajes al extranjero, en las clases de inglés del colegio, y le darán la posibilidad de comunicarse con otros que la barrera del lenguaje le había impedido hasta el momento. Y es que es increíble lo que los libros pueden hacer con nosotros, con ellos, con todo el mundo, haciéndonos partícipes de un mundo en compañía de otros que hablan distinto, incluso a veces un poco raro, pero que tienen el mismo sentido de la comunicación que nosotros. Al fin y al cabo, ¿la Historia no se ha creado a través de numerosas lenguas de otros países?

Y así es como llegamos a una parte importante de las lecturas que los niños tendrían quepequena-historia-de-espana ver como obligatorias, como una de esas lecturas que no tendrían que faltar en ninguna de las estanterías de un cuarto. Porque Espasa no sólo ha contribuido con ellos a acercarnos un mundo que aparece en la lejanía como una de esas asignaturas cansadas y aburridas, sino que lo hace desde una perspectiva que todo aquel que creía que la Historia era algo que no tenía demasiado interés, abra los ojos entusiasmado con aquello que nos cuenta, con aquello que nos hace conocer, con aquello que nos hacen descubrir a través de las diferentes épocas que hemos vivido, desde la Prehistoria hasta prácticamente nuestros días, y que en esta “Pequeña historia de España” nos hace abrir los ojos, reírnos, divertirnos, y aprender de cada detalle que aparece en un libro que, como ya he dicho al principio, tendría que ser de obligada lectura, que es necesario, que es imprescindible en un cuarto, en una mente de joven que intenta entenderlo todo, pero al que no le dan los medios acertados para ello. Lo reconozco, si yo hubiera tenido este libro cuando era pequeño, quizá ahora no tendría tanto miedo a la Historia como me la intentaron inculcar mis profesores.

pequeña-historia-de-los-exploradoresPero es que además, no sólo la Historia de nuestro país es importante, sino también aquellos descubrimientos que los exploradores nos han ido enseñando a lo largo de las épocas en la que nuestro mundo se formó y ha seguido avanzando. Y además, esta “Pequeña historia de los exploradores” nos enseña, como no podía ser de otra manera, que muchas veces la realidad es mucho más divertida que la ficción, y que se puede aprender de una manera divertida, amena, tan fresca que jamás perderá esa pátina de aventura que todo niño quiere vivir dentro de un libro. Porque es increíble ver la cara de un chaval que se da cuenta que aquello que está leyendo, que aquel asombroso descubrimiento que algunas personas hicieron hace años, es pura verdad, porque se convierte en una aventura que es probable que él viva en algún momento de su vida, o que por lo menos se sienta parte importante de un nuevo hallazgo. Es la magia de los libros, queridos lectores, que te atraviesan el corazón y el cuerpo entero como éste, y te hace descubrir, en un momento muy rápido, que aprender, que descubrir, se puede hacer entre las páginas de un libro, en el que siempre te sentirás seguro.

Otros libros recomendados

4 comentarios en “Libros educativos 9

  1. Los dos últimos me parecen geniales, no sólo para niños.

    1. Cierto, son estupendos para todas las edades, De hecho, en su contraportada ya pone que son de 9 a 99 años 🙂

  2. Me llaman mucho los tres últimos, que seguro que los disfrutaría mucho con mi peque. Gracias por la info!
    Besotes!!!

    1. Hazte con ellos Margari, no te defraudarán. Además, ya sabes que están siempre disponibles en la librería por si decides tenerlos! 🙂

      Saludos como siempre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *